Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MIÉRCOLES 27 DE AGOSTO DE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 27 EL MITO HIPPE EN IBIZA UN ALARMANTE ÍNDICE DE SUICIDIOS PROVOCADOS POR DROGAS Plenilunio es señal de orgía en alguna de las intrincadas cuevas del litoral isleño Ibiza. (De nuestro enviado especial. Coincidiendo con nuestros pocos días de estancia en Ibiza, dos trágicos acontecimientos ocuparon espacio escaso en las páginas del diario local y fueron apenas objeto de comentarios en las tertulias habituales de la isla. Una joven extranjera- -esposa de quien, como borracho parecía velar su cadáver en las frías dependencias del depósito- -había puesto fin a su vida, ahorcándose cuando en el horizonte azul del Mediterráneo los primeros rayos de un sol esplendoroso anunciaban el nuevo día. Tunto a su cuerpo, unas mesas más allá, el de un hombre, ¡oven también, sin identificar aún, muerto por atropello, cuando, al parecer, transitaba, dando tumbos por la oscura y estrecha carretera. No había duda. Más tarde así lo demostraría la autopsia correspondiente. Ambos cadáveres habían sido reunidos allí, en tan desolador escenario, por una sola v única circunstancia: la droga. Si llegáramos al detalle minucioso- -se nos explicaría más tarde- -podríamos asegurar sin vacilación que tanto Ibiza cómo Formentera están hoy a la. cabeza en el índice nacional de suicidios v muertes absurdas. Y no precisamente a causa de los naturales del país! Las drogas, amigro. las drogas son muy malas consejeras. En la voz autorizada de nuestro amable interlocutor oreemos distinguir un deie de amargura. Efectivamente, él y cuantos con él forman la insuficiente plantilla policial de Ibiza luchan va, casi sin esperanza, contra la situación que ocupa la atención del periodista. -Sí. Aunque le extrañe a usted- -nos dice ante nuestro silencio- lo que le digo es una triste realidad con la que nosotros, representantes de la Ley, amantes del orden T de las buenas costumbres a que nuestro pueblo estaba acostumbrado y a las que, afortunadamente, no quiere renunciar, tenemos que enfrentarnos todos los días. Hay que distinguir- -nos explica- -entre tráfico y uso propio de las drogas. Hasta hace pocos meses, si encontrábamos en posesión de una persona unos gramos de droga, fuese de la clase que fuera, nada podíamos hacer si alegraba uso personal v no se había producido escándalo público. Incluso hoy, unos gramos de hass o unas cuantas pastillas de L S D descubiertos en poder de tina persona tampoco significan mucho como posibilidad de represión. Basta eme aleguen uso personal que afirmen les ha llegado por obsequio de un amigo- -el cual nunca aparece, como supondrá usted- etcétera. Como por otra parte resulta casi imposible demostrar la habitualidad del uso personal nada se puede hacer. Si acaso, el iuez de instrucción poniéndoles a disposición del de vagos y maleantes. Este, tras incoar el correspondiente expediente, tiene que ponerlos en libertad. Cuando el expediente se resuelve el tipo ha desaparecido. O ha dado por terminada su estancia o resulta tarea de meses localizarle por entre esa multitud eme vive en promiscuidad, refugiada en las cuevas de Formentera o repartida por las mil y una guaridas en que se han convertido las bellísimas casas de labradores de las islas. Además, -añadimos nosotros, se trata en gran mayoría, como ya hemos apuntado en estas crónicas, de extranjeros. Extranjeros amparados por un pasaporte y una entrada legal en España, y que, por muchos motivos, exigen un trato delicado en las actuaciones policiales en evitación de repercusiones on- trariás a los intereses nacionales. 