Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
v Var- us. un Trujillo; Aguilares y Cabrera en Córdoba; Ponces y Guzmanes, en Sevilla; Niarros y Cabelles, en Cataluña... Ellos nos dan a conocer que la enemistad les forzaba a salir a pelear al campo y que, alguna vez, llegaron a desafiar hasta a ciudades enteras, como lo hiciera Diego Ordóñez en su reto a Zamora. Testo de Ferro fue un auténtico capitán con doscientos bandidos armados. Y en su pintoresco romance autobiográfico, el famoso guapo Francisco Esteban, llega a a utoprcelaomarse: ...soy tigre en lo soberbio león en valentía y una fiera en lo sangriento. Urgía buscar remedio contra aquel desbarajuste y es el Gobierno de Isabel n a quien se debe la creación de la Guardia Civil, verdadero Cuerpo Militar, que por el solo hecho de serlo, sintetiza y compendia las más acrisoladas virtudes, valor y disciplina. Aquel Gobierno también tuvo la suerte de encontrar al hombre. Fue éste don Francisco Girón y Ezpeleta Las Casas y Enrile. Así se llamaba el segundo duque de Ahumada, quien nació en Pamplona el día 11 de marzo de 1803. Digamos en verdad que a la Guardia Civil, más que con simpatía se la acogió con temor- -entiéndase bien- -a que pronto fuera disuelta. Pero dirección y organización son conceptos que, desde la creación de la Guardia Civil, vemos que constantemente imperan sobre muchos otros, todot, saludables. Consejeros- -equipo, como tóora se dice- -el duque de Ahumada los tu vo inmejorables en don Carlos María de la Turre, quien actuó conir ¿secretario, y i t -is cuatro jefes df H. ón: el te- niente coronel de infantería don Felipe Urioste y los comandantes don Javier de Olmeda, don Luis Casani y don Juan Manuel de Yébenes. Todos han pasado a la inmortalidad. Asuntos iniciales para ellos fueron: uniforme y armamento. A primera vista, tal vez esto pueda parecer pueril, insignificante. Sin embargo, con el transcurrir del tiempo se ha demostrado que pensaron inteligentemente. Se daba por descontado que por la situación de España en aquella época, el servicio sería duro, de constante f a t i g a En consecuencia, se adoptaron prendas de vestir en reducido número, que fueran sufridas Además era práctico. El uniforme del periodo fundacional, es el que hoy conserva y utiliza como de gran gala. Entonces, dándole la vuelta a la pechera, ésta podía ser roja o azul. Para gala, era roja y azul para el servicio normal. APARICIÓN EN MADRID Las concentraciones iniciales se hicieron en Leganés y Vicálvaro. En aquellos depósitos recibieron instrucción los primeros guardias civiles. Fue necesario aceptar voluntarios y soldados que, en algunos casos, apenas sabían deletrear. Otra vez entra en juego la organización se consiguió que con sólo tres meses de vida, el Cuerpo pudiese pasar revista de presen- El teniente general don Luis Diez- Alete con un núcleo relativamente grande gría, actual director general de la Guarde guardias de infantería y caballería. dia Civil desde el 7 de marzo de 1969. Al amanecer del día 1 de septiembre Abajo, una escena del adiestramiento de 1844, equipados, uniformados, en el des- con perros policías, a que son somccampado que entonces era la Puerta de j tidos los miembros del benemérito Atocha, con sus jefes a la cabeza y gran Cuerpo, como preparación eficaz para asombro de los madrMeños, formaron mil W cumplir sus inestimables servicios 0 R 6 ANIZACI 0 N GENERAL I O VA GUARDIA CIVIL OffiECClON GENERAL 0 E LA 6 UAR 01 A CIVIL ml íKWOWWYESTISACKm B t LA K. M. H F. l JACAOEMIA te CASOS L i PARQUE t AUTOMOVILISMO J- COMfAÑIA MÓVIL 1O LA E NCCUA 1 MMUOatKBlittK W I CUMIO K S i tíXtl t ESTASO ASOCIACIÓN PRO HUERTANOS O K MSTRUCCKMlife. ACAD y O6 OFICIALES T j COMPAÑÍAS I ACADEMIA K TRAFICO i ESCUELA OE CONOOCTO. RES 1 1 M E AS I ASOCIACIÓN MUTUA BENÉFICA ASOCIACIÓN OE I- MUTUOS) PATROMATO OS VIVIENDAS 1 CSCUÍLA OE TRAN 8 Ml IONBS i- escueuwMasnMaifiinL X PUESTO r