Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES 25 DE M A í O DE 1971. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 77. diferencia se redujo hasta los 12. Ya, cuando faltaban cuatro minutos para finalizar el encuentro, volvió a entrar en juego Emiliano, y entre él, Buscató y Luyk la ventaja subió de nuevo hasta el tanteo final de 79- 62. Italia, contra lo que pueda pensarse, no ha jugado mal. Su gran fracaso, a nuestro juicio, ha estado en la persona de su seleecionador, Gfiancarlo Primo, que no supo contrarrestar los sistemas de Díaz Miguel, y así sumió a sus jugadores en un mar de confusiones, con continuos cambios y variaciones tácticas, la mayor parte de las veces totalmente erróneas. Luyk, del conjunto español, fue elegido el mejor jugador del Torneo. EQUIPOS: España: Martínez Arroyo (4) Martínez (2) Ramos, Margall (9) Rullán (2) Santillana (l) Emiliano (16) Buscató (11) Luiyk (22) Brabender (12) y Gonzalo Sagi- Vela. Italia: Corno (4) Rusconl, Recalcati (6) Jellini (1) Zanatta (2) Serafmi (2) Meneghini (17) Maborea (9) Bisson (8) Gonelli (8) y Rovati (5) Una vez finalizado este partido se hizo entrega a Italia del Trofeo de la Amistad, por su triunfo global en la competición, y el capitán italiano se lo regaló a Emiliano. En el primer partido de la jornada la selección española de minibasket ganó a la francesa por 38- 13. Destacaron en nuestro conjunto el base Brú y el pivot Iturriagsu- -CAMINO. BALONCESTO FUERTE VICTORIA, 79- 62, DE ESPAÑA SOBRE ITALIA, EN EL TORNEO DE LA AMISTAD La selección nacional realizó uno de los mejores partidos de los últimos años Siena 23. (De nuestro enviado especial. España ha culminado con gran brillantez su gira europea. Este perlplo, que comenzó con la victoria prevista sobre Bélgica, siguió con una derrota ante Rumania en circunstancias harto anormales, tuvo su punto álgido en Israel, donde la selección nacional consiguió su pasaporte para el Campeonato de Europa, que se celebrará en Essen (Alemania Federal) ha terminado en Siena, con un triunfo resonante sobre una de las mejores selecciones del Continente, Italia. Además este triunfo se ha logrado con una ventaja en el marcador de 17 puntos, que dice exactamente la diferencia de juego que existió en el pabellón Mens Sana, de Siena, en la Toscana italiana. Este conjunto de Díaz Miguel es muy posible que haya realizado en este bonito marco el mejor partido en la historia de la selección nacional. No es fácil, no, doblegar a Italia en su propio feudo en un encuentro que siempre estuvo marcado por el signo del dominio hispano. El equipo que entrena Giancarlo Primo está formado, esto parece obvio decirlo, por los mejores jugadores de una Liga que se disputa apasionadamente y que alcanza en calidad el más alto nivel de las que se disputan en Europa. Y ante este equipo compuesto por hombres de la categoría de un Iellinl, de un Recalcati o de un Meneghlni, España ha triunfado plenamente. Para nosotros existe un factor de indudable importancia, culpable, si así se puede decir, de este éxito: la experta mano de Díaz Miguel. Su planteamiento fue modélico. No era fácil que el seleecionador italiano se dejara sorprender, sobre todo después de las numerosas confrontaciones que en los últimos años han enfrentado a los dos países en baloncesto. Y Díaz Miguel pensó con acierto que la única forma de conseguir una pronta ventaja en el marcador era desmantelar el sistema ofensivo italiano. Para ello olvidó de salida su tradicional defensa zonal, y organizó un hombre a hombre que desconcertó al cuadro rival. El quinteto azul no encontraba ángulo de tiro y sus hombres altos se quedaban quietos bajo los aros, sin posibilidad alguna de capturar los rebotes. Sólo así se explica que un jugador de la estatura de 1,94, el badalonense Enrique Margall, superara una y otra vez a uno de los mejores pivots europeos. Diño Meneghini, jugador del Ignis de Várese. M otro pivot italiano, Flaboreta, no podía nunca con Luyk, quien tanto en una zona como en otra, se llevaba la mejor parte en cuanto a encestes y rebotes defensivos. Lo que ayer hizo Brabender no nos sorprendió en absoluto, porque estuvo intachable o, como dijo un alto dirigente del baloncesto español, casi perfecto En el ala izquierda se turnaron los dos veteranos Emiliano y Buscató; salió primero el madridista, porque el seleecionador creyó que su mentalidad defensiva se adapta mejor al mareaje hombre a hombre ya que su equipo practica habitualmente este sistema. Y no se equivocó Díaz Miguel, Emiliano cumplió su cometido con exactitud matemática y, además, volvió a realizar aquéllas entradas bajo canasta cuya patente ostenta por derecho propio. Buscató estuvo realmente colosal. Lo mejor de su actuación, con ser apabullante su capacidad encestadora, fue su labor de organización en la zona. Buscató se situó en el centro del arco y desde allí dirigió oon gran maestría la posición y, movilidad de sus compañeros. Es preciso hablar también del base Juan Martínez Arroyo, que llevó a cabo su mejor partido con la selección. Vicente Ramos, que le sustituyó cuando el jugador del Estudiantes se cargó de personales, flojeó y no precisó los pases, y Juan Martínez cumplió con eficacia en los minutos que estuvo en la cancha. La primera parte finalizó con una clara ventaja española por 45- 26, pero los españoles que nos encontrábamos en el pabellón temíamos la reacción del conjunto Italiano y también el clásico bache que se suele presentar casi siempre mediado el segundo tiempo. Pero empezó este período e Italia, con Recalcati, Zannata, Flaborea, Meneghiná y Blsson en el quinteto inicial, no podía disminuir la ventaja porque la defensa hispana seguía siendo Impecable. En cambio, sucedió que el conjunto español decreció en su ritmo y, de los 24 puntos que llegó a alcanzar en el marcador, la La ilusión se llama Sony el más ligero televisor portátil (se sostiene con un. dedo) SONY SONY SONY SONY SONY SONY SONY sirve en todo sitio pesa sólo 4 kilos y medio con pantalla de 9 con triple control de sensibilidad con altavoz frontal para red y baterías tiene cuatro letras: Pelegación en Madrid: Información y Asistencia Técnica GaMIeo, 55 bajot A tal. 449 72 75