Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. J U E V E S 4 DE SEPTIEMBRE DE 1969. EDICIÓN DE XA MAÑANA. PAG. 17 ABC EN DUBLIN T B A B A J O LEMTO EN EL MUELLE DE GIBRALTAR Los obreros solicitan aumento de salario y amenazan con la huelga general Algeciras 3. Se ha iniciado una actitud de trabajo lento en el muelle de Gibraltar, Los trabajadores gibraltatreños se niegan incluso a trabajar a deshora. Todo hace pensar que esta noche podría acordarse una huelga general, aunque el Sindicato local, hasta el momento, no ha aprobado el movimiento huelguístico. Los obreros solicitan aumento de salario, ya reclamado con anterioridad, y otras mejoras laborales. -Cifra. platónico de las Naciones Unidas, algún aliento de países amantes de la justicia y una clara tranquilidad de conciencia. Mientras tanto, en el Bogside y en Crumlin Road, los católicos seguirían soportando las mismas calamidades. Por eso Irlanda no ha seguido la manera violenta como instrumento diplomático, sino el camino de la madurez intelectual y de la mayoría de edad diplomática. Una Federación como objetivo lejano, al que se puede llegar por fases sucesivas, económicas y culturales sin límite de tiempo, es lo que el primer ministro irlandés ha sugerido en una de las propuestas más nobles y a la par inteligentes que conoce el mundo atormentado en que vivimos. Naturalmente, los activistas que padece Irlanda, como cualquier país de este mundo, han puesto el grito en el cielo diciendo que el ofrecimiento de Lynch es una cobardía y que hace falta remover el problema hasta conseguir que los ingleses capitulen. Pero Lynch, que los conoce, sabe que Iá suerte de medio millón de católicos del UIster y la definitiva solución de la cuestión irlandesa necesita tiempo y calma y que sólo un progresivo acercamiento entre las dos Irlandas- -la independiente y la colonizada llegará algún día a devolverle a la isla su natural y legítima integridad. Pero para eso hace falta, además de llevar razón- -como la lleva Irlanda- darle tiempo al tiempo. -Salvador LOOPEZ DE LA TORRE. El proceso federativo podría escalonarse en varias fases económicas y culturales sin limitación de tiempo Dublín 3. (Crónica telefónica de nuestro redactor, enviado especial. La participación de la República de Irlanda en el largo proceso, capaz de devolver la calma a los seis condados irlandeses que viven bajo una situación colonial, bajo el dominio de Inglaterra, es algo tan ló gico y tan evidente que sólo la altivez sin finura intelectual alguna de Chichester Clark, el primer ministro del Gobierno provincial de Irlanda del Norte, ha considerado que debía responder con un exabrupto a la generosa oferta hecha por el ministro de la República irlandesa, señor Lynch, para colaborar en la medida de lo posible en la solución del espantoso drama que padece el norte de la isla. Por fortuna la mayoría de los periódicos ingleses- -excepción hecha, elaro está, de algún conservador empedernido- -y la totalidad de la Prensa mundial, han reconocido la evidencia de que no hay remedio a largo plazo del problema del UIster sin una cierta colaboración entre Inglaterra, Irlanda y el propio UIster, tres entidades de distinta magnitud, pero todas ellas con intereses en el asunto y, por tanto, elementos imprescindibles para su solución. La primera conclusión a sacar de los aconte- cimientos que han tenido lugar en Belfast y Londonderry, este pasado mes de agosto, es Que el problema no lo pueden resolver solos dos de estos tres elementos. Ni Irlanda puede pensar en la reunificación automática de la isla contando sólo con el apoyo de los católicos nacionalistas del Norte, pero con la hostilidad de los protestantes, ni Inglaterra esperemos ue crea en el regalo de Reyes Magos que sería una vuelta a la calma a base de entenderse a solas con el Gobierno de Belfast, olvidando a la República de Irlanda, única garantía de los católicos. No hay solución- -conviene que esto quede claro- -sin Tina armonía entre los tres miembros de la ecuación. Y esto es justamente lo iue ha propuesto el señor Lynch, adelantando la fórmula de lina solución federal entre las dos Irlandas, con la colaboración de Inglaterra como garantía de los protestantes de Belfast. donde cada una de estas dos Irlandas tuviese su propio Parlamento- -uno en