Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. J U E V E S 18 DE SEPTIEMBRE BE 19.69. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 59. CALIDA DEMOSTRACIÓN DE AFECTO A Viciorict del Santos de Brasil por 3- 1, con exhibición en el primer tiempo, y reacción meritoria: del Atlético de Madrid en la segunda parte, sin goles Alineaciones. -SANTOS (jersey y pantalón blanco) Gilmar, lima, Ramos Delgado, Joel, Turkao, Clodoaldo, Nene, Manuel María, Edu, Pelé y Abel. En el minutot veintiuno del segundo tiempo, Negreiro sustituye a Nene; en el treinta y dos, Douglas en vez de Abel; en el treinta y tres se va Manuel María y entra Margall, y en el treinta y nueve, Djilma en el puesto que deja vacante Ramos Delgado. ATLETICO DE MADRID: Zubiarrain, Rdvüla, Jayo, Calleja, Benegas, Irureta, Ufarte. Luis, Gárate, Adelardo y Orozco. A los ocho minutos se retiraba Rivilla y le sustituía Meló. A los treinta y un minutos de partido, Alberto sustitutía a Orozco. En el segundo tiempo, Rodri bajo los palos. A los treinta y des se intenta cambiar a G- árate por Orozco, pero protesta el Santos, porque Orozco ya había jugado y no podía volver al terreno, quedándose Gárate en su sitio hasta el minuto treinta y nueve, en que es sustitutido por Juan Antonio. Entrada. -Casi el lleno. Unos 5 Ü. OO0 espectadores. Terreno de juego. -Abundante de hierba, liso y mullido, en perfectas condiciones para jugar. Temperatura y tros factores. -1 grados, sin viento. Luz eléctrica para una visibilidad perfecta. Arbitraje. -A cargo del señor Camacho, que juzgó con acierto un partido sin dificultad alguna, por la nobleza de todos. Goles. -A los diez minutos, un tiro raso de Nene, balón junto al poste derecho, es el primer gol del Santos, sin que Zubiarrain pudiera ver la dirección de la pelota porque estaba tapado. A los treinta minutos, tres regates de Pelé en giro sobre un ladrillo, como es el chotis, y pase en bandeja a Abel, para que fusile el segundo gol del Santos. En el minuto cuarenta, contraataque del Santos con el extremo Manuel María, que pasa a Pelé, situado en el extremo derecha; entro de éste a la cabeza de Edu que remata con trayectoria de balón hacia abajo y marca el tercero. En el minuto cuarenta y cuatro, golpe franco contra el Santos, que tira Ufarte y remata bien de cabeza Luis, para hacer el gol del Atlético. Resultado del primer tiempo: SANTOS, 3; ATLETICO DE MADRID, 1. Resultado final: SANTOS, 3; ATLETICO DE MADRID, 1. Tardó el piíMieo en llegar, pero llegó. A las nueve de la noche estaba, casi lleno el estadio del Manzanares. A las ocho cerraba el comercio y se tarda en llegar. Unas cincuenta mil buenos aficionados quisieron sumarse al homenaje a Rivilla y, al mismo tiempo, ver al Santos, ver a Pelé, lo que era tanto como matar dos pájaros de un tiro o ir por atún y a ver al duque. Rivilla tenía la admiración general, simpatía reconocida, y eso cuenta a la hora de las des p e d i d a s La hora avanzada en que terminó el p a r t i d o- -avanzada a efectos de P r e n s a nada más- -me impidió inquirir datos concretos de la recaudación habida y de los beneficios p a r a Rivilla, pero tuvo que haberlos, y en cuantía de éxito notable, asi como de unos tres mili o n e s. En afectos, más del doble. Tuvo el partido un prólogo de manifestación popular cálida en lo que era salutación y despedida al t i e m p o- Ovación de gala al gran jugador, que lia Pelé decidido retirarse. Ea el centro del terreno, con los brazos en alio y juntos después en SU HOMENAJE Y DESPEDIDA Piaza de los