Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
que sabrá defenderse, y muchos libros ilustrados en los ¡que aprenderá a leer- ¡sin saber hablar! -tras diez años de esfuerzos. Reconocida su superioridad, los monos lo eligen como jefe de su tribu. Los primeros seres humanos de los que tendrá conocimiento serán los negros caníbales de una aldea perdida en la espesura. Pero un día, contando ya veinte años, Tarzán ve aparecer un barco en la playa. En él reconocerá seres de su misma especie, entre ellos una bellísima joven rubia. Jane Porter. El hombre- mono tendrá ocasión de salvarla de las garras de un espantoso gorila, y la llevará consigo a la selva... Tras muchas peripecias, Jane se convertirá en su compañera, Tarzán se reintegrará a la civilización e incluso logrará reivindicar sus derechos auténticos como heredero del noble lord Oreystoke. ren apariencia de indio apache más que de hombre- mono. Los fiimes de la serie se suceden con diversos intérpretes. En 1920, una canción: Tarzán, mi querido salvaje ocupará lo que hoy llamaríamos primer puesto en el hit- parade estadounidense. Un año después, la obra teatral Tarzán de los monos será aplaudida con calor en los ascenarios neoyorquinos. Pero la perfecta encarnación del héroe de la selva no la lograría, sino años después, el actor Johnny Weissmuller. Weissmuller era el gran nadador norteamericano de los años veinte, medalla de oro en las olimpíadas de París y Amsterdam, que cuando se retiró del deporte- -muy joven- -en 1929, detentaba todas las marcas en estilo libre, desde las cien yardas hasta la media milla. La idea de lanzar una serie de nuevos filmes sebre Tarzán se le ocurrió a Irving Thalberg durante el montaje de la película Trader Horn en 1931, con el fin de aprovechar el considerable metraje de celuloide sobrante, rodado en regiones selváticas. Entonces fue cuando la Metro- GoldEL PUBLICO EXIGE MAS wyn- Mayer decidió contratar a Johnny AVENTURAS Weissmuller para interpretar el personaje de Burroughs, consiguiendo con ello una Ya en El regreso de Taradecuación perfecta entre el actor y la fizán prácticamente segunda gura mítica del rey de los monos. Aunque parte de Tarzán de los mopésimo intérprete, Weissmuller poseía la nos Burroughs había contivitalidad auténtica del atleta, la sonrisa nuado las hazañas de su héfranca y la mirada un tanto inocente del roe, hasta casarlo finalment? deportista nato y un físico tosco y hermoso con ia delicada Jane Porte. al mismo tiempo. por lo que las aventuras paPara el papel de Jane, la dulce compañerecían concluida? Pero éxira, la productora eligió a Maureen O Suito de ios episodios fue tan livan, una pelirroja irlandesita de ojos vergrande, que p? escritor decides, frágil y picante a la vez. La pareja dió seguir relatando las anresultó perfecta y las seis películas rodadanzas del salvaje coloso er das por ambos serían las más comerciales un libro titulado Las fieras de la serie. de Tarzán A éste le seguiría A los protagonistas se incorporarían, a El hijo de Tarzán en 1315, peco, les psrscnajes de su hijo ue en la que finalizaba con un solemversión fílmiea no ss llamó Jaek. sino Boy) ne matrimonio entre Meriem. interpretado por el niño Johnny SheffieSd. joven argelina, y Jack, hijo el de la pintoresca y simpatiquísima mona del protagonista y Jane, quie Chita verdadera payasa oficial de la ne, según los cálculos del lecíanülia Taryán y uno de- les más divertidos tor atento, ya deberían anrecuerdes de la niñez del que esto escribe. dar frisando la cuarentena. muerta precisamente en su jaula del zoo de Pero Burroughs tenía dePerth el pasado año. masiada fantasía para dejarCon. el tiempo, Maureen O Sullivan abanse amilanar ante tan mínidonó sus tareas selváticas para contraer mos detalles. La