Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 24 E O C T U B R E DE 1989. EDICIÓN BE LA MACANA. PAG. 43 BARCELONA al DÍA DE LA CAPITAL TEMPERATURAS M a x 212.6 Mín. 15,5 o mucho en esta columna: las fíestas de la Merced no son realmente populares en Barcelona. El Ayuntamiento actual ha realisado loables esfuerzos para popularizar dichas fiestas. La verdad es que no lo ha conseguido mucho. Entre la mayoría que está en la- ciudad por esas fechas de fines de septiembre no suele ni darse cuenta de que existen tales festejos. Salvo los días de la cabalgata; este año, que dieron lugar a monstruosos embotellamientos en el tráfico: por ocupar dicha cabalgata el Paseo de Gracia- la circulación hubo de ser desviada, con, insistimos, monstruosas aglomeraciones de coches y paradas interminables. El Ayuntamiento ha recurrido, además, a un pequeño truco para hinchar el programa de los festejos mercedarios: ha incluido en el mismo todos los actos previstos p a. r a esas fechas, la última de las cuales es el 30 de octubre. El cronista recuerda cómo, en su infancia, preguntó a su padre que por qué no había Fiesta Mayor en Barcelona (por entonces, las fiestas mayores en los pueblos de Cataluña tenían también mayor importancia que actualmente) Y el padre le contestó: En Barcelona siempre es Fiesta Mayor. Así es: el Ayuntamiento ha metido en el programa de festejos mercedarios todo lo que, por lo que se refiere a este mes, hace que siempre sea aquí Fiesta Mayor Pues bien: para el último día del programa se ha reservado, o ha coincidido, el XI Festival de la Alta Moda en Piel. Un grupo de debutantes ¿o se dice debutantas entrará en sociedad con motivo de ese festival. Marta Moragas, la simpatiquísima e infatigable organizadora de todo es, naturalmente, el cerebro y el alma de la fiesta, que se celebrará en el Palacio Nacional de Montjuich y cuyos ingresos se destinan a beneficio de la Cruz Roja Española. La duquesa de Alba ha prometido su asistencia para presidir el festival: cena de gala, proclamación de las damas más elegantes del mundo disfile de modelos- -naturalmente, de prendas confeccionadas en El Príncipe Don Juan Carlos fue cumpiel- -y el denominado baile del visan Un poco frivolo, ¿verdad? Quizá, un mucho. plimentado por las primeras autoriPero no cabe duda de que se trata, en nues- dades, a bordo del portaheiicópteros tra sociedad de consunto, de un modo. de Dédalo favorecer una industria muy importante, y, Barcelona 23. (De nuestra Redacción, tatnbién, lo hemos dicho: a la C. R. E. por telex Esta mañana han recalado Detalle interesante: algunas de las debu- en el puerto de Barcelona veinte buques tantes han sido interrogadas por una redactora de Diario Femenino acerca de la ilusión de su vida qué es, a su juicio, la mujer personas a quienes admiran y qué esperan para el futuro. El resultado de la breve encuesta es desolador para quienes porcelanas, vajillas, cristalerías, cuadros, creen en la promoción de la mujer: lo que platería, objetos de vitrina, etc. queda más claro de las respuestas recogidas es que las interrogadas lo que de veras quieren es casarse, casarse, casarse... -PADILLA, 78 N. y G. de 9,30 a 1,30 y de 4,30 a 8 sus JJD hemos escrito El número de coleccionistas es tan conseguir, sin reparar demasiado en los abundante como el de aficionados a es- precios, ejemplares para su fondo, ha cribir versos. La moda más reciente influido realmente en el mercado. Un- made in U. S. A. -es la de los pi- amigo me decía ayer mismo que por sapapeles, que, por lo que se colige a Las dictaduras de Cambó, le pedían través de anuncios en los periódicos, ciento cincuenta pesetas, cuando hace pueden valer más que las escondidas pocos años- -muy pocos- -podía adquirir onzas de oro, que de vez en cuando se el libro por quince o veinte pesetas. 