Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA ENSEÑANZA SUPERIOR EN ESPAÑA (Viene de la pág. 4 de Mirador. cionado de la sociedad española. Si la tasa de nuestro desarrollo económico continúa como en el. último decenio, y ss prosigue la línea de democratización de la enseñanza, pronto alcanzaremos cotas que hace un cuarto de siglo parecían absolutamente inasequibles. Rubio tiene el valor de afirmar que no se debe permitir a todos los bachilleres el acceso a los estudios superiores. Preconiza, pues, una selección que necesariamente tendrá alguna relación con el tan denostado numerus clausus Comparto plenamente la opinión de nuestro autor. Por una razón de justicia deben ser los mejores, independientemente de sus medios económicos, los que tengan acceso a los niveles educativos. Esto implica, por un lado, la multiplicación de las becas; pero, por el otro, la eliminación de aquellos estudiantes que posean recursos financieros, pero que no dan la talla de capacidad intelectual o de laboriosidad. Una experiencia de planificación pedagógica total, como la soviética, pone de manifiesto que el problema no se resuelve sólo multiplicando las Universidades, sino efectuando una criba del alumnado. Un país no puede soportar el peso muerto de los que estudian por inercia, de los repetidores, de los infradotados y de los que carecen de vocación. El titulo académico ds adorno es algo que resulta todavía más caro a las naciones que a las familias. En mi opinión, éste es lujo a extinguir. En una enseñanza superior perfectamente estructurada no debe haber abandonos propiamente dichos, sino orientación de todcs los estudiantes, que no puedan pasar al curso siguiente, hacia actividades que estén a su nivel. Ello supone, necesariamente, una graduación de títulos intermedios todo lo amplia que sea posible. Ello no sólo impedirá, las frustraciones individuales, sino que permitirá el aprovechamiento de todas las inversiones públicas educativas, incluso cuando se trata de estudiantes que no llegan a graduarse. El libro de- Javier Rubio y de sus colaboradores es, a mi juicio, el ¡más esclarecedor de cuantos hasta ahora existían sobre un problema tan debatido y tan trascendental como el de la estratificación socioeconómica de nuestra enseñanza superior. Por eso es luminoso y fecundo. Los datos están manejados escrupulosamente, y cada conclusión es deducida con rigor, con mesura y con admirable modestia. Creo que así es cerno deben abordarse todos los problemas políticos, a saber: con una información fáctiea suficiente, con una cabal manipulación de los datos estadísticos, con. una clara delimitación de los fines y con una ponderación experimental de los medios. La política ya no puede hacerse con simples recetas ideológicas; se está convirtiendo en una cosa seria. Gonzalo FERNANDEZ DE LA MORA ESCRITORES OLVIDADOS PEDRO DE REPIDE ACIÓ en Madrid el año 1882 y murió el año 1948 en la misma ciudad, de la que fue el más importante de sus cronistas oficiales después de Mesonero Romano. Pedro de Répide es una de las figuras literarias más populares de la segunda década de este siglo, tanto por sus crónicas periedisticas como por sus novelas de carácter madrileñista. Puede decirse de él a este respecto que creó escuela, sin que hasta la fecha nadie haya podido superarle, ni aun igualarle, por lo que se sigue considerándolo coma maestro indiscutible. Su primer éxito importante lo constituyó la publicación de su novela Del Rastro a Maravillas en la que adelantó ya las líneas o coordinadas estéticas entre las que se movería siempre: popularismo en sus temas y prosa ligeramente arcaizante. El mismo definió el contenido y el propósito de su obra al declarar a Cejador: Mi género preferido es la novela. Creo que es el más artístico y el más verdad. La historia también se interesa, porque toda mi atención está en el espíritu del pueblo y en la marcha de la raza, que va bastante despacio, la pobre. Mi ideal es hacer ncvela española... Lo pintoresco de las costumbres populares y la extraña picaresca N que p ardura en el alma de la raza, atn mi interés... Cansinos Assens definía su estilo co clasicismo de buen tono, elegante y si cilio... de salón dieciochesco... la med: exacta en que se puade ser antiguo sin jar de ser moderno, etc. pero la veré es que hoy resulta fatigosa su lectura, p que eu casticismo pesa demasiado, debide sus reiterados arcaísmos léxicos y sintác CCS. Publicó las siguientes novelas: La er morada indiscreta Agua en cestill No hay fuerza como el amor El solar la Bclera El Madrid de los abuelo Noche perdida Paquito Candil I rancio solar Los cohetes de la verben; Las cartas de la azafata Clos Un coi pirador de ayer La buena fama puerto sereno Camberí por Fuencarra La venganza de Julia Torre sin put ta La desazón de Angustias La K gra El regale de la madrina Los pejos de Clúo y El maleficio de la U Escritor prclífico, célebre hasta cons tuir casi una institución en su tiempo, c yó prontamente en el olvido. Clásico en genere, no es ¡previsible su resurreecic quizá iporque su literatura, atenta a anécdota trivial, se marchitó para siemp