Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, JUEVES 4 DE SEPTIEMBRE DE 1969- NUM. 19.799 TRES PESETAS DIRECTOR: TORCUA TO LUCA DE TENADEPOSITO LEGAL: M- 13- 1958- 96 PAGS. sf VIETNAMlu El presidente norvietñamita contaba setenta y nueve años OongOang YenBay LaoKsy HaGiang SE PREVÉ UNA LUCHA FEROZ POR EL PODER EN HANOI Su fallecimiento cambiará el curso de la guerra de Vietnam Londres 4 (madrugada) Radio Hanoi ha anunciado la muerte del presidente Ho Chi- minh, que contaba setenta y nueve años de edad. La radio interrumpió su programa para anunciar el fallecimiento del presidente, que desde hace días se encontraba enfermo. -Efe- Upi. Washington 3. (Crónica de nuestro corresponsal, por telex Aquí se da esta tarde como un hecho la muerte de no de los dirigentes más notables y durables que ha tenido el nacional- comunismo asiático desde el colapso del colonialismo blanco que siguió a la segunda guerra mundial en el Continente amarillo: el viejo Ho Chiminh, de setenta y nueve años, presidente de la República de Vietnam del Norte. Las noticias dadas de madrugada por Radio Hanoi, la primera declarando el gravísimo estado del enfermo y la segunda añadiendo que el estado empeoraba, han llevado aquí a la convicción de que el veterano rebelde nacionalista, si no ha fallecid ya, se encuentra a las puertas de la muerte. lia misma convicción se expresa esta tarde en París, en Moscú y en las Embajadas occidentales en otras capitales de Europa y Asia, con información probablemente más directa de los acontecimientos de la capital norvietnamita. Para Washington, envuelta en una guerra desastrosa en Vietnam- -la guerra de Ho Chi- minh- con más de medio millón de hombres en el teatro de operaciones, gastos colosales de más de 30.000 millones de dólares anuales, un presidente que no quisiera otra cosa sino repatriar cuanto antes a sus soldados, vietnamizando el conflicto, y una opinión cansada y hostil, la noticia de la muerte de Ho Chi- minh, de confirmarse, es de la máxima trascendencia porque puede transformar de la noche a la mañana, para bien o para mal, las perspectivas del conflicto en los frentes de batalla y el curso de las negociaciones estancadas de París. Naturalmente, la reacción inicial es de gran cautela y nádi abre aquí la boca para tratar de analizar en este momento el incierto futuro del Sudeste asiático, pero todo el mundo sabe que I desaparición de un caudillo como Ho Chi- minh- -símbolo legendario de la lucha contra el Japón en los años 40, Francia en los 50 y Estados Unidos en la presente década- -es susceptible de transformar en Hanoi muchas trayectorias. Hacía tiempo que Ho Chi- minh, ya viejo, había delegado en varios de sus subordinados, hombres más jóvenes, fervientes seguidores de su caudillaje, la autoridad para g- ofoernar Ja República. Que la autorfdad estuvo bien delegada por el jefe lo demostró la capacidad de supervivencia 7 organización de Hanoi bajo la terrible presWn de los sistemáticos bombardeos norteamericanos desde 1965 a 1968, la alta moral indis- cutida de la población civil y la estabilidad del régimen. Dicha autoridad estuvo más o menos centrada en un triunvirato de subordinados políticos: Le Duan, pro- soviético, actual secretario general del partido comunista; Truong Chinh, prochino, presidente de la Asamblea Nacional y miembro del PcMtburo, y el primer ministro del régimen, Pham Van Dong, neutral entre ambas posiciones. Al triunvirato puede añadirse marginalmente, por todos los informes, al famoso general Giap, el héroe de Dien Bien Phu y ministro de Defensa, aun cuando su cotización política parece haber descendidp considerablemente en loe últimos años, a partir del fracaso de la ofensiva, guerrillera y militar del Tet a primeros del año pasado. En eual- Ec! ¡tonal ORDENAR LA CIRCULACIÓN (Pág. 14) París GISCARD DTSTAING ANUNCIA LAS NUEVAS MEDIDAS ECONÓMICAS (Pág. 47) quier caso, los informes de la Inteligencia militar de este país y la opinión de los observadores diplomáticos, que han seguido sistemáticamente las corrientes políticas de Hanoi en estos años de guerra, estiman que la desaparición de Ho Chi- minh produciría, como produjo en Moscú la maerte de Joseph Stalin, el fenómeno fatal en todo régimen de autoridad cerrada: una lucha feroz por el poder político. De su resiUtado, que no sería en ningún caso inmediato, dependería, a juicio de Washington, el curso de la guerra, la actitud internacional de Hanoi entre Moscú y PeMn y las eventualidades de intensificación o desescalada del conflicto. En Hanoi, al cabo de veintisiete años de lucha por la independencia nacional y la liberación de todo Vietnam, hay dogmáticos y pragmáticos, teóricos de la guerra a todo trance, hasta el fin, y argumentos de conciliación pacífica, halcones y palomas. Estas fuerzas emergerán, inevitablemente, al desaparecer di viejo Ho Chi- minh. El jefe delegado de la Misión diplomática norvietnamita que negocia en París con los Estados Unidos, Xuan Thuy, insinuó anoche ante varios corresponsales que si el presidente Kichard Nixon continuase repatriando tropas rápidamente y en número considerable, examinaríamos este factor y lo tendríamos en cuenta Hasta afiora, la posición de los delegados de Hanoi- -que ha bloqueado todo movimiento en las sesiones de París- -sostenía la retirada total e incondicional de las fuerzas norteamericanas desplegadas en Vietnam del Sur como punto de partidla a toda negociación positiva. En estas condiciones, sitse coinciden con las primeras noticias oficiales de la enfermedad de Ho CM- minh, y si las palabras del jefe de la Delegación norvietnamita tienen algún significado racional, el planteamiento de las negociacio- nes y de toda la crisis vietnamita podría trasformarse en los próximos meses hacia aetittides viables de reciprocidad e n t r e Washington y Hanoi. Nada ofrece en este confuso momento ninguna base visible fie optimismo, pero puede predecirse que la Casa Blanca- -que ha suspendido momentáneamente sus planes de repatriaciones adicionales de tropas, además de los 25.090 soldados ya evacuados- -no desperdiciaría las insinuaciones hechas anoche en París por Xuan Thuy si hay en ellas algo positivo. -José María MASSXP. (SEMBLANZA BIOGRÁFICA EN PAGINA 15.