5 descubren al hacer reformas en casas lo curioso es que obras publicadas en vetustas. la época de la Junta de Burgos, que a Uno puede ser más o menos indife- lo mejor hasta hace poco estaban en rente ante los diversos tipos de colec- catálogo, han alcanzado precios muy alciones, pero la indiferencia nunca será tos. Y cuando se encuentran las obras total. Nuestros grustos nos inclinarán a aparecidas en el exilio, sea una historia admirar por lo menos algún tipo de co- de la CNT, las memorias de Aguileccionismo. A veces con nostalgia por rre o de Gordon Ordax, o un folleto no poder competir con tal o cual amigo sobre el Noi del Sucre alcanzan- -y o personaje en su apasionada búsqueda es natural- -sumas casi prohibitivas. Lo de objetos para su colección. Quizá que parece menos explicable, si no es de la que se habla más en los ambientes por una puja especulativa, es que ciertos culturales de Barcelona sea de la de obras libros- -de derecha o de izquierda, o de de tipo político: más concretamente de color impreciso- -que por su superficiapolítica española contemporánea. Ten- lidad, por el poco peso del testimonio go poca información sobre personas de que pretenden dar o por la vaguedad de Madrid y del resto de España que van sil metodología histórica, estén a la acumulando con paciencia y pasión de- par en cuanto al precio, con otros tectivesca miles de libros sobre nuestra que evidentemente son joyas bibliográhistoria reciente. En Barcelona salen ficas o se basan en una erudición irrea menudo, en nuestras conversaciones prochable. ¡Gajes del coleccionismo! Lo con libreros de lance, algunos nom- importante es que estos fondos, en Barbres punta Fornas, Figueras (deseen- celona y en otras partes, vayan salvandiente directo del político de la prime- do unos pocos ejemplares de obras cada ra República) ej barón de Esponelíá, vez más difíciles de encontrar, porque Milícua y Samaraneh. Creo que alguno no aparecen ni siquiera en los catálode ellos se especializa más que nada en gos de libreros de lance, que prestan obras sobre la guerra civil. Y, ni que un servicio inapreciable al colecciodecir tiene que la lista es indicativa de nista. les que suenan más, porque no dudo Aunque la tendencia que hay otras muchas personas cuya alcista en hayan aupado debemos aleúnica pasión debe ser llenar las estan- grarnos de lo pecuniario, ya con unas poder contar terías con libros de política, del color cuantas colecciones, dignas de tal nomque sean. bre y de los estudiosos- -del paíso inse intereLa bibliografía sobre el tema es ava- ternacionales- -que, en legión, contienda por salladora. Sóío- hace falta hojear el libro san 1936. nuestra historia y la a los sude De otro modo, gracias de Ricardo de la Cierva, que ha publica- culentos presupuestos de muchas unido Ariel, en colaboración con un orga- versidades extranjeras- -sobre todo nornismo oficial, para que el bisoño se asus- teamericanas- -algunos libros raros, o te ante el alud de fichas y más fichas cuya edición fue prácticamente desde libros y folletos- -equilibrados, testi- truida, habrían emigrado al extranjemoniales, panfletarios, eruditos o detendrían que leznables- -sobre la política española ro y nuestros historiadoresuna estancia, acudir microfilm o contemporánea y, especialmente, la gue- siemprealcostosa, en la a universidad que rra de España. La abundancia de coleccionistas y la A. albergara la exótica flor histórica. -MANENT. tenacidad de los más pudientes para de las de de Francia y que, días pasados, participaron LOS BARCOS FRANCESES Y ESPA- España MarinasParonGuerradesarrolladas en las maniobras IV, en el Mediterráneo occidental. Entre los ÑOLES, QUE PARTICIPARON EN ques de la bordo del española figura buArmada el Dédalo a cual viaja el Príncipe de Borbón, LAS MANIOBRAS FÁRON IV barcóDon Juan CarlosMallorca paraque emen Palma de asistir a la última fase de las maniobras marítimas. El Dédalo que se encuentra atraANCLARON AYER EN EL PUERTO cado en- la estación marítima, lleva una dotación de unos mil hombres, aproximadamente, y es, con el crucero Canarias el buque que más tripulantes lleva a bordo. Los buques de guerra permanecerán en nuestro puerto hasta el próximo lunes, excepto el Dédalo y la 20 escuadrilla de destructores, que zarparán el próximo sábado. A bordo del Dédalo el Príncipe ha sido cumplimentado esta mañana por el capitán general de Cataluña, gobernador civil, gobernador militar, cónsul general de Francia en la Ciudad Condal y el comandante general de la Flota francesa en el Mediterráneo, con el alcalde de la ciudad, el presidente de la Diputación y otras autoridades, con las cuales Su Alteza Real departió en la recepción celebrada en el portaheiicópteros. El capitán general de Cataluña, don Alfonso Pérez Viñeta, pronunció ante el Príncipe unas frases de bienvenida, a las que Don Juan Carlos contestó con otras de agradecimiento. A las seis de la tarde el Príncipe regresó a Madrid, por vía aérea. Tras haber atracado en el ouerto barcelonés los buques de la Marina de Guerra