Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABO. DOMINGO 3 DE E N E R O DE 1971. EDICIÓN DE MAÑANA. PAG. SU. corresponden al tercio familiar, siete: tercio sindical, seis, y tercio de entidades. seis. Sus nombres son los siguientes: Tercio familiar. -Don Enrique Villoría Martínez, por el distrito de La Latina; don Jesús Suevos Fernández, por el de Universidad: don José Antonio García Alarilla, por el de Chamberí; don Mariano Alvarez Cuesta, por el de Tetuán; don Carlos Bendito García, por el de Ventas; don Ezequiel Puig Maestro- Amado, por el de Buenavista, y don Manuel Fernández Rodríguez, por el de Vallecas. Tercio sindical. -Don José Planelles, don Constantino Pérez Pillado, don Enríeme Carvajal Gavilanes, don Luis Gil Calvo, don Luis Ferrer Zapata y doña Felisa Martínez Montero. Tercio de entidades. -Por el grupo A, don Enrique Castellanos, don Tuan Tose Miravel del Valle y don Alfonso Canalero Masa; por el grupo B, don Carlos Pérez de Lama, don Manuel del Moral Megido v don Pedro Jiménez González. HABLA EL ALCALDE Mis primeras palabras en esta solemne ocasión van a ser la cordial y prometida respuesta a las pronunciadas por el segundo teniente de alcalde, don Ricardo Villalba, en el último Pleno Municipal, y a las que acaba de decirnos nuestro querido compañero Luis Pérez Hernández. Podría significarse así, de forma tan sencilla, el sentido de continuidad que indefectiblemente debe orientar la difícil, dura y hermosa gestión que el Ayuntamiento tiene encomendada. Habló Ricardo Villalba por sí y t or los compañeros de Corporación que hoy van a ceder sus escaños de este salón, testigo de su incansable quehacer, de su entusiasmada entrega, de su entrañable carino por nuestro Madrid. Nos dijo con cuánta ilusión por acertar habéis servido vuestros cargos, y terminó su emocionado discurso recordándonos unas hermosas palabras de San Pablo, que resumían la entrañable amistad, el sentido de cooperación que ha sido el alma de las realizaciones de esta Corporación Municipal. He querido seguirle en la cita, y para mejor expresaros mis sentimientos d e reconocimiento y gratitud os traigo también unas palabras de Apóstol de las Gentes, en las que he visto compendiada vuestra labor: He participado -decía San Pablo- -en una buena competición, he terminado mi carrera, he conservado la fe Y concluía la deportiva metáfora con la segura esperanza en la corona del triunfo. Vosotros, que habéis participado con vuestro esfuerzo en una tarea difícil, que veis terminada hoy vuestra gestión y que habéis mantenido vuestra fe en Madrid y en su futuro, tenéis asegurado el premio en la estimación de nuestros conciudadanos, en la gratitud con que el noble pueblo madrileño paga siempre a los que por el bienestar y progreso de la Villa se afanaron. A continuación, don Carlos Arias Navarro hizo recapitulación de los resultados de la gestión- -que calificó de discreta y limitada- -y agregó que todos podían sentirse tranquilos v justificados por el empleo que se dio a los contados talentos, pero que, sin embargo, no podían sentirse en manera alguna satisfechos. Los graves problemas que Madrid tiene planteados- -recalcó- -están presentes y forzosamente la nueva Corporación y las siguientes habrán de esgrimirlos como bandera para entregarse a una batalla que, por difícil, resulta más atrayente, pero que iamás podrá ganarse si no contamos con la comprensión y amplia ayuda del Gobierno. Para poder enfrentarse con acierto y seguridad a tan difícil realidad necesita en primer lugar el Ayuntamiento revisar sus estructuras. Las actuales resultan totalmente inadecuadas e inservibles. Si la ley de Régimen Especial pudo en su día ser estimable, aunque tímida expresión del propósito del Gobierno de dotar a las grandes ciudades de normas peculiares, hoy, por la fuerza de los acontecimientos, ha sido ampliamente rebasada, y el Avuntamiento se ve inerme, indefensas su competencia y autoridad y exhausta una Hacienda que necesita de vigorosos refuerzos si queremos acometer la gran empresa que Madrid tan imperiosamente reclama. Tenemos muy fundadas esperanzas en las anunciadas revisiones de la ley del Suelo y de la Administración Local. El señor Arias Navarro termino diciendo: Aunque es grave el peso que desde hoy cargáis sobre vuestros hombros no puedo pediros con el poeta latino que penséis