Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M A R T E S 30 DE DICIEMBRE DE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 29. ABC EN WASHINGTON ¡RMINA BAJO EL SIGNO DEL DIÁLOGO En los últimos meses ha habido una serie de aperturas diplomáticas inconcebibles hace un año PERSISTEN, SIN EMBARGO, TRES GUERRAS LOCALES -ORIENTE MEDIO, VIETNAM Y NIGERIA Washington 29. (Crónica de nuestro corresponsal, recibida por t e l e x Vista desde esta capital norteamericana, al término de este agitado año, la perspectiva internacional es más tranquilizadora, en su conjunto, de lo t ¡ue era al comenzar 1889. Y, en medio de tanta turbulencia, una cautelosa nota de optimismo merece ser registrada en nuestra dieta diaria de rebelión, racismo, violencia, sangre, polución, protesta, delincuencia, drogas, tráfico, sobrepoblación, humos y pájaros y peces muriendo en su espacio vital víctimas del petróleo y del residuo humano e industrial. No todo aparece tan malo, después de todo, en las relaciones entre las grandes potencias en este diciembre nevado que pone punto y aparte en el calendario a la década más turbulenta de la existencia del hombre en la tierra si exceptuamos ia peste negra de las edades medias y las agonías del año 1000, cuándo la Tierra iba a terminar en un apocalipsis de llamas y muerte. En el delicado mecanismo de la guerra o la paz de nuestro mundo, ex este tiempo de la tecnología, los trasplantes orgánicos, la canauista de la Luna y las super- swperarmas de destrucción total, el estado de las relaciones entre las grandes y medias potencias, su capacidad de diálogo realista, es esencial en los planteamientos de Washinsríon o Londres, de Moscú o Dar Es Salaam, y la trayectoria parece ser favorable. Tenemos tres guerras en curso, trágicas T difíciles, Vietnam, Oriente Medio y Nigeria, pero ninguna de las grandes potencias, Estados Unidos, la U. R. S. S. e incluso la China roja de Mao, parecen tener interés en llevarlas, por acción u omisión, a un extremo crítico capaz de envolverlas a una conflagración general y universal. Los Estados Unidos de Richard Nixon tienen una idea muy clara de los riesgos de una expansión de la tragedia de Vietnam en el sudeste asiático, de su efecto en las relaciones diplomáticas con Moscú- -y, eventuahnente, con las Chinas- y se está replegando. Podrá discutirse, y se discute, el ritmo y la táctica del repliegue militar, pero éste es un hecho, probablemente irreversible, como decía días pasados el secretario de Estado. John Cabot Loügre cree ue la guerra, en sus condiciones presentes, se agotará dentro de un par de años por sí sela, consumida en su misma ferocidad, y puede que tenga razón. El repliegue nixoniano es evidente y el afán presidencial de establecer contactos positivos con la Unión Soviética en el magno problema universal de la limitación de arsenales atómicos, también. Esta realidad ha producido en Helsinki un primer paso optimista. Se ha pasado de las conversaciones preliminares para el establecimiento de una agenda a discutir y una localidad, Viena, donde proseguir en abril las negociaciones ele fondo entre ambas Delegaciones, y ello se ha conseguido en el primer clima d armonía realista registrado entre la U. R. S. S. y U. S. A. en la cuestión atómica, desde el término de la segunda guerra mundial. En el resto del mundo, el occidental y el oriental, se ha puesto en movimiento en los dos últimos meses una cadena de aperturas diplomáticas que hace un año eran inconcebibles. Jaw- jaw is better tban war- war decía Winsten Chrarehffl en mis grandes años, y esto es lo que parece iniciarse al término de 1989: Charla- eliarla Se habla en París, más o menos, cintre americanos y norvietnamifas. Se habla en Varsovia, más o ráenos, entre americanos y chinos. Los chinos y los rusos volverán a hablar pronto en Pekín, según se anuncia hoy, sobre una crisis de fronteras en el Asia Central capaz de desencadenar una conflagración entre los dos gigantes rojos. En la Alemania amputada, la ascensión al Poder del canciller Brandt abre nuevas avenidas al diálogo con Moscú, la Alemania