Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES 2 BE SEPTIEMBRE DE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 19 guieron minando al régimen y alcanzaron algunos miembros del Ejército. Lo incongruente del golpe de esta mañana quizá, se deba más a la escasa resistencia ofrecida por los defensores del régimen que a benevolencia de la revolución. Pese a las promesas de respetar los compromisos contraídos, sería infantil cerrar los o, íos a la realidad: el golpe revolucionario proclamado esta mañana coloca a Libia entre los países progresistas árabes y reforzará el grupo Argelia, Irak, Siria, Sudán y la R. A. U. El petróleo libio no correrá con la misma facilidad que hasta ahora par los oleoductos occidentales. Es, al menos, lo que se cree esta noche en una atalaya como la tunecina, donde hay tan buenos observadores de lo que ocurre en el país vecino. -Claudio LAR- EDO. DENOMINARA REPÚBLICA ÁRABE DE LIBIA Roma 1. Una Junta revolucionaria ha, depuesta al Rey Idris y ha constituido un régimen republicano, según informan fuentes allegadas. Las fuentes, citadas no especifican los nombres de los nuevos dirigentes libios. Una emisión de una radio libia ha proclamado que, desde hoy. el país se denominará República Árabe de Libia, según comunican fuentes militares. Agregaba la radio que la acción fue llevada a cabo por el Ejército y era un asunto interno Según la emisión, el Ejército asumía la responsabilidad de 1 protección? de las vidas de los extranjeros. -Efe- Reuter. NUEVO FOCO DE FELIGBQ EN EL MEDITERRÁNEO El Ejército proclama una República socialista y anuncia que cualquier oposición será castigada con la pena de muerte LOS REVOLUCIONARIOS APROVECHARON QUE EL MONARCA SE ENCONTRABA EN EL EXTRANJERO SE Tánger 1. (Crónica telefónica. El destronamiento del Rey Idris I por su Ejército y la proclamación de la República no contribuirán, ciertamente, a reforzar la ya cuarteada, influencia norteamericana en ei mundo árabe. Sin rodeos ni riesgo de error se puede afirmar qas es un revés para Occidente en el aspecto político y, sobre todo, en el de sus intereses económicos. Y que. sin bascar concomitancias extranjeras con el golpe anunciado esta mañana, hay. razones para creer qíie en esa pugna de influencia rusoamericana en el Mediterráneo Bloscü sale favorecido. El golpe fue una sorpresa total en las otras capitales del Magreb. La verdad es que la opinión pública había dedicado poca atención a un Ejército que, como el libio, había dado tan poco que hablar. En ciertos círculos políticos se creía que las Fuerzas Armadas- -unos 7.O SO hombres- -habían hecho presión sobre el Soberano y su heredero para que se las modernizara. Haee algún tiempo el Gobierno da libia compró a la Gran Bretaña un sistema de defensa antiaérea de un valor aproximado a los 250 millones de dólares. En el sistema figuraban modernos cohetes tierra- tierra y tierra- aire, de los tipos Thunderbird y Kapier Be fuente británica se dijo entonces que ¡as armas antiaéreas habían sido colocadas a lo largo de la frontera con la R. A. V. y dispersadas por otra parte en el litoral libio del Mediterráneo. También se adquirieron canoas rápidas del tipo iVosper en las que colocaron cohetes de fabricación francesa qué permitían atacar a buques potentes o a defensas costeras. Posteriormente se ultimó un acuerdo para la compra de modernos tanques británicos. El valor operativo del Ejército libio podría ponerse en duda, pero no la calidad de su nuevo armamento. Sin embargo, nada hacía creer que el Ejército libio estuviera politizado como el argelino ni había en él ningún jefe descollante. El coronel que asume la jefatura de la revolución es por ello totalmente desconocido fuera de Libia. Pero algunos comentaristas mogrebíes hacen observar esta noche que si el Rey Idris y su heredero, Hassan Rida, supieron aparentemente mantener a las Fuerzas Armadas lejos de la política, en cambio, no pudieron como Hassan II convertir al Ejército en el más firme instrumento de defensa del régimen y de apoyo al trono. Y eso, quizá, porque la Corona tampoco supo echar hondas raíces populares. Conviene recordar que hasta diciembre de 1951 el Reino Unido de Libia no empezó a existir y que el Rey Idris tenía que soldar con su corona tres provincias con ciertas disparidades tácticas y políticas: Tripolitania, Cirenaica y Fezzan. Idris