Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABO. DOMINGO 12 BE OCTUBRE BE 1 S 69. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 3, v 4 PEDIR MAS AL IMPUESTO Y MENOS A LOS CONTRIBUYENTES AUMENTO CONSIDERABLE: t EN LA PRODUCCIÓN SIDE- RURGICA ESPAÑOLA X Según informa el Sindicato Nacional del Metal, a 1.283.204 toneladas ascendió la producción de las fábricas siderúrgicas integradas en la ü N. E. S. I. D. durante el pasado septiembre. Esta cifra se descompone en 298.350 toneladas de arrabio, 487.433 toneladas de acero y 497.421 toneladas de laminados en caliente, lo que representa un incremento respectivo del 33, 16 y 14 por 100 en relación con el mismo mes de septiembre de 1968. Por lo que se eleva la producción total en los nueve primeros meses de 1969 a 11,2 millones de toneladas, con incrementos parciales del 14 por 100 para el arrabio, 18 por 100 para el acero y también el 18 por 100 para los laminados en caliente respecto del mismo período de tiempo de 1968. 4 He aquí un buen programa electoral. A I las bases, etc. son también factores a con 4. 4 pesar de su antilogía, no carece de fundasiderar. pero que no enturbian la causa mento. Satisface el principio de justicia sustancial señalada al principio de este 4 distributiva deseado y presente (explícita párrafo. Parece lógico que una disminución 4 o implícitamente) en el fenómeno tributa- en la presión fiscal pudiera ser, entonces, 4 4 rio ordenado racionalmente. Pero como touna medida oportuna y razonable. Pero el 4 das las síntesis excesivas, máxime cuando Estado, convertido en Fisco, Erario, etc. 4, 4 pueden convertirse en slogan son innecesita fuertes ingresos y, en principio, se 4 satisfactorias. De todas formas puede ser- siente reacio a reducir tipos, aunque a 4 4 vir de marco para algunas consideraciones él lo que le preocupa es el monto recau 4 sobre la sinceridad contable de los balan- datorio Resulta lógico pensar que estaría 4 4 ces y cuentas empresariales. dispuesto a admitir lo primero si se le ase 4 4 Probablemente todos estamos de acuer- gurara la estabilidad o el logro de lo se 4 do en la falta de correlación entre la regundo. Y esto sólo puede hacerse obtenien 4 4 presentación contable de la realidad eco- do más de cada impuesto y menos de los 4 nómica empresarial y la ofrecida oficial 4 contribuyentes (consumidores y, sobre to mente. Los españoles estamos acostumbrado, empresas) que cumplen hipótesis ex dos a movernos en eufemismos grandes y cepcional, pero existente. Es la rúbrica de pequeños. Desde los partes de nuestra guela hoja pero con ciertos matices que la de la interpretación o aplicación que de los rra civil (mañana será la pero hoy tohacen más exacta. preceptos legales efectúe ésta, no significa davía es nuestra) a cualquier comunicado Comprobémosla con alguna hipótesis incumplimiento de la condición a que se actual sobre cualquier tema, nos gusta deconcreta que puede parecer ilusoria al que subordina la reducción impositiva. Y si cir o sugerir con disimulo o decoro hechos leyere, pero que no lo considera así el quiere una mayor seguridad podría admitir o ideas cuya franca expresión perturbaría que escribe. Elijamos los impuestos clásio exigir que para el disfrute de la desgranuestra tranquilidad o la ajena. Pero la cos sobre beneficios o ingresos netos (sova ción, el contribuyente indicaría en su deinsinceridad contable es un hecho real, ciedades y renta) y supongamos que se claración las posibles discrepancias o conguste o desagrade. Esa insinceridad tiene aceptare una reducción a sus tipos (nada troversias jurídicas. No es esta posibilidad grados: disimulo, engaño, falsedad, astude disminuciones simbólicas, han de ser cia, ocultación, omisión, etc. Aparentemen- sustantivas: una tercera o una cuarta par- una institución desconocida en nuestro derecho tributario, pues en la puntualizacién te volvemos al eufemismo, pero, en el fonte) Esta reducción estaría condicionada a aduanera se podría encontrar un cauce do, estas palabras expresan los tonos y que la Administración tributaria no de- adecuado. La práctica de la declaración de matices de esa insinceridad real. Las granmostrare o comprobare una falta de sincedetalle de la mercancía para su despacha des empresas tienen menos margen para ridad o exactitud contable. En el supues- en Aduana, de forma que quede identificaello e incluso desean y procuran que los to contrario los tipos seguirían siendo los da su naturaleza, poniendo de manifiesto a hechos económicos se registren exactamenactuales con secuela de multas o sancio- la Administración los elementos racional te, pero su propia dimensión y complejines. Aparentemente el Pisco no perdería, mente necesarios para una calificación fisdad permiten que aparezcan como distin- pues, la exactitud y el aumento de bases cal (partida o posición aplicable) recoge tos o diversos de su realidad intrínseca. En compensaría la disminución de tipos o se- con claridad nuestra idea. las medianas y, sobre todo, en las pequeguirían las cosas como parece ser oejurre y ñas, el fenómeno es distinto: ocultación Puede, no obstante, considerarse, por alentonces no habría reducción. de hechos económicos y candidez en su guien, como utópico, como una manifesPero... (los siempre inevitables inconveconducta o medios, ex- ante o ex- post. En tación del arbitrismo español. Pero este nientes) nos harían ver la necesidad que posible sueño de verano se fundamenta en fin, un comportamiento celtibérico y totiene el contribuyente de que la Adminis- la certeza que el contribuyente fijo y perero tración distinga o acepte claramente que la riódico desea cumplir, pagar su deuda triEsta insinceridad contable tiene muy didisconformidad o impugnación por aquel butaria solucionando satisfactoria y oomversas causas. Tributarias o extr atributa rias. Actuales o pretéritas. Contingentes o sustantivas. Genéricas o específicas... Como es lógico, las que nos preocupan en este momento son las de naturaleza fiscal, y siempre con una visión de presente y causal. Be todas formas, quede constancia RECAUDACIÓN POR IMPUESTOS que la razón tributaria, aun siendo fundamental no debe hacernos olvidar otras, IMPUESTOS DIRECTOS IMPUESTOS INDIRECTOS 28I M) r ejemplo, las cotizaciones o las presio 5 5 nes de la Seguridad Social. Las retribuciones de trabajo contabilizadas son muchas 50 veces inferiores a las reales, sobre todo en cuadros empresariales de cierto nivel. Por eso a la hora de lograr o de procurar una sinceridad contable es necesario tener en cuenta todas estas concausas como pue 40 de ser la innata desconfianza del administrado sobre cualquier medida oficial y di 35 recta. La inexactitud contable se produce fiscal y esencialmente por una fuerte presión. La falta de registros o datos en la propia Administración públiea, la ausencia de coordinación y ayuda entre sus propios órganos, las costumbres o prácticas existent 965 1966 1967 1968 1969 1965 1966 1967 1968 1969 tes, la primacía lógica y obligada que se (enero- mayo) (enero- mayo) da a la declaración en la determinación de GRÁFICOS DE LA SEMANA 1 i f 1 1I