Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 2 DE SEPTIEMBRE DE 1989. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 37. lez Aller (don José Ignacio) de Cívico Fernández de Villavicenoio (don José Manuel) presidente de la Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo, don Juan Escobar y señora y el diplomático cubano don José Lara, y don Rafael Cabello de Alba y señora. COLOQUIO EN AGORA En la librería Agora se celebró un coloquio bajo el tema Novelística actual que fue dirigido por el escritor Juan García Hortelano, premio Biblioteca Breve y Prix Fórmentor. FIGURAS POPULARES En estos días han visitado la costa Estrellita Castro, el cantante y actor cinematográfico Joselito y el boxeador José Legra. TORNEO DE MUS EN TORREBLANCA En el torneo de mus celebrado en el Club Náutico de Torreblanca del Sol resultó vencedora la pareja formada por los señores Daza y Sanz Cagigas, que recibieron los trofeos reservados a los ganadores. SEMANA DEL SOL MARBELLA EN En el programa de la Semana del Sol que tradicionalmente se viene celebrando en Marbella, han figurado como números sobresalientes los torneos de tenis, los cuentros de fútbol y dos corridas de toros, así como una prueba deportiva de góndolas en el puerto del Club Marítimo. DIPUTADO LABORISTA EN MALAGA Llegó a esta costa, invitado por la Organización Sindical, el diputado laborista Mr. Albert Roberts, acompañado de su esposa que por segunda vez visitan Andalucía. Mr. Robert es presidente del grupo angloespañol del Parlamento británico. CONDECORACIONES A SKALISTAS El ministro de Información y Turismo ha otorgado la medalla al Mérito Turístico a don Manuel Utrera Molina y a don Salvador Buendía Rodríguez, presidente y secretario, respectivamente, del Skal Club de Málaga, y a don Antonio García del Valle y a don Juan Sánchez Morente, que formaron parte del Comité organizador del Congreso Internacional de los Skals Clubs celebrado el pasado año en Málaga. INAUGURACIÓN DEL CLUB MARÍTIMO EL CHAPARRAL Se ha inaugurado el club marítimo El Chaparral en las playas de las Doradas, entre Fuengirola y Marbella, asistiendo a! acto de la bendición de sus instalaciones con las autoridades provinciales y locales el secretario general del Ministerio de Información y Turismo, don Joaquín Juste, y el director general de Empresas y Actividades Turísticas, don León Herrera, y numerosos invitados. HOMENAJE A UN ARGENTINO Don Jorge Belloti, subdito argentino admirador de España residente en Torremolinos, antes de ausentarse de nuestro país ha sido objeto de un sentido homenaje por parte de los habituales y de los veraneantes de la costa, acto que tuvo lugar en el Pez. Espada durante una fiesta ofrecida por los señores de Alberola, y en el que le fue entregado un pergamino obra del pintor Federico Echevarría, y en el que figura una cariñosa dedicatoria. L. B. Cuando estudiamos el acontecer histórico percibimos con claridad que los lieohos estiva enlazados de una forma misteriosa, que nada sucede por casualidad y que hay una Suprema y Poderosa Inteligencia que rige ia trama y urdimbre asombrosa de la vida humana. En la vida de Agustín de Milla y Suazo podemos percibir una cierta misteriosa relación existente entre las ciudades de Málaga y Oran. La monja malagueña que nos ha dejado la biografía de Milla dice que nació en la ciudad de Oran, donde fue bautizado el día 8 de abril de 1686, siendo sws padres el capitán don José de Milia y doña María Suazo, y agrega que, según datos del archivo del convento, los libros parroquiales de Oran fueron a parar a la ciudad de Toledo después que se perdió dicha plaza. Efectivamente, durante la guerra de Sucesión española, cuando Bortones y Aust. rias se disputaban la herencia de Carlos el Hechizado, los moros argelinos aprovecharon la ocasión y, atacando insistentemente a los defensores de aquella fortaleza, española desde los tiempos del cardenal Cisneros, acabaron por rendirla después de una defensa desesperada y heroica. Los supervivientes españoles, entre ellos la madre y los hermanos de fray Agustín de Milla, en penosa retirada, tuvieron que emprender el éxodo hacia nuestra Península. De resultas de las penalidades sufridas durante el asedio, la madre de Milla murió en Granada, habiendo, muerto anteriormente en Almería su padre, el capitán don José de Milla. Según datos conservados en el archivo áe protocolos de Málaga referentes al escribano Pedro Antonio de Ribera, año de 1738, número 2.685, folios 863 a 870, el teniente coronel don Salvador de Milla, hermano de nuestro fraile, otorgó testamente