Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mgmMifi m ÍIDAD DE LOS HOMBRES TRAVÉS DEL SELLO TRIUNFOS ESPAÑOLES EN LA EXPOSICIÓN INTERNACIONAL DE SOFÍA M IS crónicas filatélicas están dirigidas principalmente al lector que no es coleccionista, con el ánimo de darle a conocer los grandes valores educativos y culturales que encierra esta actividad, clasificada de ciencia auxiliar de la Historia. Hoy quisiera llevar a estas lineas un reflejo de lo que por el mundo se hace en esta materia, muy someramente, ya que el espacio no da para más y a él he de ajustarme. Acaban de celebrarse en Oviedo lo que ya se llama genéricamente Jornadas Nacionales de Filatelia a las que acuden los coleccionistas y publicistas filatélicos. Unos, por su propia personalidad y otros, representando a las ciento una sociedades de coleccionistas que se agrupan en la Federación Nacional de Sociedades Filatélicas (F. E. S. O. F. I. cuya directiva dirige en España todas las actividades del coleccionismo y de las publicaciones filatélicas, tentó en el aspecto técnico como en el cultural, llamando técnico a lo que se conoce como estudio del sello que es la quintaesencia de la filatelia. Esto del estudio del sello abarca desde el dibujo original hasta su diferente empleó, como recibo de haber pagado el costo del transporte de correspondencia, y en el que se comprenden los diferentes matasellos que emplean en los despachos de correos. Estas son, generalmente, las colecciones que en las exposiciones, tanto internacionales como nacionales, alcanzan los mayores galardones, por cuanto supone no al poder económico del coleccionista, sino el verdadero amor al sello ¡por k) que es. Yo no soy de ellos, pero esto no importa para que lo reconozca así. La filatelia tiene infinidad de gamas, tantas como las personali dades de los coleccionistas. Mi amor al sello es de índole cultural por lo que representa a imagen reproducida, modalidad que ya existe desde ¡hace muchos años, pero que ahora, en ios últimos, está desarrollando una actividad febril con las colecciones que son conocidas como temáticas y que reúnen los sellos como expresión de una inquietud cultural del coleccionista; las hay de ciencias naturales, quizá la más extendida; pintura, música, medicina, escultura, arquitectura, guerra, religiosas, deportivas, olímpicas, aéreas, mujeres, astronáutica, desarrollo científico y técnico; en fin, sería interminable citar las modalidades coleccionistas. No voy a tratar del aspecto económico, ya que si el comerciante filatélico cumple, para nosotros, una misión, al ¡poner a nuestro alcance fácilmente emisiones difíciles de lograr, y suele ser también coleccionista el que se hace coleccionista sólo por ganar dinero o hacer una inversión rentable, suele llevarse desilusiones, como ha ocurrido en los últimos tiempos en nuestro país. No voy a entrar en detalles de las Jornadas Filatélicas de Oviedo ipero sí diré que los asturianos, que acogieron a más de cien representantes de toda España, hicieron honor a su tradición de cordiales y acogedores, y para complacer a ese deseo hubo que llevar los actos de las reuniones a Covadonga, Oviedo, Gijón y Aviles. Otros varios lugares sé quedaron sin actos, porque la cosa ya no se pudo prolongar. En estas reuniones se designa con dos años de antelación (el lugar donde al año siguiente se celebraran las Jornadas habiéndose designado- para 1971 a San Sebastián; Valencia fue ya la elegida para 1970 el pasado año. Dará idea del desarrollo de la filatelia el que a Oviedo acudieron ocho colecciones en salón de honor, que son las que ya han sido premiadas eon medallas de oro en anteriores exposiciones: 74, en compe- tición; diez, en juveniles, y nueve, en clase literaria. Los premios que se conceden son medallas de oro, plata y bronce. Depende el premio de la puntuación de los valores de la colección, con arreglo a una tabla de calificación, establecida internacionalmente y que aplica un competente jurado. En estas Jornadas se discuten y exponen temas de diversa índole en relación con el coleccionismo y las actividades para desarrollarlo; como entrenamiento cultural se establecen programas para el fomento de la filatelia y se da cuenta de las actividades en otros países, adoptándose lo que es posible y rebatiéndose lo que se considera nocivo. Las colecciones y piezas expuestas ni se venden ni se compran; lo son sólo a título de honor, y todos los gastos ocasionados son, en general, producto de los mismos coleccionistas, a los que suele ayudar alguna entidad económica interesada, en proteger toda actividad artística o cultural, singularmente las Cajas de Ahorros locales. Autoridades y otras empresas conceden premios en objetos o medallas de los metales correspondientes. Esto, en cuanto a lo nacional; veamos ahora el aspecto internacional. ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL Para regir la filatelia existe lo que se llama Federación Internacional de Filatelia (F. I. P. formada por todas las Federaciones Nacionales que reúnan ciertos requisitos y que, previa solicitud, sean admitidas. La dirige una directiva centralizada en París, donde reside el presidente, siendo miembros personalidades de diferentes países. España no está representada, ipero parece que la F. E. S, O. F. I. solicitará un puesto permanente, y lo mis-