Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ELLOS VIVEN TRANQUILOS FONDIBERIA dro policromos de las telas que indican el nombre de un determinado clan escoces, al gusto por los escudos que abanderan provincias y ciudades, previa la aprobación del Consejo de Heraldos de Su británica Majestad. Pero el Este es, ahora, una etapa del camino. Dejamos, pues, a Québec, la francesa; a Toronto, la angloitaliana; a la costa, dentellada por el mar, de la desembocadura del San Lorenzo, para que el pájaro metálico nos deposite en el centro del país, a media distancia en el camino de costa a costa Estamos en la provincia de Alberto, en el hermoso aeropuerto de Calgary, en el corazón del Canadá, en el ombligo de las Montañas Rocosas, cerca del Parque Nacional de Banff, donde pernoctamos. Ahí se nos da ya, a manos llenas, el paisaje canadiense que esperábamos: el de los densos bosques de coniferas, de grandes abetos, sobre cataratas de alborotada plata, sobre lagos de perfecta pupila horizontal. Banff, en el centro de esta inmensa arboleda, alza un hotel al viejo modo de Britania; es decir, con voluntad de castillo, con armaduras y (supongo) con fastasma de dimensiones impresionantes. Este sueño estival está servido por criados y camareras, cuya curiosa particularidad estriba en ser, todos, estudiantes universitarios que hallan así un modo de mantenimiento para proseguir sus estudios. Visten jellos el tradicional traje es- cocés para subrayar la escenografía británica def castle al que acuden numerosos ciudadanos de Estadjjfe Unidos a bañarse en esta aromática y escenográfica historia de emergencia. Pero, en torno, está la autenticidad. JLas grandes selvas; las cataratas; los lagos. Están también, las dos raíces humanas del país. La una es bien escuálida, puesto que la personifica un viejo piel roja que asume un papel triste en la mojiganga de la organización turística, vestido con su traje de piel, y tocada la cabeza con la gran cenefa de plumas. Soy el más viejo canadiense que existe me dice. ¿El más viejo? ¿No diría mejor que es el único Pero sobre él, y sobre sus padres, cayeron los rifles de los pioneros, los cow boys que hoy nos obsequian bajo la lona de una tienda de campaña con un asado rara) sazonado con canciones populares de las Montañas Rocosas, que a mí me suenan a baladas de la Oíd Merry England, de la vie ja y feliz Inglaterra. Pero la fogata crepitador es más vivaz q u e la nostalgia de los cantos que, acompañados de guitarra, resuenan mezclados con la humareda azul de la fogata que se empenacha y busca el cielo por la apertura central del techo de lona de la cabana circular, donde, en un rincón, el viejo piel roja se sumerge en su melancolía. Guillermo DIAZ- PLAJA De la Real Academia Española Se casaron en... Ahora tienen varios nietos, algunos con novia ya. Ellos sonríen y recuerdan, con escondida nostalgia, los años pasados. Y aguardan, sin prisas, los que quedan por venir. Aquellas pesetas que, una a una, reunieron durante años, las destinaron, hace unos meses, para adquirir PARTICIPACIONES FONDIBERIA. No saben nada de Bolsa (FONDIBERIA ya cuenta con expertos bursátiles) Sólo saben que tienen un dinero que mantendrá siempre su valor adquisitivo, y que algún día será para sus hijos. Saben también que los dividendos que van a percibir anualmente, contribuirán a aumentar la pensión de jubilado que él disfruta. Todo ello gracias a FONDIBERIA. Y es que las PARTICIPACIONES FONDIBERIAson un AHORRO INTELIGENTE. POR UN AHORRO MAS INTELIGENTE FONDIBERIA FONDO DE INVERSIÓN MOBILIARIA BANCO DEPOSITARIO: BANCA CATALANA, S. A. SOCIEDAD GESTORA: GESFIRME, S. A. Paseo de Sracia, 68- Barcelona- 7 DIRECCIÓN REGIONAL MADRID Ayala, 83, 1. -Tel. 225 22 75 MADRID- 6 SEVILLA DIRECCIÓN REGIONAL ANDALUCÍA Av. Queipo de Llano, 38, 2. -Tel. 2152 64 SOLICITUD DE INFORMACIÓN Muy señores mios: Les ruego que, sin compromiso por mi parte, roe faciliten información adicional sobref FONDIBERIA. Nombre u apellidos Domicilio Teléfono Localidad Provincia E ui O 23