Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABO. DOMINGO 22 DE NOVIEMBRE DE 1910. EDICIÓN DE LA MASAMA. PAG. LAS NOVEDADES DE LA SEMANA A las once de la mañana de hoy proseguirán, en el teatro de la Zarsuela, las representaciones de El misterio de la nube roja de Juan Martín Gómez, dirigida por Encarnita Sánchez, en el cielo de teatro infantil que dio comienzo ayer tarde en dicho teatro, con él estreno de Payasín y sus amigos dirigido por Eduardo Sánchez Toral, y patrocinado por la Dirección General de Cultura Popular y Espectáculos. Igualmente, en la tarde de hoy, a las seis y media, en él Colegio Mayor Alfonso el Sabio, el teatro- estudio Ditirambo presentará Sabbat creación colectiva do carácter experimental, basado en Las brujas de Salem de Arthur Miller. Mañana, a las doce y media, en la iglesia de San Sebastián, el funeral por los fallecidos de la Congregación de Nuestra Señora de la Novena, Patrona de los actores españoles. Por la tarde, a las siete y media, en el saloncillo del teatro español, don Joaquín de Estrambasaguas disertará sobre Las adopciones teatrales de los clásicos primera del 11 Ciclo de Conferencias, iniciado en este mismo local la temporada anterior. El martes, gran solemnidad con la inauguración de la temporada oficial del teatro María Guerrero, bajo la dirección de José Luis Alonso, con el estreno de la obra de don Ramón del Valle- Inclán Romance de lobos apertura y estreno cuya demora ha despertado no poca curiosidad, interés y expectación. A la misma hora, él teatro Martin acogerá en su popular escenario la nueva versión que Luis Tejedor ha realizado de la veterana revista de Lozano, Marino y él inolvidable maestro Alonso Las castigadoras con la presentación en Madrid de la vedette Carmen Valenzzi. Antes, a las siete y media de la tarde, don José María Fernán inaugurará él curso 1970- 71 de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles, que sostiene el Instituto Cervantes. La mañana del miércoles tendrá lugar en el Palacio de Congresos y Exposiciones la apertura de la exposición, patrocinada por la Dirección General de Cultura Popular y Espectáculos, España 1940- 70 vista por Gyenes que, entre otros muchos importantes documentos gráficos, comprende interesantes fotografías sobre ballet teatro y figuras eminentes de la escena nacional. A las ocho de la tarde de ese día, en la Casa de América, tendrá lugar el primer cielo de Teatro de Calle Él jueves, 26, por la noche, el teatro de la Comedia celebra las cien primeras representaciones de Cuatro historias de alquiler función que los señores Closas y Escudero ofrecen en honor y beneficio de los ancianos artistas y escritores acogidos en el Instituto Cervantes. JM SM ÜJi- i, LA PUYA VACIA DE JAIME SALOM, EN EL TEATRO LARA Manuel Dlcenta, Silvia Tortosa, Queta Claver y Arturo Fernández Teatro Lara. Título: ¿La playa vacía Autor: Jaime Salom. Director: Alberto Closas. Intérpretes: Arturo Fernández, Queta Claver. Manuel Dícenta y Silvia Tortosa. Decorado: Mampaso. ¿Qué ocurre en esta nueva, comedia dé Jaime Salom titulada La playa vacía Exteriormente, casi nada. Un verano que termina. Los últimos turistas que se alejan. Una mujer que teme a su soledad y que logra que la acompañe, durante el largo, tibio invierno, el mozo aue ha cuidado su playa, que ha dado ilusión y placer, sólo a cambio de dinero, a las turistas de los más diversos países. Y en la soledad en la que la angustia de vivir y la egoísta complacencia indiferente se forjan una ilusión de comunicación y compañía, aparece la Muerte. Esa joven que el mar arroja, inerte, desnuda, fría, a la playa, se llama Tana porque su nombre es ira apócope, una sutil elipsis del nombre de la Muerte: Tanates. Tana es algo más que la Muerte, entendida a la medieval manera. Tana es la muerte de Victoria. La muerte que Victoria presiente, que rechaza, pero que no puede eludir, porque es. con inexorable precisión, su propia muerte. Es decir, una muerte a lo Ktlke, La que cada uno lleva, amamanta, cobija dentro de sí. La playa vacía es, pues, la historia dramática de uiia lenta, angustiosa, prolongada e ineludible agonía. La agonía de Victoria. Una mujer sola, refugiada en la evocación constante de su niñez, fugitiva del recuerdo de su propia vida, que busca en Pablo no el placer, sino la compañía, la ilusión de una comunicación, de un intercambio que no existen, que son imposibles, algunos estrenistas hablaban en el entreacto de Alejandro Casona. Craso error. Hay casi un siglo de distancia entre está Muerte que Salom trae a escena y la Muerte que Casona levanta, anima en su Dama del alba Esta proviene directamente de Maeterlinck. La de Jaime Salom- -ya se lia dicho- -es de raíz rilkeana. No viene de fuera, sino que viene de dentro del ser de Victoria. Ha nacido en ella y la acompaña en su crecimiento hasta el cumplimiento del definitivo destino. Lo que nos recuerda esta bella pieza poética y existencial de Jaime Salom es a la espléndida, honda, bellísima trilogía de Azorín, Lo invisible aue fue estúpidamente incoinprendida en su tiempo por este público nuestro, al parecer, inevitable y eternamente desfasado. Entre la filosofía de Maeterlinck y la de Azorín, Jaime Salom atisba con fina lupa poética la presencia de la muerte, fría y amarga, en el cálido y salado ámbito solar de nuestras vacaciones, de nuestros placeres. Todo lo que la Muerte tiene de mito se instala en la playa, que el otoño ha dejado vacía, entre dos vidas firmemente apoyadas en hechos y palabras: la de Victoria, espantada áe su fugacidad, fugitiva de su destino, y ía ñe Pablo, que es el más simple y directo hedonismo de un pueblo que vende su sol y su placer, E! determínistao resulta evidente y da un tono pesimista al poema de agonía que viene a ser esta t In o ti, na XB gur Gerona) 23. Les restos mortae Oarmr. n Ar iaya han sido traslada j el ea ro orio íiiHttiei- al d. e es- s í hs, a C. v- torc e? ao ics recluí- Calle GAZTAMBIDE, semíesquina al mismo chaflán de Cea- Bermútíez, 57; extraordinario local exento contribución, 244 metros diáfanos aproximados, servicios sanitarios, deaor do, extractor humos, etc. Es local especitóshno para erfetsría o eualnuj? T otro iingceio. Cinco millones último n sr; o Amplias facilidades. Completísima E? Gaya, 58,