Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MIÉRCOLES 27 DE AGOSTO DE 19 9 u EDICIÓN K LA MACANA. PAG. 17 A B C EN WASHINGTON APLAZA LA RETIRADA DE NUEVAS TROPAS DE Una compañía norteamericana, desmoralizada y en estado de agotamiento, se negó a obedecer la orden de avanzar EN SAIGON SE HA ENDURECIDO LA POSTURA CON EL NOMBRAMIENTO DE UN MILITAR COMO JEFE DEL GOBIERNO Washington 26, (Crónica de nuestro corresponsal, por teles Toda una compañía del tercer batallón de la Brigada 196 de la Infantería americana, operando en el valle de Songcíiang, Vietnam del Sur, agotada y diezmada por seis días de escaramuzas con los guerrilleros del Vietcong, se negó anteayer a obedecer las órdenes de avanzar del jefe de su mando, el joven teniente Eugene Schutz. Fue necesario parlamentar con los soldados, Lo hizo el sargento Bíankeiisliip, enviado en helicóptero desde el puesto de mando de la Brigada. Una increíble ruptura de la disciplina de tropas en combate. La fuerza llevaba tres días sin dormir, sin alimentos, sin agua, en el infierno, tropical de las montañas de Vietnam. Algunos soldados lloraban, extenuados. El sargento, un veterano de Vietnam, veinte años más viejo que los soldados, fue y les dijo ue eran unos cobardes y que si no querían seguirle iría solo a tomar la posición enemiga asignada por el mando. El joven teniente estaba a su lado, pálido y desmoralizado. El sargento dio la vuelta y echó a andar, y los muchachos derrengados de la compañía, la compañía A lo siguieron y avanzaron con él... Este episodio, del ue hablan hoy los corresponsales en toda la Prensa americana, da la medida de! ingrato estado de cosas a que se está llegando en Vietnam, porque afecta directamente a la entraña de esas ensangrentadas guerras de artesanía, donde el soldado es un jornalero d la muerte, en las spie el factor crucial, decisivo, del patriotismo y la ideología, dejan fie funcionar. Lo que sucedió anteayer en el valle de SongcJiang, frente de Danang, es un índice no sólo de la baja moral de las fuerzas norteamericanas en Vietnam, sino del estado ds cosas en la retaguardia civil de Estados Unidos. Hay un profundo cansancio general ante esa guerra Irresuelta y estancada, disimulado ahora por el calor de agosto y las vacaciones, pero inmediato y apremiante en cuanto la nación reanude, en septiembre, su actividad política, social, racial y universitaria. El presidente Nixcn lo sabe; conoce el alcance de semejante situación en su porvenir político. Esta situación envió al poderoso y ambicioso Lyndon Joírnson a administrar su rancho de Pedernales en lugar de gobernar desde la Casa Blanca a la nación más poderosa de la Tierra. Acabó políticamente con él, que había triunfado en 1864 con una fenomenal mayoría de quince millones de votos sobre Barry Goldwater. La victoria de Nixon en 1988 fue de unos escasos miles de votos de mayoría. Es un antecedente que, puede asegurarse, ningún presidente podrá permitirse el lujo de ignorar. Las cosas van mal en Vietnam. Van mal en los frentes de contacto militar, donde no se resuelve nada, van mal en Saigón y van mal en el hasta ahora inútil forcejeo diplomático de París. Nixon decidió el sábado pasado suspender por el momento la retirada de nuevas contingentes militares de Vietnam, a despecho de las reiteradas promesas de la Casa Blanca. Veinticuatro horas después de la decisión de Nixoh, el presidente Thieu dimitía a su primer ministro, Huonsr, hombre civil y conciliante, y nombraba al general Khiesn, militar intransigente y bélicos colocando a la República súdvietnamita al mando de nn triunvirato, castrense formado por el gwreral Thieu, presidente; el general Cao Ky, vicepresidente, y él general Khiem, primer ministro. Al mismo tiempo, el presidente Thieu que va, naturalmente, a lo suyo, anuncia hoy en Saigón que el Vietcong no puede esperar un Gabinete de paz ni reconciliación en la República del Sur- -plagada por guerrillas enemigas y tropas del Norte- cerrando así el camino a los tanteos americanos hacia un Gobierno de coalición, con