Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 El primer episodio, publicado en folletón por la revista AII Story apareció en 1912. El éxito fue tan grande que dos años después se editó la novela completa, primera de la serie, que fue posteriormente traducida a todos los idiomas. Burroughe cobró mil dólares por esta primera novela. El éxito de su Tarzán ya no le abandonaría nunca. ARZAN, señor de la jungla, el mítico personaje, héroe de varias generaciones, nació, según cuenta su creador, Edgar Rice Burroughs, en el año 1888. Acaba de cumplir, pues, ochenta y un años. Sin embargo, su atractivo continúa manteniéndose en íorma sorprendente. Este libro de aventuras ha sido, quizá, el mas vendido de todos los tiempos; sólo en 1939 se habían agotado más de 30 millones de ejemplares; ha sido traducido a 31 idiomas incluido el esperanto) y, hasta la fecha, se calcula que sus beneficios sobrepasan los ciento cincuenta millones de dólares. Un pueblo del Estado de Texas lleva el nombre de Tarzana. Las viejas películas interpretadas por Johnny Weissmuller se visionan nuevamente con gran aceptación y Tarzán continúa siendo el protagonista preferido del mundo de los comics La moda pop en fin, nos devuelve su renovada figura en posters y publicaciones de última hora. Resulta curioso pensar que Tarzán jamás hubiese sido creado si su autor no se hubiera visto apremiado por la miseria cierto día de agosto del año 1911... T UN AMERICANO INQUIETO Hubo un tiempo en que Edgar Rice Burrougl croyó ser un hombre desafortunade. d ctJo i 1 de septiembre de 1875 Hat. i tí- Chicago y realizado sin éxito sus estudios en la academia militar de West Point. Luego intentaría diversas profesiones, desde contable a vendedor de aspiradoras, p e r o su carácter inquieto y soñador, un tanto rebelde de convencionalismos, le llevaría al más rotundo fracaso en cuantas ocupaciones iniciaba. Ya casado y padre de dos hijos, su situación llegó a hacerse comprometida. Y ¡precisamente para huir de una miseria que veía cercana fue por lo que, a finales de 1911, se dispuso a escribir una novela de ciencia- ficción cuya acción desarrollábase en el planeta Marte. Gran aficionado a la literatura barata de aventuras, había tomado su decisión al tiempo que decía a su mujer: Si pagan a alguien por escribir semejantes folletines, yo me voy a cubrir de oro. No solamente tengo imaginación suficiente para idear cosas más divertidas, sino, probablemente, mejores. Su novela marciana fue acsptada inmediatamente y publicada en la revista All- Story reportándole 400 dólares. Animado por este primer paso, Burroughs decidió crear un personaje de leyenda para protagonizar una serie de episodios que se empezarían a publicar en la citada revista en octubre de 1912. ¡Esta vez los beneficios se elevarían a 1.000 dólares! Había escogido como tema la historia de un niño abandonado en la selva y que, amamantado por una mona, se convertía en un pequeño salvaje; un argumento, por cierto, bastante sobado, mezcla de la le- yenda romana de Rómulo y Remo y del éxito editorial El libro de la selva de Rudyarcl Kipling, que, sin embargo, convertiría a su autor en millonario y crearía el mito de un nuevo y fabuloso personaje literario: Tarzán de los menos. LA HISTORIA DE TARZAN El argumento original de la famosa novela es, a grandes rasgos, como sigue: Un noble inglés, John Clayton, Lord Greystoke, y su esposa Alicia son abandonados por da tripulación amotinada de un navio, en la costa africana de Angola. Corre el año 1888. Tres meses después del desembarco forzóse nacerá un niño, primogénito del matrimonio. El padre y la madre, a poco, perecen trágicamente atacados por una banda de grandes monos (los monos de Burroughs no son gorilas, ni chimpancés, ni orangutanes. El escritor creó una especie de primates desconocida, más cercana, quizá, a la raza humana) Una mona, Kala, recoge al bebé y decide criarlo. Lo llamará Tarzán que en el lenguaje de los simios significa, al parecer, Piel- blanca El pequeño va creciendo en la jungla, mientras le suceden maravillosas aventuras con Sabor, la leona, Numa, el león, Sheeta, la serpiente, y Tantor, el elefante Fronte se dará cuenta de que pertenece a una raza superior a la de sus peludos com pañeros. En la vieja cabana construida por su padre hallará un cuchillo, con el 37