Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Aunque los primeros pasos de Tarzán en el comic se deben a la pluma de Harcld Foster, fue Burne Hogart quien popularizó el personaje en los diarios y revistas. A la derecha, Hogart habla ante una reproducción de sus dibujos, durante la reciente exposición internacional del comic celebrada en París. Abajo, un fotograma de la película El escondite de Tarzán protagonizada por Gordon Scoit. Cómo, ¿es usted Tarzán? Entonces... ¡encantado, señor Weissmuller! TARZÁN Y EL MUNDO DEL COMIC El rey de los monos tenía que tentar, forzosamente, al mundo maravilloso del comic y las publicaciones juveniles. Tarzán se convertiría muy pronto en el ídolo preferido de las narraciones aventureras. Como ha dicho recientemente Ramón Terenci Moix, el mito de Tarzán es una especie de preconización de retorno a la pureza inicial del hombre, con raíces en el salvaje ideal de Rousseau y cuyo signo externo sería la desnudez y el contacte con Ja Naturaleza. Psicólogos americanos, por otra parte, han creído ver, en la atlética figura ideada por Burroughs, el prototipo de superhombre imaginado por Nietzche. Sea lo que sea, el hombre- mono necesitaba un dibujante excepcional, y tuvo la suerte de hallarlo. Tras unos cuadernos iniciales publicados en 1929 y debidos al lápiz de Harolu Foster, el ilustrador de la serie protagonizada por El príncipe valiente vrr verdadero genio del dibujo, Burne Hüsa lograría plasmar en sus episodios n só 1 relatos emocionantes y dinñ: r. i os. iiio um pequeña obra artística, do- aior estético indudable. La sensación de movimiento y el minucioso detalle anatómico en los cuerpos diseñados por Hogart no han sido todavía igualados por ningún otro dibujante de comics ni siquiera por el malogrado Alex Raymond, creador del inolvidable Flash Gordon En 1957, en el Museo de Artes Decorativas de París, se rindió un justo homenaje europeo a Burne Hogart, el hombre que ha elevado las historietas gráficas a la categoría de arte auténtico. Inglés de raza, mono de adopción, portugués por azar, francés por cultura norteamericano por su creador Bu 1 TM, por su dibujante Hogart y s 1 T- C ÍIHción humana, Weíssumllc; JI Tarzán de ios monos. Teiin Ciayton, lora Greystoice. continúo ilusionando a las nuevas generaciones como el prototipo de la iuerza, la libertad y la honradez. A pesar de sus ochenta y un años, el atlético señor de la j- ungla se conserva en buena íormr. Juan BALANSO