Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABO. M I É R C O L E S 1 PE ABRIL DE 1970. EDICIÓN PE LA MAÑANA. PAG. T 5 INFORMACIONES TEATRALES OLIVIA DE TERENCE RATTIGAN, EN EL TEATRO CLUB Emilio Gutiérrez Caba, Manuel Collado y Julia Gutiérrez Caba Teatro Club. Título: Olivia Autor: Terence Battigan. Traducción: Manuel Collado Alvarez, que asume la dirección, intérpretes: Julia Gutierres Cata, Manuel Collado, Sosa Girón, María Camino Delgado, Emilio Gutiérrez Cada y Rosa Fontana. Decorados: Emilio Burgos. Tal vez desde el lejano estreno de El príncipe durmiente que constituyó para el público de Madrid la revelación, injustamente tardía de una gran actriz, Amelia de la Torre, el nombre de Terence Rattigan goza, de gran prestigio ante nuestro público. El escritor inglés al que no es fácil encontrar representado por más de media docena de líneas en las historias generales del teatro europeo, es, pese a ese minimizador tratamiento, un agudo buceador de caracteres, un fino descubridor de psicologías, un buen retratista de cierta sociedad europea que declina o, mejor, que está ya en trance de desaparición. Mesas separadas es uno de los dibujos más penetrantes, de trazo más hiriente que de esa sociedad de solitarios, de frustrados que ocultan su fracaso, se ha hecho en estos últimos cuarenta años. Sólo alguna comedia corta extremadamente cruel de Tennessee Williams puede igualarle en penetración y dureza. Olivia es una historia de plena actualidad. Hay en ella una suave crítica de la falta de permeabilidad de una sociedad rígida, acartonada, ante la situación de seres disconformes con las reglas al uso, pero que necesitan, que aspiran a realizarse en una vida plena de autenticidad sentimental, y al mismo tiempo una sonriente sátira contra ese problema generacional que ahora se nos antoja nuevo, sólo porque es más estridente, dando al olvido que en la muy larga historia de la Humanidad las épocas de pacífica sucesión y las épocas de ruptura se han sucedido con impasibilidad admirabíe. Olivia, viuda y enamorada de un hombre importante con el que ha formado un hogar en espera de que el matrimonio anterior de su enamorado se resuelva, se ve obligada a optar entre ese amor y el de su hijo, joven contestatario como afeora se flice- -impugnador resultaría mejor dicho- El conflicto está ahí. Es doble. ¿Cómo responder a la sociedad? ¿Cómo a ios hijos? La solución que nos permite vislumbrar el dramaturgo es satisfactoria, fácil, evasiva. Pero la comedia es fina de trazo, rica de Malogro y está bien, hábilmente traducida. Julia Gutiérrez Caba encuentra en Olivia un papel a su medida. Su interpretación es un alarde de finura expresiva, de ternura, de sinceridad. Un gran trabajo de actriz en plenitud. Manuel Collado la acompaña con precisión, con finura, con eficacia. Emilio Gutiérrez Caba denota el buen efecto sobre él de una dirección que le contiene. Está mejor que en sus actuaciones anteriores. Exactas en sus cometidos secundarios, María Camino Delgado, Rosa Girón y Rosa Fontana. Bonitos los decorados de Burgos. Precisa y suave la dirección. Así resulta Olivia típica pieza de bulevar, un espectáculo atractivo, sonriente, con una trascendencia psicológica y social que pasa inadvertida. Hasta que uno se para a pensar. -Lorenzo LÓPEZ SANCHO. FELIZ CUMPLEAÑOS EN EL TALIA DE BARCELONA Barcelona 31. (De nuestra Redacción. José Luis Alonso, no pudiendo ofrecer al público barcelonés, que tanto le distingue y estima, el estreno de El círculo de tiza caucasiano de Bertold Brecht, a causa de su reciente enfermedad, que todavía le retrasa en sus actividades, ha querido obsequiarnos con un regalo de Pascua de menos envergadura, pero de simpática y amable diversión. Se llama Feliz cumpleaños y es original dü Anita Loos, la famosa autora de Los caballeros las prefieren rubias (que no deja de ser una opinión personal que el cronista no comparte) Obra frivola, intrascendente y sin ninguna pretensión literaria, necesitaba para su triunfo una intérprete de la agilidad artística y talento expresivo de Irene Gutiérrez Caba, que sin moverse un momento de la escena durante los dos actos dice, canta, baila, gesticula y expresa los más diversos sentimientos anímicos y físicos con una maestría v precisión prodigiosa. De ella y en ella estriba el éxito obtenido en el teatro Talía, lleno hasta el techo al solo conjuro de los nombres de Irene y de Alonso. Junto a ellos apuntamos los de Asunción Montijano, Maribel Curet, Pilar Montoya, Angela María Torres, Consuelo Lozano. Teresa Gisbert, Ana Ortiz, Julia López P. Moreno, Paquita Gómez y los de Modesto Blanch, Carlos David. Luis Zorita, Joaquín Germán, Miguel Granizo, José Martín, Fernando Bronchud y Gregorio Alonso, muy bien dirigidos por Rafael Richart, al que también se deben los afortunados bocetos. Vale hacer constar el aplauso a la pareja de bailarines Ana y Manuel, así como al lujoso decorado y original luminotecnia. En fin, lo que se dice un bonito regalo de Pascuas. -P. VILA SAN- JUAN. ESTRENO EN ESPAÑA DE LA MAMMA DE ROUSSIN, POR MART CARRILLO Anoche, en el teatro Barcelona, la compañía de Comedias, a cuyo frente figura la notable primera actriz Mary Carrillo, estrenó La mamma de André Roussin. en cuidada e inteligente versión española de Jesús María de Arozamena. Aunque con varios años de retraso- -desde que Roussin la teatralizara tomando el argumento de la novela de Brancatti El bello Antonio la comedia ofrece un ambiente moderno, y su problema fundamental- -psiconalítico- -es de una actualidad corriente en nuestros días. Bien escrita, con pensamientos acertados v su poquito de filosofía religiosa preconciliar. La mamma es obra literaria de dignidad artística que junta al carácter dominante de la mujer siciliana, jefe de familia, otros aspectos que sutilmente se deslizan a través de un diálogo fino, irónico e Intencionado con sus ribetes de sociología y moral. Mary Carrillo, dominando perfectamente el papel de protagonista hasta en sus más leves gestos, realiza una interpretación de altura artística francamente notable y mereció varias ovaciones durante su actuación. Me pareció magnífico de ponderación, seriedad y justeza, en el personaje de Gildo, Pedro Hurtado. Los demás intérpretes, José María Guillen, Marivi Meseguer. Angela Montenegro, Ángel Calero, Sancho Gracia, María Luisa San José v Emilio Menéndez, muy ajustados en sus respectivos cometidos, bajo la buena dirección de Ángel Fernández Montesinos. El decorado, de Emilio Burgos, muy adecuado. El público acogió la obra con agrado y el telón se levantó varias veces al finalizar los dos actos, insistiendo los aplausos al terminar la obra, dedicando especial ovación a Mary Carrillo, -P. V. S. -J. MARTÍNEZ SORIA ASEGURA QUE HABRÁ UN NUEVO TAMA Un nuevo teatro barcelonés va a desaparecer en breve plazo. Se trata del Talía, reconstruido hace unos años por el actor Paco Martínez Soria sobre el solar donde existía un viejo looal de espectáculos, en el Paralelo. Al parecer, según Cifra, el teatro será derribado, para oue en el mismo terreno