Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES 2 DE D I C I E M B R E DE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 49. EL PRESUNTO ASESINO DE FELISA MACEDO SE CONFIESA AUTOR DE LOS DISPAROS QUE HIRIERON A Se trataba de un ajuste de cuentas entre cómplices RAMÓN MIGUEL MONTEAGUDO Según nuestras noticias, no confirmadas, Ramón de Miguel Monteagudo, que el sábado pasado fue detenido acusado de la muerte de Felisa Macedo, se ha confesado asimismo autor de los disparos que días atrás causaron heridas calificadas de graves a José Gómez Botella en las inmediaciones de la fábrica Bresel, situada en la Ciudad Jardín. La coincidencia del calibre de la escopeta usada por Ramón de Miguel en ambos sucesos, la similitud de los delitos cometidos anteriormente por el heridp con los llevados a cabo por el citado Ramón de Miguel, llevaron, según nuestras fuentes, a los hombres afectos al noveno grupo de la B. I. C. a investigar por ese camino y, aportando pruebas de la antigua amistad existente entre ambos delincuentes, lograr la confesión por parte de Ramón. Al parecer, el motivo fue la venganza al considerar el asesino hoy detenido que su antiguo cómplice en varios robos- -aún no determinados- -le h a b í a engañado en los momentos de repartir el fruto de la venta ilícita de los efectos robados. Aunque parece ser que con menos seguridad, según dichas fuentes, se sigue investigando sobre la posible culpabilidad de Ramón en el asesinato de Natividad, la otra mujer de vida airada asesinada, cuyo cadáver, como se recordará, fue abandonado en una tinaja. -A. S. Se conocen nuevos detalles sobre la personalidad de Ramón Miguel Monteagudo, presunto asesino de Felisa Macedo, la mujer que, en la mañana del pasada jueves, apareció muerta en las inmediaciones de Barajas. Ramón Miguel, que a raíz de su arresto por la Guardia Civil de Valdetorres del Jarrama había confesado ser soltero, está casado, tiene un hijo y su esposa se halla e- ti el octavo mes de gestación de un futuro bebé. Es imposible ha manifestado la mujer, que mi marido haya podido cometer una monstruosidad como esa. En el mismo sentido se ha expresado la madre, que vive en el poblado de Canillas. Muchas de las personas que conocen o tuvieron relación con Ramón Miguel aseguran que, si ben estaba fichado por la Policía como descuidero de automóviles, en los últimos meses su conducta era intachable, sobre todo desde que trabajaba en un taller mecánico, donde ganaba un buen sueldo, que entregaba íntegro a la esposa. Sin embargo, se sospecha que el móvil del crimen fue el robo, pues despojó a la víctima del dinero y alhajas que llevaba consigo y al día siguiente empeñó en el Monte de Piedad. Pero fue, según parece a partir de la fecha en que ionoció a Felisa, hace unos quince días, cuando había cambiado de nuevo. SE DECÍA TENIENTE DE PARACAIDISTAS En Valdetorres del Jaroma había adquirido en pocos días cierta popularidad. Llegó un sábado, día- 22 del mes pasado, conduciendo a unos muchachos de la localidad que hacmn auto- stop y a los que se presentó como teniente de paracaidistas. Uno de loa jóvenes se atrevi ó a pedirle una recomendación para el servicio militar y él, genero- MENTIDERO DE Lfí Ulllñ El tema ha sido tratado reiterada, humorísticamente, por nuestro compañero Antonio Mingóte. Sus monos sobre los ES CASADO Y TIENE UN HIJO funcionarios que atienden las ventanillas de muchas dependencias públicas son famosos. samente se prestó a ayudar en este sentido Sin embargo, por lo que me cuenta doña a todos los mozos del pueblo. Los muchachos María Luisa de la Breña, no han surtido le presentaron a familiares y amistades y en seguida fue conocido por el teniente aun- mucho efecto. Y continúan las malas caras, que contribuyeron a su popularidad las juer- las absurdas contestaciones, los malos hugas que, en visitas sucesivas a Valdetorres, mores. Mi comunicante, con razón, piensa organizaba y en las que participaban mu- que quienes sí proceden deberían recapacitar sobre el conocido slogan televisiv cliachos y muchacltas de la localidad. Al día siguiente del crmen, es decir, el de Piense en los demás pasado jueves, durmió algunas horas en la fonda de doña Leoncia Montagudo. Llegó a las siete de la