Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. DOMINGO 7 BE SEPTIEMBRE DE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG, 25. SE HAN PERDIDO LAS ULTIMAS ESPERANZAS DE RESOLVER EN EL DIALOGO Y LA UNIDAD EL CONFLICTO DE LA PARROQUIA DEL ISOLOTTO Lfí IGLESIfí EN EL MUNDO DE noy El grupo de seguidores de Don Mazzi decide permanecer en su aciCtud de rebeldía frente al cardenal Florit EL EPISCOPADO ITALIANO APOYO UNÁNIMEMENTE AL ARZOBISPO DE FLORENCIA EN SU POSTURA Madrid. (De nuestra Redacción. Las últimas esperanzas de resolver el conflicto que oponía la parroquia del Isolotto al cardenal arzobispo de Florencia parecen haberse perdido definitivamente tras los sucesos de esta semana. El conflicto estalló el pasado 23 de octubre, al apoyar los sacerdotes y fieles de la parroquia la ocupación de la catedral de Parma por un grupo de seglares y sacerdotes. Este apoyo, hecho público por el párroco, Don Mazzi, fue criticado por él arzobispo cardenal Florit, que exigió al sacerdote una pública retractación, retirándole de la parroquia al negarse Don Mazzi. El apoyo de los parroquianos a Don Mazzi- -que durante catorce años había realizado en el Isolotto una impresionante labor apostólica, creando una parroquia viva y practicante, donde nadie acudía a la iglesia a su llegada- -y una cierta dureza inicial- de la curia florentina crearon un endurecimiento polémico que envenenó la parroquia con polémicas a lo largo de los tres últimos meses del pasado año. La decisión arzobispal de suspender a los tres sacerdotes de la parroquia, así como los procesos civiles a que están sometidos unos cuatrocientos fieles por turbar actos religiosos, hacían más difícil la reconciliación. Pero ésta pareció iniciarse al invitar el cardenal Florit a los tres sacerdotes suspendidos para que pasaran con él una temporada en su palacio y, en el diálogo y la amistad, estudiar las raices del problema. Vna carta de los tres sacerdotes aceptando la invitación hizo concebir las mejores esperanzas. Para acentuar estas esperanzas, el mismo monseñor Florit quiso hacer un nuevo gesto de benevolencia anunciando que, el pasado domingo, eclebraría la misa en el Isolotto. Pero aquí volvieron a surgir los problemas. Don Mazzi reunió a su comunidad y de esta asamblea salió una petición al arzobispo para que antes de la celebración x de la misa se celebrara un diálogo público entre el arzobispo y la comunidad, así como la exigencia de que el prelado revocara las suspensiones de los tres sacerdotes. El cardenal- -ante estas propuestas- -respondió que las condiciones eran inaceptables. A. la mañana siguiente, mientras el arzobispo celebraba en el interior de la iglesia la misa- -en presencia dé unos mil doscientos fieles- Don Mazzi y algunos cientos de seguidores se reunían en el pórtico V, con altavoces, leían diversos textos de la Biblia, de modo que, ai estar abiertas las puertas por el gran número de fieles que llenaban el templo, las dos voces se confundían. En su homilía, el arzobispo subrayó te necesidad de unión en la comunidad cristiana tal y como Cristo pidió y recordó él papel del obispo como centro de ésta unido, afirmando que, tanto autoridad como obediencia, deben ser vividas en él amor. Volvió igualmente a reiterar su invitación a los sacerdotes de la parroquia para que fueran a vivir unos días con él. Después de la consagración fue fácil percibir cómo la voz del cardenal se veía turbada por la emoción p lais lágrimas. Vn largo aplauso señaló el fin de la ceremonia, y la partida del arzobispo. La noche del mismo domingo, en cambio, se reunían los partidarios de Jos tres sacerdotes 4 ecM, ían, q. us 4 stos volvieran sobre su decisión y no aceptaran la invitación de prelado. La postura del cardenal iba a verse más tarde sostenida por el apoyo decidido de todo el Episcopado italiano, que en la reunión de su conferencia tras afirmar que el problema era de competencia del prelado sin que pudiera interferir en él la conferencia, subrayaba con un largo aplauso las palabras del cardenal Urbani, que aseguraba a monseñor Florit