en la ciudad de Lima (Perú) donde tuvo un corregimiento o gobernación concedido por el Rey en compensación por los sufrimientos padecidos en Oran, donde había perdido a manos de turcos cuatro hermanos y otros parientes, además de sus caudales. Oran fue toraado por los moros argelinos el año de 1708, en plena guerra de Sucesión, pero nuestro fray Milla hacía tiempo que estaba en Málaga, en casa de un hermano mayor, don Martín, casado con lina doña María Saura, a donde le había enviado su madre, cuando tenía sólo trece años, para que estudiara y se hiciera religioso. Nos cuenta su biógrafa que había oído referir a una hermana de Agustín de Milla, habiendo éste ya fallecido, que su hermano Agustín hubo de padecer mucho a manos de su cuñada, que le hacía dura oposición para que no fuera religioso porque no quería que se quedara aquí (en Málaga) sino crae se lo llevaran a Oran según textualmente escribe. Sea como fuere, el hecho es que Agustín de Milla y Suazo vistió el hábito de Santo Domingo en el Real Convento de Málaga el día 27 de enero del año 1701. Y cumplido el año de noviciado, hizo profesión el día 3 de mayo de 1702, en el mismo convento malagueño. Pero veamos ya de qué forma la vida de fray Milla viene a ser algo así como el nudo que liga esos hilos misteriosos que relacionan ambas ciudades: Oran y Málaga. Ya dijimos que Oran se perdió durante la guerra de Sucesión, reinando Felipe V, pero unos años después, en 1732, fue reconquistada por una Armada española. Los preparativos para esa expedición fueron hechos en Málaga en buena parte. Conocemos estos ciatos gracias a un trabajo del agustino padre Llorden, publicado en 1952 y titulado Málaga y las empresas exteriores de Felipe V Y ante estas noticias documentadas en el archivo de protocolos de Málaga se me ocurre preguntar: ¿Quién podría pensar que las piedras y ladrillos de las fortalezas de Oran proceden de las canteras y tejares de Málaga? ¿A quién puede extrañar ahora que yo haya pensado que las monedas de oro encontradas junto a la cueva del Suizo o del Higuerón proceden de Oran? Los que hayan leído mi íibro sobre el tesoro de los cinco reyes mahometanos recordarán que en él explico cómo salió de Oráiij allá por el siglo XII, una flotilla de diez naves que trajo a estas costas el tesoro del rey ahnorávide Tesufin ben Alí, y también recordarán que al principio del libro reproduzco en facsímil las páginas en las que se cuenta la leyenda que fray Milla nos trajo de su tierra natal, Oran. COLEGIATA, núm. 6 PISOS TERMINADOS- GARAJE PROPIO Resumiendo, bastará decir que esa leyenda recogida por fray Milla viene a decir que en una cueva de los Cantales de Málaga, donde hay tres puertas tapiadas con manipostería que dan a una sima, existe escondido un tesoro de cinco reyes mahometanos. Agustín de Milla escribió esta leyenda en su Historia de Málaga que no llegó a publicar, pero su manuscrito sirvió como fuente a ios historiadores malagueños posteriores, y entre ellos al marqués de Valdefíores, don Luis de Velázquez, entre cuyos papeles, conservados en ios fondos de la Real Academia de la Historia, ttetoen estar esos valiosos manuscritos de Milla, según nos informa Medina Confie en sus Conversaciones Históricas Malagueñas que recoge, resumida y compendiada, la leyenda transmitirla por Miíla. Estas cosas, dichas en el siglo XVIII, apenas podían ser creídas, pero hoy, que hemos encontrado las tres puertas tapiadas y seis monedas de oro de cinco reyes mahometanos junto a una sima en la famosa cueva legendaria, justifica la fe que hemos puesto en las palabras del dominico Agustín de Milla, cuya vida conocemos ahora perfectamente gracias a otro manuscrito que hemos tenido la suerte de poder manejar y por él hemos sabido la altura intelectual y la santidad de vida y los milagros operados por este insigne fraile nacido en Oran y muerto en Málaga, víctima de la caridad, contagiado por los apestados a quienes administraba los últimos auxilios allá por el año de 1741. ¿Acaso no es lícito pensar que fray Milla, conocedor profundo de la lengua árabe, recogió en Oran, su ciudad natal, una auténtica tradición? Vale la pena investigar en los fondos de la Real Academia de la Historia nara localizar esos manuscritos de la Historia de Málasra de Milla, y así disponer del texto íntegro de la leyenda, pues hasta ahora sólo se conoce el resumen o comnenciio Míe de dicha leyenda nos dejó Medina Con- e en sus Conversaciones Históricrs Mala. fnipfos y nne yo reproduzco en facsímil en mi vHimo libro. -Msiriel IA 2 A PALACIO. De la Real Academia de San Telmo.