Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
bolliño 7- 2 o tl I mico FÍSSO X e SÍ e 2 RtttTl Q P 1 O PE f. 1 2 íps. X 2 IflIÍIE TStPU As. ¿WW 2 ÍO BELLO SPORT SCHEOA SPECIALE MÚLTIPLA DA SISTEMA kF- L Sf L ¡I raiMS 6 L ¡i, 8; 1! (ÍC ¡ÍÜD 8 DJL SÍS 53 1 1 X 2 1 96 RI SGNEDit t! íi si i 5 s 4 ii e 16 32 Si 12 Ó 48 4. 8 1 32 2- 32 8 E 2 36 4 36 1 fcS 2 -5 1 3 C 72 144 54 216 12 4 54 IHaíf. 2 S ESáilt 162 El boleto múltiple italiano. Boleto sencillo italiano, apto para dos- cuatro- ocho apuestas. equivocado- -para bien- y en lugar de aquellos aciertos, tendría más. En le que se refiere al periódico Totocalcio naturalmente contina una información completísima- -y en ciertos aspectos quinielística- -de la jornada a disputar el domingo. Destaca entre este material informativo la historia visual, dibujada, de la marcha de los equipos que se exhibe en adecuadas pizarras en tedas las ricevitorias -despachos- -del país. Esta historia de las insensateces cometidas por cada escuadra, ya dijimos un día que resutta un medio muy malo para pronosticar; que nadie nos dice si el equipo va a continuar comportándose ceme un dementa o va a sentar la cabeza. Un medio malísimo, pero no hay otro. (Para mi gusto, cerno se trata de un jue- go de dinero, el único material informativo válido para pronosticar, es el propio dinero: jornada tal, tantas sorpresas, tan- tes resultados normales, -tanto dinero. Pero de lo que no cabe duda es de que las histerias de los equipes informan- -y a los cautos, les desengañan- -da un simple vistazo. Encentramos en Tctocalcio crónicas, previsiones meteorológicas- -que a mí me divierten sobremanera, en la doble vertiente meteorológica y futbolística, ya qus resultan inoperantes en ambas- clasificaciones y, sobre tede, páginas dedicadas a las combinaciones y anuncios de venta de dichas combinaciones por parte de entidades especializadas. Y he aquí lo curioso: que un pueblo tan sesudo y práctico ceme éste, capaz de inventar el Derecho remano y de civilizar todo el orbe conocido, se haya dejado seducir por un sistema tan absolutamente falso cemo el denominado Corrección de Errores Sistema aue prcmete aciertos abracadabrantes pagando un número ridiculamente pequeño de columnas (si se aciertan les fijos y la columna base, es decir, si previamente se aciertan no menos de diez partidos y así se hace rico cualquiera) Que los anuncios proclamen una engañifa, vale. Pero que el órgano de los Concorsi dei Pronostici se lo crea, eso ya no. Existe otro semanario, denominado Toteguida que no solamente facilita información acerca del Totocalcio sino de tedes les juegos que en Italia responden a la locura nacional- -mayor que aquí- -per el uno- squis- dos, y que se juegan por el sistema de estos tres famosos signos. Sen, además de las apuestas del fútbol, el Totip (apuestas sobre carreras de caballos, al trote o al galope, en diversos puntos de la Península, que perduran durante el verano y cuyos équidos se agrupan en tres apartados, bajo el uno, el dos c la equis, a fin de dar lugar al pronóstico) y el Enalotto (especie de lotería, a cuyos números se les da una valoración une (hasta el treinta) de equis (entre el treinta y el sesenta) o de dos (del sesenta al noventa) estos sorteos se celebran en diversas ciudades del país; los signes a acertar son dees, los números, per tanto, de esa lotería, tres elevado a dece; las cabalas de números en retraso, repeticiones o ciclos nos recuerdan a las angustiosas elucubraciones de los asiduos a la ruleta en Mentecarlo o Estoril. La s e g u n d a circunstancia envidiable consiste en que en Italia, el Totocalcio depende directamente del C, C. N. I. Es decir: Las Apuestas Mutuas son una organización del Comité Olímpico Nacional Italiano. Persuadido el indudable sentido práctico del C. O. N. I. de que el dinero procedente de las quinielas resulta vital para el desarrollo del deporte en general y del fútbol en particular, esta máxima autoridad se permite fijar, -para la conveniencia de todos, extremos tales como el horario de celebración de partidos. En el país italiano no se adelantan o retrasan partidos- -provocando su anulación del programa- -más que en casos extremos, excepcionales, de verdadera fuerza mayor. Naturalmente que estas anulaciones y lo que ocurre en tal caso con los premies, se hallan perfectamente previstos. Pero a título de excepción y esto lo prueba que en el beteto del Totocalcio no existan les reservas. Los locutores de la- Cadena Nacional se dan, por así decirlo, una vuelta de vez en cuando por todos los campos a la vez en su emisión del domingo per la tarde. Cuando hacen el último recorrido de información radiofónica, todos les encuentros, con simultaneidad y seriedad envidiables, suelen estar terminados. La quiniela está servida. En suma: a las apuestas se les da su debida importancia, que no es otra sino la de proporcionar dinero. Dinero para espléndidos fines: la beneficencia, el. deperte. No es poca importancia. En suma: a las apuestas se las respeta. ITALIA, CUIDA EL DETALLE Este cronista se hallaba en la famosa isla de Capri. Donde cuando per la tarde zarpa el último batiscafo, sa queda usted allí, aislado en el ¡pleno sentido de la palabra. Pues nada, sin problemas. Máximas facilidades al cliente. En Italia puede usted sellar perfectamente boletos en una isla y un sábado por la tarde. En los boletos de esta nación, si no hermana, -por lo menos prima carnal nuestra, se emplean, absolutamente siempre, varios partidos de Tercera División, que allí se llama Serie C. (Claro está: para acostumbrar al público a seguir los lances de la Eivisicn Tercera y aue no le pille de sorpresa que empleemos semejantes par tidos cuando no hay otros y que en tal caso, no se retraiga. En el Tctocalcio no existen los premios de tercera categoría para los doce aciertos; no los he visto en ningún sitio y esta puede ser la dudosa desventaja que tras censigo el jugar solamente con trece encuentros. Como consecuencia de ello, las series y los múltiples aguantan un sólo error. -Cuitado de la experiencia de lo largamente establecido, encontré prácticamente perfecto el funcionamiento de las quinielas en este país eme las inventó y donde, en este aspecto, todo está inventado. Camilo MURILLO