la plena solidaridad de todosr los obispos italianos. Quiera Dios- -decía el arzobispo de Venecia- -que todos los sacerdotes y fieles puedan entender que no puede haber auténtica comunidad eclesial sin una sincera fidelidad al propio obispo. Palabras muy parecidns eran repetidas el miércoles por Pablo VI en una clara alusión al problema de Florencia. Pero tampoco estas exhortaciones eran escuchadas por el grupo del Isolotto. En EL HUEVO OBISPO DE TUY SALUDA A SUS DIOCESANOS Vigo 6. Me siento pobre para poder serviros dice hoy em el Faro tle Vigo don José Delirado Baeza, nuevo obispo de Túy- Vigo, en primer sau ludo a todos sus diocesanos. Et prelado dice también: Voy para consolarme con vosotros por la mutua comunicación de nuestra fe. Más bien me siento pobre para poder serviros y, por tanto, con una gran necesidad de que me ayudéis a cumplir la misión que se me ha encomendado. No es la sumisión a mi persona lo que mejor expresa nuestras futuras relaciones, sino la unión dinámica d nuestras mentei y corazones en lai búsqueda de nuestra común fidelidad a na misión que es de todo el pueblo; somos todos los que nos tenemos que someter a esta misión de construir el Reine de Dios. Desde ahora os anuncio mi deseo de perteneeeros por completo, pero también mi esperanza en vuestra colaboración j en vuestra responsabilidad compartida. Cifra. mía reunión celebrada por Don Mazzi con algunos centenares de fieles, éstos seguir en una postura que cada vez se hace más cerrada y solitaria, Proseguirán, pues, celebrando sus misas en la plaza deí barrio contra la expresa prohibición del prelado. Nuestra fe- -ha declarado Don Mazzi a los periodistas- -es más fuerte que nunca. La comunidad no ha querido ni quiere desarrollar nuevas ideas teológicas ni programas innovadores en el campo litúrgico v pastoral. Buscamos sólo un poco dé aire que respirar. Y no lo hacemos por despecho o por molestar a nadie. La Asamblea- -ha escrito un periodista testigo presencial de la misma- -se desarrolló en una atmósfera de fatiga v de angustia. Los participantes parecían tener el sentimiento de ir hacia lo desconocido? Efectivamente, la mayoría de los que, en un principio, apoyaron a Don Mazzi, han comenzado a abandonarle ante su pertinacia ante el obispo, aun no estando muchos de acuerdo tampoco eon la inicial intransigencia del cardenal. Pero prescindiendo del problema de la oportunidad de Jos procedimientos de la Curia florentina, es claro que el problema se plantea ahora en un terreno de clara desobediencia por parSé de la comunidad del Isolotto. Un católico conocidamente avanzado como el escritat, Marzo Gozzini afirmaba recientemente jue los límites, los excesos, las ingenuidades de la comunidad del Isolotto son evidentesfr; V el mismo Giorgio la Pira lia negado sil solidaridad con Don Mazzi, recordando gws allí donde están Pedro y él obispo allí esté la Iglesia Igualmente parece Jiaber fraca? casado él intento de mediación reliazado por el padre Balduccl, quien afirmaba con tristeza que temía que el concepto Ae unión eclesial ha sido desbordado por movimientos que consideran a kt jerarquía católica una pura simple estructura de poder ENTRADA OFICIAL EN VALENCIA DHL NUEVO ARZOBISPO Valencia 8. (Crónica telefónica lé nuestro corresponsal. 1 El arzobispo de Valencia, doctor don José María García Lahlguera, ha hecho esta tarde su entrada aflL cial en su nueva diócesis. La comitiva oficial partió del monasterio de la Virgen, del Puig, en donde fue recibido por el comendador, junto con toda la comunidad, alcalde y conceiales del Puig en Corporación y autoridades locales. Allí s postró ante la sagrada imagen da la antigua Patrona del Reino de Valencia, mientras la esoolanía del monasterio entonaba una solemne Salve. A continuación, eí prelado se dirigió en lti por carretera hacia Valencia. En PEBITO MECÁNICO con experiencia mínima 2 años, preferible conocimientos inglés, para Departamento Conservación en Laboratorio Farmacéutico. Sueldo anual aproximado, 120.000. Escribir a la Referencia 14.568. Cristinc Martas, 4. (14.5 S 8.