producción matrimonio con el realizador John Farrow, de sus obras continuará sin al que ha dado muchos hijos, entre ellos interrupción: El tesoro ds la actualmente famosa estrella Mia Parrow. Tarzán (1916) Tarzán y el Brenda Joyce, rubia y elegante- ¡que ya león de oro (1822) Tarzán resulta difícil serlo con un vestido de piel y el imperio perdido (1928) de gamo sin curtir! -sustituyó a Maureen Tarzán en la ciudad prohien les cuatro restantes filmes de la serie bida (1937) son algunos de interpretados por Weissmuller. Después, los mejores títulos de la laréste, ya en la franca decadencia física que ga serie de apasionantes peataca a los nadadores, en su madurez, se ripscias del señor de la junretire del cine, rico y nostálgico, montangla. do una cadena de gimnasios a lo largo de Como el autor se da cuenta los Estados Unidos. Los espectadores de del peligro que representa la sus películas recuerdan con deleite títulos familia del h é r o e- -testigos tales como: Tarzán y su compañera fastidiosos de su paulatino en Tarzán y su hijo Tarzán en Nueva vejecimiento- -escamoteará há- Lex Barker fue el sucesor de Johnny Weissmuller. York o Tarzán y las amazonas bilmente su presencia, Jane Otro atleta que encarnó el papel de Tarzán en Los sucesores de Weissmuller hasta la aparecerá, pues, sólo muy es- varias películas, aunque no tuviera las facultades fecha no han conseguido, en modo alguporádicamente y Jack, que ha f í s i c a s de Weissmuller. En la fotografía a p a- no, hacerlo olvidar. Ni Lex Barker. el natenido a su vez un hijo- -lo rece a c o m p a ñ a d o de la actriz Denise Darcel. dador, ni Gordon Scott, vaquero y bomcual resulta grave, pues conbero, ni Dennis Miller, as del baloncesvierte a Tarzán en abuelo- -to, ni Jcek Mahoney, campeón de pesas desaparece por completo en (al que, pronto veremos encarun episodio escrito en 1933, a pesar de concedía un puesto en la Cámara de los nando al por cierto, en una nueva serie telepersonaje que el último se escribirá en 1944, once Lores! visiva) ni, desde Juego, el actual y soso Mike años más tarde. Henry, que más bien parece un James Bond En sus nuevas aventuras, Tarzán descuTARZÁN EN EL CINE con taparrabos que un primitivo y selvábrirá, civilizaciones desaparecidas, c o m o tico, Tarzán. Opar y Pellucidar, y se enfrentará a crueEl cada vez más pujante éxito de las El propio Edgar Rice Burroughs recoles cazadores blancos o a seres fabulosos, novelas incitaron a los productores de nocería que Weissmuller fue la encarnacomo los hombres- leopardos y los hombres Hollywood a extender un contrato fabulo- ción viviente de su personaje. Cuando en sin restro, visitando en sucesivos viajes la so para llevar a la pantalla el personaje su última novela, datada en 1944, meses India, las tribus del Amazonas y hasta... creado por Edgar Rice Burroughs. antes de su fallecimiento, narra el encuenel mismo centro de la Tierra. En 1918, Elmo Lincoln encarna al primer tro del hombre- mono con un piloto ameDiversos acontecimientos mundiales, co- Tarzán cinematográfico, una larga cabe- ricano, pone en labios de este último la mo la primera guerra europea, inspiraran. llera y amplia piel de leopardo le confie- siguiente halagadora exclamación: y 38 asimismo, al prolífico escritor. En Tarzán el indomable (1918) los alemanes se convierten en enemigos del hercúleo dios de la jungla, mientras que su hijo combate en los campos de Francia, encuadrado en el ejército inglés. En Tarzán triunfante (1931) es Stalin quien forma parte de los personajes de la novela, y en su postrera aventura, Tarzán y la legión extranjera (1944) Lord Greystoke sera nada menos que coronel de la Boyal Air Forcé al servicio de Su Majestad británica. ¡No hay que olvidar que, al fin y al cabo, su título le