fue gustoso a remolque de los acontecimientos: esperó los brotes de violencia callejera ocurridos durante la guerra de los seis días en Trípoli para pedir a Londres y Washington, después del conflicto, que preparasen la evacuación de sus bases militares en territorio librio. Pero lo cierto es que a cst hora los Estados Unidos aún disponen de su base de Wheehis, la más importante de Norteamérica en África, e Inglaterra todavía conserva un aeródromo militar de tránsito. Libia importó en estos últimos tiempos mucha mano de obra de otros países árabes. El boom petrolífero que convirtió a Libia en el primer productor de África y en uno de los primeros del mundo- -112 millones de toneladas en 1 S 6 S- -proyectó hacia esos yacimientos la atención codiciosa del mundo progresista árabe. Para acallar el descontento no fue suficiente válvula de escapa la importante contribución económica de Libia a la R. A. U. y Jordania, principales víctimas de la guerra de los seis días. Tampoco es un secreto que corrientes políticas cada ves menos soterradas iban zafando los débiles cimientos del régimen. Anciano y enfermo el en oíros tiempos enérgico Rey Idris, su sobrino no había dado muestras del mismo temple. Hace muy pocas semanas vimos en Rabat a Hassan Rida. Bio a los informadores la impresión del hombre que soporta una carga superior a sus fuerzas. Pese al espectacular juicio que en febrero de 1982 hizo caer graves condenas sobre SI personas acusadas de formar células del partido socialista- Baas hay ahora razones para pensar que ramificaciones baasistas si- ABDICA EL PRINCIPE HEREDERO Beirut 1. El príncipe heredero, Hassan Ai- Rida, de Libia, ha difundido por radio una alocución en la que anunció su abdicación. La emisión, a través de Radio Trípoli, se escuchó pocas horas después del golpe de Estado, en virtud del cual se arrebató el poder a su tío, el Rey Idris. El príncipe heredero declaró que renuncia a todos sus derechos constitucionales al El golpe de Estado que ha derribado la Monarquía en Libia puede tener gravísimas consecuencias en estos momentos. Por su situación en el Norte de África, por su larga costa mediterránea, por el codiciado valor estratégico de sus puertos y por la importancia económica de sus yacimientos petrolíferos, Libia puede desempeñar un papel muy importante en esta hora de recrudecimiento de la tensión en Oriente Medio y de masiva presencia naval soviética en el Mediterráneo. Un brusco viraje del país hacia las formas del socialismo árabe (bien sean las implantadas por Nasser en Egipto o las más revolucionarias del baasismo sirio y también del iraki) alteraría inmediatamente el precario equilibrio de fuerzas en la región. La actitud conciliadora del Rey Moluimed Idris el Senussi, sus cordiales relaciones económicas, políticas y militares con Occidente (aunque en 1967, y presionado desde el exterior, exigió de los Estados Unidos y la Gran Bretaña la evacuación de las bases militares que tenían en su territorio, eva- cuación que no se ha cumplido del todo) había convertido desde hace tiempo al país en objetivo de conquista revolucionaria. Aprovechando una larga ausencia del anciano Rey Idris, que se halla en el extranjero para recibir tratamiento médico, los jóvenes turcos del Ejército libio. se han impuesto al heredero, príncipe Hassan Al- Rida, sobrino del Monarca, pues éste carece de descendencia directa. La caída del régimen libio hay que desdoblarla en dos vertientes, que son las de los dos posibles beneficiarios del golpe. En primer lugar están los países árabes progresistas, que intentarán canalizar en beneficio de su causa las enormes riquezas petrolíferas- -unos cien millones de toneladas anuales de petróleo bruto- -del país y que recabarán una activa participación libia en la lucha contra Israel. El segundo beneficiario probable es la Unión Soviética, a la casa de bases para su despliegue naval por el Mediterráneo. La nota oficial hecha pública por el Consejo revolucionario que se ha hecho cargo del Poder, no admite dudas sobre el carácter del golpe de Estado. Anuncia el establecimiento de un régimen revolucionario, socialista, progresista, anticolonialista y antirracista, que se propone abolir todas las instituciones del antiguo sistema y que castigará con la pena de muerte cualquier protesta contra la revolución triunfante. -Miguel TORRES.