budistas y católicos, capaz de abrir negociaciones fructíferas y racionales con un ene- responsabilidad ultima de la, crisis vietnamita. Saigón parece haber visto la suspensión de nuevos repatriamientos militares dispuesta por Nixon como la rectificación americana de la política de vietnamización de la guerra y ha procedido instan táneamente en consecuencia, Ño más hom bres civiles. Otro general político en el Gobierno y ni hablar de coaliciones y reconciliación. Mientras el dinero y la sangre de Estados Unidos esté detrás de Saigón, ¿por qué vietnamizar la guerra? A despechó del desesperado esfuerzo militar de los ejércitos de asesores militares y civiles americanos destinados a traspasar a Saigón la responsabilidad de. la guerra, y del inmenso costo de las armas y el material militar- que se le proporcionan. Salgan parece seguir pensando que los americanos tendrán que solventar, en definitiva, la situación y ganar una guerra para ellos, sin victorias manejables ni previsibles. El problema de Richard Nixon, en cuanto termine su veraneo de golf en San Clemente, será explicar a una nación impaciente por qué después de tantas promesas la guerra persiste, las bajas continúan, los soldados se niegan a avanzar sobre territorio enemigo y los gastos- -treinta milmillones de dólares anuales- -siguen asfixiando las urgentes necesidades urbanas. V Jt x KJJt RJ Bangkok 26. Los Estados Unidos y Thailandia lian acordado una gradual retirada de los 48.000 soldados norteamericanos estacionados en este país, según se ha hecho público esta noche en una declaración conjunta. Las conversaciones para concretar la evacuación se iniciarán el primero de septiembre. Tal plan se llevará a cabo solamente si no se produce ningún cambio significativo en v la seguridad del Sudeste asiático. Norteamérica tiene en Thailandia seis bases aéreas y 48.000 soldados, de los que tres cuartas partes pertenecen a la fuerza aérea. El portavoz del Departamento de Estado, Roben McCloskey, dijo que el emplazamiento de tropas en Thailandia, en el curso de los últimos años, fue necesario debido a la guerra vietnamita. -Efe. migo presente y activo en Vietnam del Sur. El nombramiento fiel general Khiem, compadre de Thieu, muy dentro de la línea d e la política de los caciques asiáticos, ha sido muy mal recibida por toda 5 a Prensa norteamericana, sin excepción, pero la cuestión no es la actitud de la Prensa, sino l a d e la Casa Blanca, donde pesa l a raciales y sociales de las ciudades de la República. Hablar en voz baja, como trata de hacer el presidente, es interesante y probablemente constructivo, pero el país exigirá en septiembre alguna solución clara, manejable, a sus persistentes conflictos, más allá de las guerras asiáticas y de la conquista del lejano planeta Marte. -José María MASSEP. THIEU NO INFLUYO EN LA DECISIÓN Washington 26. El presidente sudviet namita, Thieu, no ha influido en la decisión del presidente Nixon de aplazar hasta el mes que viene el anuncio de nueva retirada de tropas de Vietnam, declaró hoy el Departamento de Estado. Según el portavoz del Departamento, Robert J. Mac Closkey, la actitud del Gobierno de Saigón no representó un factor importante en la decisión presidencial norteamericana. Informes de Prensa habían declarado ayer que el presidente sudvietnamita había pedido a Nixon tal retraso para que no coinci- diese con el cambio de Gobierno y de primer ministro en Saigón, poniendo en peligro la moral del país. -Efe. VIAJE A WASHINGTON DEL EMBAJADOR EN SAIGON Saigón 26. El embajador norteamericano Ellsworth Bunker regresará a Washington la semana que viene para celebrar consultas, según ha manifestado un portavoz de esta ciudad. El portavoz dijo que Bunker haría el viaje en avión vía París hacia el primero de septiembre y tenía el proyecto de permanecer en los Estados Unidos algunas semanas, siendo, esta la primera vez desde que Iliilliil 0 M a l f o m b r a s ORÍENTE tíi 6 (í ¿É Í W M t COLEGIO VIRGEN DEL ALBA (masculino) KINBERGARTEN- PRIMARIA Ramón y Cajal, 57- Teléfono 250 14 30