Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. D O M I N G O 26 DE OCTUBRE DE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 19. A B C EN LONDRES INFORMES PROCEDENTES DE CHIPRE ASEGURAN QUE FUERZAS SIRIAS HAN OCUPADO TERRITORIO LIBANES ux captura d e Trípoli por comandos palestinos fue dirigida por Faruk Makadden, rival político d e Karame, último jefe d e Gobierno EXISTE EL TEMOR DE QUE ESTE NUEVO GIRO DE LA CRISIS DE ORIENTE MEDIO SALPIQUE A LAS GRANDES POTENCIAS LA CAPITAL DE JORDANIA, BOMBARDEADA POR AVIONES ISRAELIES Lo incursión- -represalia por los atentados de Haifa- -no ha producido víctimas Animan 25. Aviones militares isa- afilies han bombardeado esta mañana los alrededores de Ammán. Las sirenas de alarma aérea empezaron a sonar a las 09,00 hora local (en España las 07,00) cuando los primeras aparatos iniciaban su ataque. Una hora después se escuchaban aún las explosiones y los disparos de las baterías antiaéreas jordainas. Esta represalia israelí sobre Animan se esperaba ya desde que se produjo la serie de sabotajes y explosiones de bombas en Haifa a primeros de esta emana, de los que se han proclamado autores dos unidades de guerrilleros con baees en Animan. Los observadores de esta capital han declarado que Radio Israel, al comentar estos atentados, dijo que l s responsables radicaban en Ammán y no simplemente en Jordania, fórmula que es ya habitual en los comentarios de dicha emisora. Esta ha sido la primera incursión aérea israelí sobre Ammán en lo que va de año. Dieciséis cazas a reacción han totalizado las fuerzas aéreas que esta mañana atacaron los- alrededores de Ammán en dos incursiones, según un portavoz militar jordano, quien añade que no se han registrado ni muertos ni heridos. La zona atacada es la del Oeste de esta capital. En el primer ataque fueron sólo cuatro los aparatos israelíes que sobrevolaron las afueras de Ammán, y doce en el egund -Efe- Reiiter. MERIDIANO MUNDIAL Madrid. (De nuestra Redacción. ¿Será capaz la crisis libanesa- -tal como plantea Massip en su crónica- -de frustrar, con sus eventuales complicaciones, el diálogo soviético- n rteamericano sobre desarme nuclear? Existe el precedente de cómo todos los preparativos que había dispuesto Johnson en esta materia se vinieron abajo con la invasión de Checoslovaquia Pero, en cambio, cuentan ahora factores de conjunto que, al tiempo que propician 1 encuentro de Helsinki para el próximo 17 de noviembre, conjuran, en cierto modo, el peligro de que la crisis libanesa salpique y complique a las grandes potencias. Principalmente, y antes que nada, cabe advertir la simultaneidad entre la respuesta afirmativa de la Unión Soviética a la oferta norteamericana de negociar el desarme nuclear, con lo que parece nulo progreso del diálogo ruso- chino de Pekín. Es un problema de seguridad el que a los soviéticos se les plantea, tal como es analizado en el artículo editorial de este número. Y si así resulta efectivamente hay que preguntarse sobre qué puede interesar más a Moscú en estos momentos: una cuestión de prestigio político en el Oriente Medio, o un pacto de seguridad con Estados Unidos y con las potencias europeas. La elección ofrece pocas dudas. La mayor presión exterior sobre la crisis libanesa puede proceder, por tanto, de la China Roja, que si en Pekín parece cerrarse en banda frente a lo que la Unión Soviética desea como materia de la conferencia, en Oriente Medio, con un interesado apoyo a los guerrilleros palestinos, intentaría acelerar el desprestigio de Rusia entre los árabes. Los probables consejos recibidos en Damasco desde Pekín, deben ser a estas horas de aliento para una intervención armada siria en El Líbano. Razones obvias de lejanía geográfica y de limitación de recursos reducen en estos momentos las posibilidades de la diplomacia