Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A R C. V I E R N E S 5 DE J U N I O DE 1970. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 81. CORRIDA DE BEIEFICENCIA ECO ROMÁNTICO DE PACO CAMINO Plaza de toros de Madrid. Seis toros Ae don Juan Pedro Doviecq, don Carlos Urquijo; don Eduardo Miura, Hijos de Pablo Romero, don Joaquín Buendía y Herederos de don Manuel Arranz, para Paco Camino. S. E. el Jefe del Estado, acompañado de su esposa, doña Carmen Polo de Franco, asistió a la corrida, siendo recibidos y despedidos con entusiastas y prolongadas ovaciones. Paco Camino es un hombre muy de hoy. Probablemente no tiene idea de lo que fue el romanticismo, de que hubo un tiempo. no demasiado lejano, en el que se vivía románticamente, lo que equivalía a conceder importancia a bastantes cosas que muchas de ellas no reportaban provecho aparente. Por ejemplo: los suspiros de la mujer amada. Los románticos la tenían tomada con los suspiros. En cuanto veían a la amada con semblante risueño, le preguntaban muy alarmados: ¿Qué te pasa? ¿Ya no me quieres? Estás tan contenta que sospecho que quieres a otro. La amada se ponía seria. Suspiraba. Y suspiraba al pensar: ¡Qué pedazo de idiota es este pelmazo! El pelmazo, al percibir el suspiro, se alborotaba: ¡Oh. sí, perdóname, sol de mis días, el oírte suspirar es la señal de que tu cariño comprende al mío. que somos el uno para el otro hasta más allá de la tumba! La tumba, los suspiros, las láIsidro. No se llega a un acuerdo. El picor no cede. Aumenta su intensidad. Paco Camino se ofrece a torear los seis toros en la corrida de Beneficencia. ¿Dinero? La desazón romántica se impone. Nada de dinero. Gratuitamente, para que la corrida sea realmente de beneficencia. ¿Toros? Seis de seis vacadas. ¿Cuáles? Las de más abolengo, las de mayor antigüedad. Juan Pedro Domecq, con hierro de Veragua y antigüedad de 1790. La de Carlos Urquijo, los antiguos murubes, 1848; Miura, 1849; Pablo Romero, 1888. Joaouín Buendía, antes Santa Coloma, 1908. Y la más moderna, la de los H e r e d e r o s de don Manuel An- anz, 1928. E te cartel se lanza a los vientos de la puoucidad. Ha terminado hace unos días la feria de San Isidro. En ella hubo de te do. Toros y toritos. Toreros y sucedáneo Paco Camino, que es un torero, queó fuera. Tampoco fue a la feria de Sevillí ¿Qué le pasa a Paco Camino? Ni él mism lo sabía. La picadura del insecto román tico no la notó cuando se produjo. No dej rastro en su piel. El veneno del romanticismo se asienta insensiblemente en su áni mo. Animo de hombre de hoy. Pero a s alma, a su pensamiento, a su intenciói había llegado un eco romántico, el eco 6. unas palabras que decían: Torea seis teros en Madrid. Es un gesto de ayer, c cuando los toreros eran románticos y an siaban suspiros de amantes y hazañas par provocarlos. Mata seis toros gratis a bene fício del Hospital Provincial. Torea se; toros, no para el público, para ti, para ti satisfacción de torero, para los amante de suspiros. Queda señalada la fecha. Jueves 4 de junio de 1970. A las diez de la mañana del miércole; acudo a la calle de la Victoria. A esa horc Olivetti Copia II reprográfico su oficina Copia para usted cuantas copias necesite. Copia rápido, copia siempre, copia todo, y sobre todo, copia al mínimo coste. Toda la tarde nos regaló Paco Camino con cientos de detalles como éste; todos torerisimos grimas, el dolorido sentir y otras zarandajas de este jaez constituían el encanto romántico. El dinero se despreciaba o poco menos. Se cotizaba la melancolía, la tristeza. Entusiasmaban los disgustos. Paco C a m i n o posiblemente desconoce todo esto. Es un hombre muy de hoy. Eligió la profesión de torero. Ha triunfado en ella. Ha recolectado laureles y dinero. Está en las doradas cimas de la torería. Pero el romanticismo es un diablillo enredador que de vez en cuando hace una de las suyas. El romanticismo es como el picotazo de un insecto que inocula en la picadura un veneno inofensivo, aunque virulento en las consecuencias del picotazo. A Paco Camino le entró la comezón de torear seis toros en Madrid. Hace unas temporadas se malogró el intento. En esta de 1970 el desasosiego del apetito de torearlos se recrudeció. Se ofrece a la empresa para realizar BU acuciante propósito en la feria de San La Olivetti Copia ¡05 es un copiadora de proceso electrostátic directo que proporciona copi; de excelente calida le cualquier tipo de originaK secas e inalterable que reproducen todos los colorí Es la máquina ide; en cualquier secretar: mes para miilíiplicaí Olivetti Copia 105 la informador HISPANO OLIVETTI, S. A. Sucursales y Concesionarios en toda Espaf