Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
para Mao es el propio objetivo. Mao ha comprendido que la burocracia del partido en China se transformaba en una casta privilegiada y que esto se hacía, además, bajo la influencia del modelo soviético. Este camino llevaba ila revolución ohina a la degeneración. Mao no tenía otra opción que movilizar a los jóvenes en nombre de los ideales dogmáticos y apoyarse en el Ejército, tanto más cuanto que éste y no el partido fue la fuerza característica de la revolución china. Es indudable que ha conseguido convertir a China en una potencia mundial independiente, y parece que logrará también triunfar sobre los realistas de la burocracia del partido. Esto es tanto más probable cuanto que China no tiene medios de industrializarse con rapidez, con lo que la burocracia del partido carece de justificaciones p a r a su misión histórica Otra baza fuerte de Mao es el hecho de que la técnica moderna permite la fabricación de armas nucleares incluso en un país subdesarrollado. China es un país esencialmente agrario todavía y, por esta razón, no podrá Nevar a cabo durante mucho tiempo una política de expansión más allá de sus vecinos inmediatos, pero tampoco se dejará dominar por el chantaje de la bomba por lo menos en un futuro previsible. EL MARXISMO DEGENERARA EN SECTAS ATOMIZADAS TAN INOFENSIVAS COMO LOS HIPPIES irá pagar el precio dé S IN embargo, Mao debesus victorias. Este precio no significa el aplazamiento de una sociedad comunista utópica, ya que su edificación, según las propias palabras de Mao, exigirá siglos, pero provocará el establecimiento de relaciones sociales distintas de ías que Mao ha previsto. Después de ia muerte de Mao, tampoco China evitará la crisis del comunismo. Esta crisis dificultará e incluso impedirá, sin duda, el enraizamlento de la burocracia del partido. Al mismo tiempo, 1 as tendencias regionalistas y tradicionalistas en China se reforzarán. El Ejército y la burocracia del Estado se convertirán en factores políticos decisivos. China perderá toda posibilidad de convertirse en hogar del comunismo mundial. No creo que los sucesores de Mao vayan a abolir el culto de éste, como sucedió con Stalin. De la misma manera que Lenin con Rusia, Mao podría quedar transfigurado en un personaje mítico porque su despotismo ha sido menos personal que el de Stalin y su enseñanza dogmática es el medio gracias al cual China ha conquistado su unidad y autonomía. El papel de China como potencia mundial va a acrecentarse. Pero su ideología, a pesar de su presentación ética, no tiene probabilidades de extenderse más allá de los países que gravitan normalmente alrededor de China en función de su situación y de su masa... En 1984, en fin, el mundo no carecerá de ideologías, pero la única ideología a escala mundial- -el marxismoleninismo- -no se prolongará sino dividido en sectas. Y estas sectas serán cada vez más inofensivas, como lo son hoy, por ejemplo, los hippies Milovan DJILAS El Imperialismo ruso no ha podido evitar que China sea una potencia Independiente. Hoy, la personalidad de Mao es muy superior a la de Breinev, el hombre gris que domina el Kremlin.