de Pekín para abrirse un camino de influencia eficaz entre los árabes, irritados con Estados Unidos y desengañados de la Unión Soviética: potencias llamadas ahora a entenderse en la crisis libanesa, a despecho de las andanadas verbales lanzadas por Tass contra Washington. Y en este sentido sería oportuno pensar en la hipótesis de que los acontecimientos del Líbano pudieran precipitar la esperada intervención conjunta de los grandes para dar una salida al problema de Oriente Medio. Londres 25. (Crónica telefónica de nuestro corresponsal. La agonía política de Beirut queda confirmada con la ocupación de Trípoli por los simpatizantes de los guerrilleros. Esta ciudad, de 300.000 habitantes. Por su importancia la segunda del país, situada en la costa, 100 kilómetros al norte de Beirut, ha sido siempre una ciudadela del radicalismo árabe, representado por los socialistas del partido Boas, que gobierna en Bagdad y Damasco, y por varios miles de refugiados palestinos. Para completar el cuadro de anarquía, viajeros llegados hoy a Chipre afirman que grupos procedentes de Siria- -unos 300 hombres con carros de combate- -han ocupado la localidad fronteriza de Yanta, en territorio libanes. La finalidad del ataque sería atraer a las tropas libanesas enfrentadas con los guerrilleros. La ocupación de Trípoli constituye el desenlace de los choques armados registrados ayer, que causaron seis muertos y unos 12 heridos. Según las noticias recibidas en Londres, los insurgentes de Trípoli se apoderaron durante la noche última de los puestos de Policía y de varios edificios públicos. La operación fue dirigida por Faruk Mokadden, dirigente libanes, rival político del último jefe de Gobierno. La inquietad en Londres crece ante el temor de que las salpicaduras de la crisis del Oriente Medio alcancen a las grandes potencias, La política rusa ha sido tortuosa desde que Moscú, en los últimos catorce años, ha cambiado sus papeles, y de ser un observador lejano y sin ideas claras de los problemas árabes se ha convertido en el poder extranjero que pronto ejercerá la máxima influencia sobre los países del Oriente Medio. Lo que más alarma en estos momentos es el grado de poder efectivo que tiene ahora Y AHORA PRESENTA SU: VARIETÉS D AUTOMNE N Todas las noches a las 12,15 ESPECTÁCULO TÍPICO ESPAÑOL PLAZA DEL REY, 7 221 18 08 Moscú sobre sus protegidos. La intervención en el Oriente Medio ha creado a la Unión Soviética muchas responsabilidades, pero no está muy claro que su autoridad haya crecido en idéntica proporción. Las actividades diplomáticas rusas desde la guerra de los seis días parecen confirmar que la U. R. S. S. no sacrifica su deseo de llegar a un entendimiento con Estados Unidos sobre la limitación de armas estratégicas- -hoy se ha anunciado la próxima apertura de conversaciones preliminares en Helsinki para tratar del problema- -y sobre una posible conferencia relativa a la seguridad europea e incluso sobre un Pacto para contener a China. Moscú, en definitiva, pretende armonizar su participación en los asuntos del Oriente Medio con los intereses de su política mundial. La experiencia demuestra, sin enibarqo, que la actividad de los rusos y de los norteamericanos para evitar choques armados en el Oriente Medio es muy escasa. Con los guerrilleros ha surgido una fuerza nueva que escapa al control de las grandes potencias y de algunos Gobiernos árabes. La política rusa frente a esas organizaciones es confusa. Hasta agosto de 1968, Moscú proclamó que los fedayins actuaban legítimamente porque sufrían la ocupación enemiqa. Pero ese apoyo verbal no duró mucho, y durante todo este año Rusia ha condenado las actuaciones de los guerrilleros. La política actual soviética es ejercer presión sobre los Gobiernos árabes para que limiten las operaciones de los comandos: Ese