Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DESCUBRIDOR DE NADA Y OTROS CUENTOS (Viene de la pág. 3 de Mirador. que na la quería. Hoy nos habíamos citado, no ha volido y estoy soñando que la quiero... (pág. 29) El panteísmo, la ironía, la evocación de la infancia, el mando de los sueños, la angustia del tiempo inaprehensible, el goce de la luz, las imágenes senseriales, son otees tantos ingredientes de estos mentes miniaturistas y exactos, tensos e intensos pese a se brevedad. Mientras cae la novia lo podría haber escrito cmaiqnier escritor anglosajón dado al íntñnismo. La inanidad de la vida de Mrs. Sforton, abarrida y solitaria, rememorando el ayer en ana vieja foto de sn marido y envidiosa de una inventad toe no comprende, dice en paras páginas cuanto en atrás manos seria materia de toda ana novela. Aguí surge otra vez el drama personal, callado, que no llega a producirse. Sí se produce, mas también en silencio, pausadamente, en la aventura grotesca de Mathías, el fundador de la religión Todo consistente en nada más ígneo genitivo sajón y cuyo templo acaba convertido en saloncito comedor, con el fin de poner fin a los abasos de quienes en lugar de ir allí a orar y fundirse con el Tode, van a calentarse y comer sandwiches. Des cuentos de tema ínftmtii, notables por su construcción esmerada y su simbolismo: Yeyo Fumba y José I Yeyo Pamba, el niño aue estadía para pacificador, como un Mr. Gunnar Jarring cualquiera, constituye una llamada a la hermandad y la concordia; José I se aplica para ser en su día rey de las ranas. Relato irónico y tierno, de ambiente escolar, concluye con vn esguince en qne el profesor Con Boy comprende que su educando Hornero ha intuido la conveniencia de aullar con les lobos y ser masa antes que individualidad. Ahora bien, tal vez el cuenta más destilado del volumen sea Señor Otada, CSencias -años ha publicada en La Estafeta Literaria donde un vieja y sesudo profescr- -repentinamente, inesperadamente- -manda al diablo su seriedad profesoral de toda la vida para lanzarse por el por la pendiente ds la ca briola y la zapateta, essaleras abajo. resultado es légico: El señor Otada se rompió una pierna y se hizo heridas en la cabeza y un biaza (pág. 61) Primores de io vulgar, cabría decir azolínianamente. Medardo Fraile, cuentista primoroso, da vida, sentido y poesía a lo más cotidiano, lo más nimio y fugaz. Esta virtud entraña también ana limitación; el deseo de no salirse de un mondo pequeño y medido, palero y regalar como el césped inglés. Deseamos que el cuentista se aplique en el futuro a tareas de mayor empeño. Hoy por hoy, se mantiene en virtuoso del tono menor. Pero hay más verdades que las verdades de la técnica miniaturista. Antonio IGLESIAS LAGUNA ANTENA Recientemente fue galardonado con el premio Montaigne el gran poeta catalán Salvador Esprín, el más importante de la poesía catalana y uno de los mayores creadores de la literatura española contemporánea. En unas declaraciones a ¡a Prensa de Barcelona manifestó que es uno de los escritores europeos que menos dinero ha ganado con su obra de creación, añadiendo además que él, desde hace ya muchos años, ha tenido que dedicarse a toda clase de trabajos burocráticos para poder vivir. EL PODER DE LA BANCA EN ESPAÑA i Viene de la pág. 4 de Mirador. ción o unanimidad mientras que en nn 16,2 por 100 ss habla sólo de ampie aprobación Y si se descuentan las Juntas en las que no se dio noticia de cómo se adoptaron los acuerdo? (14 por 190) se tiene que en el 80,4 por 100 de los casos las propuestas ds los Consejos fueron aprobadas por aclamación o unanimidad, hecho qn 3 revela la escasa paríicipaj- icTi. la ausencia de discusión e. i las asambleas de auténtica libertad en las votaidocies, así como el ñola poder de la gran mayoría de los socios. Por último, la especifica estructuración rsal de los campes en los que operan la Banca oficial y la privada señalan, en orden a la rentabilidad, un claro predominio de ésta. Se deja para la Banca oficia la atención de aquellas necesidades que por su mismo planteamiento están condenada a un probable fracaso Pero lo grave no es eso. Lo verdaderamente grave es que la Banca oficial no pre- rita ningún tipo de competencia a la Banca privada, menos por motivos politices, sino que se írufiüra doblemente drerrimiaada, ya que. por ana parte, no está autorizada para la constitución de depósitos, con lo que las coríapi- a; de carácter institucional para- u expansión- un decisivas, en especial si se tienej en reñía las posibilidadss de crecimiento de la Bjaca privada, prácticamente ilimita- da- y. por otra, ha de dedicar sus créditos a sector: e induslrias que si biifi son actividades deprimida. ilán tn mucho- raso? ampliamente domi- nadas o controladas por la Banca privada. Da idéntica forma las empresas públicas, lejos de perseguir los fines antimonopolistas con que fueron creadas, acaban por ser absorbidas por los intereses privados. Se dice que la Banc 3 privada se orienta a sostener los intereses económicos de sus grupos financieros, guiada por el afáa d? l lucro y bajo criterios es ictamestte económicos En el extremo opuesto se M tiene que la Banca oficial financia actividades económica? denriqüdas y bajo criterios fundamentalmente pinicos. Efectivamente, la Banca oficia se mu 2 ve por criterios políticos, pero estos criterios políticos están, la mayoría de! as veces, íntimamente vinculados a los interesen económicos de la Banca privada. Por todo ello se puede afirmar que las líneas gen. raleque definen las política financiera de la Banca oficial no son opuesto? a aquella que presiden la concesión de créditos de las entidades privadas, sino, ai contrario, práctiramenie suhsi diaria? fia estas condicione- no puede extrañar que las entidades oficiales de crédito no huyan funrioAndo de manera adecuada y? e hayan HÍsntado bacía actividades consideradas prioritarias -siderurgia, minería, etc. -que, generalmente, encubren subvenciones a sector? improductivos. Con esta política, las entidad: oficiales de crédito se integran plenamente en los mecanismos monopolista- impuí- t; -por la llamada iniciativa privada tapando los huecos que el sistema produce. listo no es todo, El libro de Juan Muñoz supone, en- u intención y desarrollo, cu- iin ya hemos dicho, moa clara crítica al- iílema bancario español. Y si desde muchas perspectiva es rebatible, no es lícito dudar que, dísde otros muchos ángulos también, es digno de meditación. Del enemigo, vi con? ejo. José María RL 1 Z G 4 LLARD 3 N Victoria Armesto, escritora y periodista coruñesa, esposa de Augusto Assia, que obtuvo hace poco el premio Pedrón d Ouro por su libro Galicia feudal ha sido laureada de nuevo, esta vez por el Centro Gallego de Buenos Aires, con el premio Concepción Arenal, instituido con motivo del 150 aniversario del nacimiento de la gran pensadora ferrolana por la serie de artículos publicados en La Voz de Galicia por Victoria Armesto sobre la vida y la obra de Concepción Arenal. Victoria Armesto, premio Concepción Arenal.