largamente qué es lo crae pueden soportar, qué es lo que no pueden sobrellevar En vez de una larga meditación vo os pido crue meditéis intensamente para poner con urgencia las manos en la tarea i tfr de te Población española reside en esta gran ciudad. A continuación, el señor Garicano Goñi señaló la prioritaria atención que merece la dudad capital de la nación, así como el ingente esfuerzo necesario para afrontar las soluciones. De la intensa labor que viene llevando a cabo en estos últimos años la Corporación municipal madrileña- -dijo- -son testimonio visible y tangible las obras efectuadas. Pero de las numerosas realizaciones quiero destacar muy singularmente dos: las de vialidad pública y las de ajardinainiento. Un problema que no admitía demora, el de la circulación rodada, con características de tanta gravedad, que en algunos momentos y lugares, llegó a amenazar de colapso a zonas enteras de la ciudad, se ha visto sensiblemente aliviado y canalizado por las adaptaciones de la red viaria; entre ellas, sin duda, el máximo logro corresponde a los pasos a diferente nivel, solución indiscutible e indiscutida y que, evidentemente, habrá de ser aplicada dentro de la atinada orientación con que se ha procedido a su enfoque. LAS ZONAS VERDES Dijo el ministro de la Gobernación que una insuficiencia que se achacaba con rara unanimidad a Madrid era la falta de zonas verdes dentro del núcleo urbana. Tal insuficiencia derivaba indudablemente de viejos errores en la concepción urbanística del desarrollo de la ciudad y de un afán de aprovechamiento económico total de las superficies urbanizadas. La creación casi intnterruvipida de nuevos parques y zonas ajardinadas- -señaló el señor Garicano Gofa- de la que es brillante muestra el recientemente inaugurado en el antiguo Cuartel de la Montaña, viene constituyendo no sólo una realización certera, sino todo un ejemplo a seguir para lo futuro; esos auténticos pulmones de la ciudad y de sus distintos barrios son tanto más necesarios cuanto la contaminación atmosférica viene degradando progresivamente la respirábilidad del aire de nuestra ciudad. ADIÓS Y BIENVENIDA A la hora de la despedida a los que se van, el ministro informó que no le era posible citar a todos, pero que su gratitud quisiera polarizarla en la ilustre figura del general Villalba. Una limpia y brillante historia militar se ha visto entroncada- -dijo- -ton una destacada actuación municipal, que personalmente pude conocer durante el tiempo en que juntos laboramos en las tareas rectoras del Canal de Isabel II. A él y a todos los que cesan el cordial agradecimiento del Ministerio de la Gobernación, siempre alentó a las necesidades de Madrid. A los 0 te llegáis mi cordial bienvenida y una consigna: trabajad con entusiasmo. Los proVientas de desarrollo de una aglomeración vthana, que hoy cuenta con tres millones de habitantes, pero que en el período no demasiado larqo de unos treinta años puede llegar a triplicar su población, se os han de aparecer aplastantes, casi inabordables ca las limitados medios con que cabe contar. No importa. Tened fe en vosotros mismos, en los compañeros ya experimentados y con los que vais a formar equipo, en los pensionarios que han de servir a vuestras érdenes, en la colaboración de las distintas esferas y ramos de la Administración, y en íí mismo pueblo madrileño. Por último, a todas- -a quienes os vais, a quienes permanecéis y a quienes venís- -mi saludo más cordial y mi reconocimiento por vuestro estáritu de servicio. TURAN SUS CARGOS LOS NUEVOS CONCEJALES Con arreglo a la fórmula que reseñamos s! comienzo de esta información, los 19 nuevos cotic iales fueroft iurando sus careros. Los hombres que ayer efectuaron el relevo ORTEGA Y GASSET. 25 SERRANO. 3 CONDE DE PEÑALVER. 30 y también en ALMACENES TORRIJOS CONDE DE PERALVER. 30 LOS TRES TENIENTES DE ALCALDE La Corporación en Pleno, integrada ya. por el nuevo equipo- -los cesantes habían abandonado con anterioridad el salón de sesiones- -acordó, a propuesta de! alcalde, designar nuevos tenientes de alcalde a los siguientes conceiales: Primer teniente de alcalde, don Tesús Suevos Fernández: segundo teniente de alcalde, don Constantino Pérez Pillado: tercer teniente de alcalde, don Manuel de Moral Megido. Para ocupar las cuatro vacantes producidas en la Comisión municipal de srobierno