Belfast y otro en Dublín- aunque ambas operasen de acuerdo a través de una especie de gran Consejo insular capaz de ajusar las grandes directrices de la política común. El primer minisro irlandés ha dicho exactamente lo que hacía falta decir: Una solución en la dirección de la línea federal ha sido sugerida muchas veces. Mi Gobierno está bien dispuesto para discutir esta posibilidad con el Gobierno inglés. Aunque este objetivo pudiese ser alcanzado a través de varias fases intermedias, siempre estaríamos dispuestos a proseguir las negociaciones sobre el tema. Nadie plantea en Dublín la reunificación de la isla como una inmediata solución, sino que dando muestras de un gran talento político se adelanta la fórmula de la Federación por etapas, que es la única realista y, por lo tanto, de útil aplicación diplomática. Los irlandeses, cuya habilidad y buen sentido en política internacional no hace falta descubrir, insertan así su posible colaboración con Inglaterra en la solución del problema del UIster, dentro de un calendario, dándole al tiempo su benéfica capacidad de resolver las cosas, a nada que todas las partes comprometidas en el asunto demuestren un poco de buena voluntad. Si Dublín dijese ahora que los ingleses tienen iue irse mañana de su colonia irlandesa, lo más probable es que perdiesen el tiempo y no mejorasen para nada la suerte de los desdichados católicos sometidos a la colonización protestante del UIster y de lo Orden de Orange; pero, en cambio, abriendo la propuesta de una fórmula federal y escalonada sostenida sobre el trípode de Inglaterra, Irlanda y el propio UIster, demuestran que son los únicos con sentido de la eficacia y de la lógica. Pero conviene añadir que la propuesta de Lynch no es la primera que hacen los irlandeses en este sentido. En abril, el entonces ministro de Agricultura, señor Blancy, adelantó la idea de un Consejo federal entre las dos Irlandas, y en las entrevistas que sostuvo el primer ministro Lynch con McAteer, el líder nacionalista del Norte poco después, se admitió la posibilidad de que la Federación irlandesa continuase teniendo dos Parlamentos y una clara autonomía sobre los asuntos domésticos en cada parte de ella. Frente a la brutal intransigencia de los orangistas ulsterianos, la flexibilidad e imaginación de los irlandeses del sur constituye un ejemplo de honestidad y de talento. Porque, naturalmente, Dublín podría decir que los seis condados del Norte pertenecen a Irlanda y que la presencia de Inglaterra es un acto de pura imposición colonial, sin otro pretexto que defender a unos pocos de sus súMitos, como si la manera de proteger a un inglés fuera de Inglaterra fuese ponerle una base naval alrededor y decir que la base no se quita hasta que el inglés lo pida. Pero aun cargada con todas las razones, Irlanda no habría adelantado gran cosa, salvo algún voto BERNADETÍE DEVLIN REGRESA DE NORTELos protestantes levanten barricadas en Belfast Slianon (República de Irlanda) 3. De gran éxito ha calificado su visita a Norteamérica Bernadette Devlin a su llegada, esta mañana, al aeropuerto de Sfoanon, República de Irlanda. La diputado por Mid- Ulster declaró en una conferencia de Prensa convocada en el mismo aeropuerto que había despertado en su viaje a üos Estados Unidos el deber de que los norteamericanos de origen irlandés hagan algo por su vieja patria y añadió que ha conseguido una buena suma de dinero para ayudar a las familias que perdieron su hogar Bernadette Devlin no dijo cuánto dinero había recaudado durante su gira por los Estados Unidos, pero afirmó que había sidq depositado en diversos Bancos estadounidenses y que se realizará una transferencia a un Banco irlandés, sin precisar si se tra taba de la República ó del UIster. No es que desconfíe del Gobierno de Stormont y crea que van a quitarme el dinero- -prosiguió sonriente- pero sí creo que es mejor mantener el secreto hasta eü momento de repartir el mismo. He dado mi palabra a todo el qu ha donado dinero de que ni un sólo céntimo será empleado en la cpmpira de armas. Interrogada acerca de si temía una orden de arresto o ymetaaniento ¡por parte de las PERMUTO LOTE 4 APARTAMENTOS EN BEHDORM (RINCÓN DE LOIX) POR TIENDA DIFERENCIA Tres lujo, primera línea; uno. segunda línea. Valor, 4.200.000 pesetas Teléfono 331 58 25