oriental, Polonia y el conjunto de las relaciones de la República de Bonn con el Este comunista. El tiempo y las nuevas realidades europeas e internas parecen haber producido en el Kremlin un neorealismo saludable. La desaparición de De Gaulle favorece la incorporación económica de Gran Bretaña al mecanismo continental, y contribuirá, si se desarrolla, a la europeización del Viejo Continente de las patrias Todo este conjunto, visto hoy desde Washington, forma un cuadro general de relativo optimismo en cuanto al futuro, lento, difícil, expuesto a toda clase de retrocesos y reveses de dogmatismos y estrategias, pero las aperturas están ahí, y rf deseo, par lo menos el deseo, es explorarlas. Pasemos de la confrontación a la negociación decía en enero Richard Nixon en su discurso inaugural, y ésta parece ser la consigna de las cancillerías de una Europa que ha visto las orejas del lobo. No faltarán dificultades. El Oriente Medio, a despecho de los esfuerzos pacificantes de Estados Unidos- -rechazados a la SUNDAY EXPRESS PIDE LA LIBERTAD DE RUDQLF HESS Si los rusos proiesian- -dice- -mandémosles al infierno Londres 28. El dominical Sunday Express publica hoy un editorial solicitando la puesta en libertad de Rudolf Hess, que el pasado día 24 recibió la visita de su esposa e hijo, después de no haberles visto en veintiocho años. El Sunday Express dice: Hess es un anciano enfermo. Seguramente no le quedan más de uno o dos años de vida, o quizá uno o dos meses. Después de describir las condiciones en que se encuentra el prisionero en el Hospital Militar británico de Berlín occidental, el editorialista se pregunta: ¿Por qué el Gobierno británico no puede tomar la decisión unilateral de dejarle en libertad? Y finalmente dice: Dejémosle ir y si los rusos protestan mandémosles al infierno. Efe. vez por Rusia, Israel y los beligerantes árabes del nasserismo- seguirá siendo por mucho tiempo la espina clavada al costado de una paz racional. La aventura de hoy de las lanchas cañoneras fabricadas por Francia, que tiene hoy en vilo a las cancillerías, es una demostración más de la capacidad de militancia y combate de les protagonistas de la crisis mediooriental. Vietnam será asimismo difícil, pero, como digo, las perspectivas americanas son de un repliegue gradual, que gaste, canse y devuelva a la realidad a los beligerantes, Norte y Sur. El atroz conflicto nigeriano, vergüenza del mundo civilizado, es, después de todo, una guerra marginal. Los únicos héroes de aquella tragedia son los pilotos y los misioneros blancos, que se juegan la vida para alimentar y curar a los pobres biafreños. En su conjunto el panorama internacional de hoy es, si no optimista, sí menos malo de lo que era en enero de 1969, cuando Lyndon Johnson abandonó la Casa Blanca deseando buena suerte a su sucesor, y Richard Nixon pidió que bajáramos las voces. -José María MASSEP. El americana medio hombre del año para Time Nueva York 29. El americano medio ha sido elegido hombre del año por la revista Time Unos den millones de norteamericanos son, según Time los que se han distinguido a lo largo de 1969, por lo que les ha concedido el premio honorífico que tradicionalm- ente concede el prestigioso semanario. Pocas veces elige Time a una colectividad como hombre del año, ya que la distinción sude recaer en la personalidad más destacada, nacional o extranjera, durante los doce meses anteriores, aunque haca dos años el triunfador fue el grupo de los menores de veinticinco años, por el cambio que habían originado en las costumbres. Las características del hombre del año 1969 según Time son: -Haber elegido a Richard Nixon como presidente. -Haber puesto un hombre en la Luna. -Preferir ver el cuadro de Las Rockettes antes que el desnudismo de Oh, Calcutta Las Rockettes son cincuenta jóvenes vestidas uniformemente y de medidas similares, que realizan números de baile perfectamente compenetrados en el famoso Radio City de Nueva York. El americano medio- -describe el último número de Time -es una situación- -más que algo concreto- es un conjunto de va lores, prejuicios y temores. -Efe.