mañana acompañado de los ¿Podremos algún día los vecinos de la mozos a que pensaba recomendar en el servicio militar, los cuales aseguraron a la calle Alejandro González respirar tranquifondista que se trataba de un amigo que los? me pregunta en extensa carta doña había pasado la noche en el coche y nece- María Luisa Iglesias, vecina de esa vía sitaba descansar. Nosotros respondemos por de comunicación cjue comienza a la altura él agregaron. del número 202 de la calle de Alcalá y Se levantó por la tarde y comprometió la termina en la plaza de América Española. misma cama para la noche siguiente, aunque Por lo que ella me cuenta, allí los accidenno la utilizó hasta las cinco de la madrugada tes de tráfico son frecuentes. Y como hasta de ese día, pites hasta cerca de las cuatro ahora, la única panacea contra ese mal es estuvo en una fiesta organizada en casa del el poste con luces tricolores, ella termina tío de uno de los jóvenes. su exposición solicitando un semáforo. ¿Estudiamos esa calle y sus circunstancias CONDUCTA SOSPECHOSA Según ha manifestado este señor, la con- señor delegado municipal de Circulación y ducta de Ramón Miguel durante la fiesta Transportes? fue normal hasta que hubo bebido un poco más de la cuenta. Entonces organizó una bronca fenomenal porque molestaba a una Ella es una linda colegiala. Oculta su muchqcha que se encontraba con su novio. nombre. Pero se manifiesta curiosa y obEl prometido de la muchacha, llamado Je- servadora. Ha viajado en el teleférico. Y sús Blanco, dice que, pasado el altercado, se ha asombrado ante las numerosas calvas se pidieron perdón mutuamente y todo parecía que había quedado zanjado. Pero al que tiene el césped de la Casa de Campo. despedirse de mí, sus últimas palabras fu- e- Ya estaba apesadumbrada por las observaciones que al respecto había hecho en sus ron: Te mataré el domingo Finalmente, una joven asistente a la fiesta, largas caminatas por el gran parque natuque salió con él durante la velada para dar ral de Madrid. Ahora está entristecida. una vuelta en el coche, ha asegurado que le Piensa que el automóvil es el culpable. Y notó muy nervioso, hasta el punto de que como la gente no quiere pasar su comida casi chocamos con un camión. Poco después, del domingo en un suelo duro busca lume acusó de haberle robado un reloj mien- gares verdes a bordo de sus coches, con lo tras bailábamos que el apisonamiento es progresivo. Está De otro lado, los propietarios del bar El alarmada. ¿Qué hacer? Acaso ahora que Catalán dicen que nunca les gustó el com- se ha intensificado la vigilancia en la Casa portamiento del autotitulado teniente. Su obsesión cuando llegaba al bar era el periódico, de Campo sea llegado el momento de que del que no leía más que la información la Policía Municipal vele por la conservación del césped con el mismo celo que está referida al crimen. Este mismo matrimonio denunció a la demostrando por el mantenimiento de la Guardia Civil que el coche verde, Seat 1.500, moral en el gran recinto forestal. matrícula Af- 481031, que Ramón Miguel tenía estacionado frente al establecimiento figuraba en la relación de coches robados ¡Esos ambulatorios destinados a la asispublicada por un diario madrileño, aunque ya el cabo primero de la Benemérita de Val- tencia de jubilados! ¿Cómo puede pensarse detorres de Jaroma se disponía a detener al en un fin asistencia! sin ascensores ni otras comodidades para quienes, como su presunto asesino. -Pyresa. nombre indica, pasaron ya, en su mayoría, la carva de los setenta años? El ambulatorio existente en el segundo piso de la finca número 16 de la plaza de Santo Domingo- -según me informa doña Natividad C. de Ortiz- -se halla en esas circunstancias, TERMINADOS- GARAJE PROPIO pues aunque tiene ascensor, éste no funciona. En la planta baja, desesperados, asmáticos bronquíticos, enfermos cardíacos... tienen que renunciar a pasar consulta y volver a casa con sus achaques, sus disPISO AMUEBLADO neas, sin el consuelo de unas palabras mélujoso, teléfono, calefacción central, 12.500. Juan Hurtado de Mendoza, 7. dicas, sin la esperanza de un mejoramiento Apartado 812. Directamente envuelta en el papel de una receta. -INTETELEFONO 262 3 34 RINO. COLEGIATA, núm. 6 PISOS