Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M A R T E S 30 DE DICIEMBRE DE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 65. MÚSICA hasta qué punto resulta excepcional, por distinto, atractivo, lleno de carácter y de espíritu, el programa que Willi Boskowsky dirige a los filarmónicos vieneses y aue se integra por valses, polcas, pizzicatos y galops con base en la dinastía de los Strauss. Para ellos no es preciso insistir en el rango de verdadero acontecimiento que la visita del gran violinista, en funciones de director y solista él mismo, realizará con un gran equipo de profesores de la capital austríaca para desarrollar dos programas en el Auditórium de Palma de Mallorca. Desde el Beethoven de Karajan o el Brahms de Boehm, desde los conciertos normales de la más alta calidad interpretativa, pasamos a estos dos programas que los próximos días 3 y 4 nos acercarán al mundo amable, intrascendente, pero encantador, perfecto en la adecuación de medios afines de estas músicas que sólo alcanzan su más perfecta reproducción cuando son tocadas por vieneses. En el paréntesis breve de la actividad musical que cubre todo el curso, el regalo no puede ser más seductor. Viena en Mallorca en el slogan resulta muy atrayente. -A. F. -C. Interminables ovaciones para Montserrat Caballé, James McCracken y Peter GIossop Barcelona 29. (Crónica por telex de hermosísima voz. redonda, timbrada, fácil, nuestro critico musical. Llega la tempo- segura y brillante. Voz que corresponde rada liceísta del curso 63- 70 a su primera a uno de los mejores barítonos de nuesmitad. En olor de multitud. Pocas veces tros días. en todos estos años he respirado un clima El público, ya se dijo, reaccionó con de adhesión más general y nunca he alegría y entusiasmo. ¿Cuántas veces se asistido a un tan unánime, entusiasta, jubi- descorrió la cortina? ¿Quizá cien, a lo loso e interminable premio como el diri- largo de todos los actos? ¿Más, menos? mido en la representación de Otello Muchísimas, en cualquier caso, y coreadas primera que el crítico presencia del actual todas por un orfeón de encendidas adheciclo. Todo ello muy justificado, hasta el siones, ya colectivas, ya individualizadas, punto de que no parece posible mejorar cuando saludaron, una tras otra, las fien el presente una edición de tan altísimo guras. Gran representación, que añade un relieve. Con la base de una dirección es- nuevo entorchado a las del Liceo, él teacénica sin especiales características reno- tro al que todos los españoles debemos vadoras, pero muy pulcra y ordenada, que la continuidad y permanencia en él mapa se debe a Irving Guttman y otra vibran- lírico del orbe, como único representante, te, desbordada en el fervor, la atención a ininterrumpido en la acción de muchos la brillantez, quizá un poco excesiva por años, del que se dispone en nuestro país. -viveza de los tempos con mengua de la Antonio FERNANDEZ- CID. FESTIVALES DE CANCIONES INFANTIhondura y la expresividad, pero de conLES Y NAVIDEÑAS tagioso impulso y nervio, virtudes con las VIENA, EN PALMA DE MALLORCA Hospitalet de Llobregat (Barcelona) 29. que Antón Guadagno logró el rendimiento Quienes conocen el concierto que a tra- Una canción muy propia de la década dS mayor que puede alcanzarse de los coros y astronauta la orquesta estables, se forjaron los sopor- vés de Eurovislón ofrece en la mañana los setenta Voldría ser ha ganado el qu ¿cuarde Año Nuevo Televisión Española, saben siera ser astronauta tes para el triunfo de tres grandes artistas. Pero es justo, antes de referirnos a ellos, destacar que el coro logró una intervención, la suya primera tan difícil, merecedora del sobresaliente, y la orquesta cumplió con buena línea, un poco perdido el carácter del típico período de los contrabajos, en el acto último, pero más afinado y redondo gracias al empleo de los cellos al unísono. Plausible, también dentro de criterios no muy ambiciosos, la presentación; muy bueno el Casio de David Hugues; en su punto las intervenciones de Luis Ara, José Le Matt, Rafael Campos y, salvo estridencias por abuso cuantitativo en la escena postrera, la de Enriqueta Serra, quedaba lo esencial: el trabajo protagonista de Otello Desdémona y Yago No sólo por gentileza y menos por chauvinismo la primerísima cita corresponde a Montserrat Caballé, que ha llegado a ser figura predilecta de los barceloneses, que la admiran, la quieren y la rodean de una atmósfera de fervores nada común. La verdad es que todo justifica su mérito excepcional. En Desdemona su voz, fundamentalmente lírica, puede quedar un poco forzada en algún pasaje- -así, en él tercer acto- que de todas formas se vence con calidad y autoridad grandes, pero en otros muchos, en las fundamentales intervenciones del dúo que cierra el primer acto y la extensísima y tan hermosa de la jornada última, escucharla es un regalo, constituye un verdadero deleite. La voz, cristalina, purísima, tersa y fácil, prolongada en él fiatq hasta lo inverosímil, maestra en el filado hasta realizaciones de antología, nos prende, nos hechiza y nos conduce al grito. Maravillosa actuación la de esta gran cantante- -aquí sí el orgullo bien legítimo de España Puede ser que James McCracken no alcance la altura vocal insuperable que en sus momentos de madurez logró Mario del Monaco, ni tenga la hondura y el talento artístico excepcionales de Ramón Vinay. Se citan los dos ilustrísimos precedentes para decir en seguida que tales figuras no existen ahora en él inundo para este endiablado personaje, peligroso en lo vocal Antiguo y Nuevo Testamento reunidos en dos tomos. y to escénico, lleno de problemas en la expresión y la técnica, en el poder y la Concebida para la mentalidad infantil dulzura. McCracken es hoy, quizá, el meMás de 650 páginas de ameria y clara exposición. jor Otello de hecho un gran Otello Mapas en donde sé sitúan los hechos descrito de todos los tiempos, con voz extensa, no igual en el mordiente y el volumen, pero Gran colorido, y sólida y cuidada presentación. seductora siempre y con un temperamento Gran formato. generosísimo, que trasciende al público y lo imanta. Decir que cantó sin desmayo Única Biblia auténticamente española toda la ópera, desde el exultate de prueLa única obra en e! mercado, que realmente confiarte todos loa ba en el arranque al lamento de agonilibros cjua Componen las Sagradas Escrituras. zante, es resaltar el mérito mayor e indudable. Todo nitro merece la Biblia Infantil Regina. Por fin, Peter GIossop, sin acentuar con exceso los perfiles torvos de Yago más BarCé! ona- 15 Mallorca, 93 y 95 Editorial Regina atento a servirlo vocalmente que a un abuso de fraseo y un empleo de apartes que diríamos tradicional, canta con una ¡Mucho más que un regalo! BIBLIA REGINA Una biblia dirigida al corazón de los niños.