1 caso Ti I lis FALLECE A CAUSA D LAS DROGAS UNA JOVEN DE DIECISIETE AÑOS París 26 Una joven de diecisiete anos, peluquera de Bahdol (Costa Azul francesa) que parece haber muerto a consecuencia de las drogas, fue descubierta anoche sin vida en los lavabos de un cine. La joven no presentaba signos de violencia, pero si rastros de una inyección en el brazo derecho. Poco antes se la vio en, cjmpañía de un beataik conocido como traficante de drogas Otros jóvenes que se dedican al mismo trafico están siendo interrogados por la Policía. -Efe. sobre sus actividades delictivas para nosotros... Resumiendo: pudimos probar algo en su contra, no recuerdo ahora con detalle, y logramos su expulsión. Pues bien, amigo, su establecimiento sigue abierto. Durante un tiempo lo regentó una tal Maine Reynolds, que estos días ha sido detenida en una de sus giras a la India cuando los aduaneros de aquella nación descubrieron en su equipaje gran cantidad de drogas, que trasladaba a nuestra isla. No se asombre. el establecimiento sigue abierto: hoy lo llevan dos jovencitas ibicencas. Y nuestros agentes siguen atentos las extravagantes costumbres y medios de vida de numerosos tipos residentes en las islas. -Son muchos, y cada cual se caracteriza por algo distinto... Casi se podría escribir un libro describiéndoles... Mire- -nos concede- entre nosotros- -y no sería raro que usted sfi la encuentre en cualquier momento- -vive la que conocemos como la loca de la flauta Se trata de, una holandesa, Marika Walls, asi creo que se llama, casada con un tal Cornelius Lis. Llegaron a Ibiza hace unos dos años, y desde entonces, además de poner sus estrafalarios vestidos, suele llamar la atención general al ir por la calle, tanto cuando está d r o g a d a como normal, aun sin meterse con nadie, tocando continuamente una flauta... El t r í o de La Princesa -Recientemente aún- -nos explica- -está el caso de Maleóte Tillis. Un inglés hoy expulsado de España, y cuya entrada en todo territorio nacional tiene prohibida. Escribió una carta, publicada en el Daily Mirror como represalia, poniendo verde a todo lo que es nuestro, y presentándose como una víctima de la. Policía de Franco El angelito con todos los vicios conocidos, no tenía, además, carta de trabajo, y, pese a esa situación ilegal, poseía un establecimiento de modas, una de esas tiendas llamadas boutiques Figura con el número 26 en la relación de morosos de Hacienda. No ha pagado un solo impuesto al Ayuntamiento, etcétera. Y sus frecuentes viajes a la India, y otros muchos detalles que serían largos de relatar, eran como un libro abierto Experiencia probada en contabilidad, control de almacén y valoración de inv e n t a r i o s Excelente mecanografía. Sueldo neto inicial 85.000 pesetas año. Inmediata incorporación. Interesadas dirigirse con historial y adjuntando fotografía al Apartado 50.849. Madrid. (13.581. Inútil sin referencias. ARTESANOS CASTELLANOS Liquidan total existencias de muebles. Precios más bajos fáb r i c a Especialidad amueblar apartamentos y hotelitos playa i y sierra. SAN BERNARDO, S 7 (Importante; No confundirse) ZOMA B 1 HBI 0 SALAMAMCA 0 GEIERALISIMQ. TELEF. 253 7512 desde 1,80 con publicidad incluida Teléfono 248 38 37 BOL I G R Á F O S -Tenemos también a la Princesa Una francesa de origen español; Solange. Lafont. Estaba divorciada, pero vivía con su marido y con la nueva mujer de éste. Formaban un trjo muy original, al que se añadió el amante, un invertido, peluquero de señoras... Entre semejante lío, las drogas, y también el alcohol, las broncas eran continuas, y nuestra intervención necesaria. Sería interminabile, le repito... Tuvimos a un apatrida, Douz- Boutin, con sus amigos, llamados Lessard y Le Cros. Fueron protagonistas en aquella grandiosa falsificación de cuadros descubierta hace tres años, aquí, en Ibiza. En realidad ha venido a Ibiza lo mejor de cada familia Pera aun siendo de tan bajo calibre moral, esos focos que se reparten, por todo el territorio isleño, por tratarse de personas mayores, nada nos importarían, siempre que no cometieran más delito que el atentar contra su propia vida interior, y poco a poco ánu- lar su vida física... Pero es que a su alrededor giran muchas vidas en ciernes que, fríamente, en aras de sus mentes trastornadas, de sus vicios inconfesables, estos tipos cercenan a diario, convirtiéndolas en juguetes no aptos ya para la vida decente. Es algo que revuelve el estómago. ¿Son hippies -preguntamos. Hippies Para nosotros los unos y los otros sólo son indeseables. Si ser hippie es abrazar, no sólo la indecencia, sino la amoralidad... Si ser hippie es la per-