Sagrados Corazones, 1 (Paseo de La Habana, núm. 29, con vuelta a Concha Espina) LEY CASTELLANA. RENTA LIBRE 254 y 382 m 2. -Garaje ENTREGA INMEDIATA Facilidades a convenir Información, en la finca. Tel. 250 10 64 SE OFRECE Hablando alemán, francés e Inglés. Con experiencia. Apartado 10.230. Madrid. ofrecemos a cambio 3 pisos exentos, a estrenar, en Avda. de la Paz, abonando diferencia. LOYCO, S. A. Ciaudio Coelio, 77 expresión de abrazo a los espectadores, Rivilla dio las gracias emocionado. Y un hijo suyo, un niño, hizo el saque de honor. A todos sus compañeros, y a los jugadores del Santos, les hizo un regalo como recuerdo del partido, y los jugadores del Atlético ofrecieron a la esposa de Feliciano Rivilla un gran ramo de flores. Después, ya en el partido, estaría Rivilla ocho minutos nada más y se retiró entre nuevos y fuertes aplausos. El encuentro sería en el primer tiempo una manifestación de la clase individua 7 conjunta del Santos, aunque aquélla corresponda especialmente a dos jugadores de su ataque, a los dos fenómenos negros que son puntales también en la selección nacional brasileña: Pelé y Edu. Ellos dos y Tostao, que no está en el Santos, son tres portentos. Pelé actuó en exhibición, sin forzar demasiado su acción, pero lo suficiente para dar una lección de toque de balón, de sprint corto en el regate, de pases a cualquier distancia y de servir la pelota para el gol, como hiciera para dos de los tres que marcaron antes del descanso, el segundo que lograra Abel y ej tercero que rematara Edu. Edu fue en esa primera parte también un diablo de color, más dinámico que Pelé más profundo. Y con ellos, el joven extremo Manuel María, que por la banda derecha aceleraría el juego de vanguardia. Juega el Santos con tres hombres delante nada más pues el interior Nene y el extremo izquierda Abel forman un línea eje, aunque lleguen a sumarse a sus compañeros de vanguardia. Y cumple esa función también el medio Clodoaldo. Es, sin embargo, lo que menos me gustó del Santos. En zaga, dos centrales tremendos de talla y juego, Ramos Delgado y Joel. Sin destacar en este partido los laterales y los reservas ni el guardameta Gilmar. En el segundo tiempo quedó borroso el Santos, un poco por la administración de su ya trazada victoria y algo más por la reacción y ajuste del Atlético, en una rectificación de errares bien vistos por Marcel Domingo. Benegas marcó mejor a Edu; bloquearon más a Pelé; Jayo estuvo alerta a todas las salidas de jugada propia o ajena, con Irureta sacrificado a marcar también. Los medios brasileños no componían línea, se les iba Luis, encontraba sitio libre Adelardo, tuvo el Atlético, en suma, una ligereza y velocidad mayor, y con la desenvoltura ejerció un claro y coinstante dominio territorial, aunque sin concretar ni finalizar con éxito tanta jugada de ofensiva. El marcador no se movió, conservó el Santos su victoria, aunque el equipo fue a menos, y el Atíético se resignó con su derrota, aunque el equipo había ido a más. Muchos espectadores sintieron decepción al no seguir viendo las maravillas de Pelé y de Etin, las que mostraron a principio y causaron asombro, pero era natural. En cambio, que el Atlético entrara en acción y en reacción fue muy conveniente, si no para alterar el tanteo, sf como ensayo de posibilidades para la Liga nacional. Y entre aplausos para el Santos y coleccionistas de autógrafos que pedían la firaaa de Pelé, acabó el emotivo homenaje a Rivilla, con un gran equipo como protagonista y testigo? el Santos del primer tiempo. -GUJERA.