Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. S Á B A D O 23 PE A G O S T O DE 196 EDICIÓN PE LA MALAXA. PAG. 35. EN ESPAÑA ES VERANO del Jurado, del que formaban parte tres destacados periodistas locales, fue muy laboriosa y sai fallo ha premiado la originalidad y variedad de los efectos, su luminosidad y colorido, su densidad y finura Para el año próximo ya se está pensando en traer a San Sebastián pirotecnias hasta ahora inéditas aquí: Méjico, Grecia y Yugoslavia... pero creemos- -y recogemos tina opinión muy extendida- -que también habría que pensar en dónde ganarían vis- tosidad a la vez que ahorrarían las molestias que tantas noches de explosiones y fogonazos imponen a los vecinos, de Alderdi Bder... que esta es la cara oculta del bello espectáculo nocturno. BERSOLARIS No todo há de ser en Guipúzcoa levantamiento de piedra, corte de troncos, regatas de traineras y Urtain; también el espíritu competitivo llega a otros planos menos forzudos pero no por ello menos populares: al bersolarismo que es una de las más características manifestaciones de la literatura euskérica. A animar su cultivo entre la gente estaba encaminado el I Concurso de bersolaris noveles que el otro día se celebró en la plaza de Isasondo, y al que concurrieron diez jóvenes improvisadores que durante dos. horas largas cantaron sus. composiciones, en medio de la complacencia y de los aplausos de varios miles de espectadores llegados de todo el Goyerri o tierras altas de la provincia. Resultó vencedor Juan Loyola, de Mandaro- -la villa de los bizcochos y del sacristán famoso 1- que hubo de desempatar con Javier Ceberio, de Isasondo, clasificado en segundo lugar. LOS CONTRABANDISTAS Urabayen narró en una magnífica novela- Los centauros del Pirineo -la odisea -en ocasiones epopeya- -de los contrabandistas fronterizos. Su pervivencia responde ya más a una tradición que a una necesidad... siempre que nos olvidemos del contrabando humano de los pobres portugueses emigrantes clandestinos. En la pintoresca villa vasco- francesa de Sara se celebrará pasado mañana, domingo, el famoso Cross de los Contrabandistas carrera a campo través en la que suelen tomar parte equipos franceses y españoles que, por vericuetos de la montaña y cargado cada mozo con treinta y cinco kilos de peso- -simbólico contrabando- deben llegar en un tiempo récord a la meta... presidida por el capitán de la Gendarmería. El itinerario fronterizo de los vencedores es un secreto profesional que nadie osará desvelar... ni aun bajo los efectos del buen clarete del Bearn con que será regada la merienda que complementa la deportiva jornada. LOS TOROS ¿Está en decadencia la llamada Fiesta Nacional La feria donostiarra puede ser -precisamente por la variedad de su público- -un interesante test Las estimaciones de tres críticos madrileños contestando a una encuesta hecha por un diario local ofrecen la coincidencia del bajo nivel que ha tenido la Semana Grande. Para Navalón, ni el ganado ni los toreros han ofrecido un conjunto con los alicientes que debe reunir un buen cartel para Vicente Zabala, en general, los toros han estado muy flojos, sin trapío, lo que demuestra una vez más la marcha descendente de la fiesta y para Díaz- Cañabate, la calificaría como PERMANENCIA DEL FESTIVAL DE CINE No creo que los festivales de cine estén en crisis. He asistido este año a los de San Sebastián y Moscú, tengo referencias directas de los de Cannes y Berlín y amplia información de los demás. Los festivales cumplen con su misión. Un festival es una magna muestra en que se ofrece una selección representativa de lo ue produce la industria cinematográfica anualmente. Es posible que, en unos y otros certámenes, se produzcan fallos valorativos, y que tanto sobre una película como falte otra. Pero en la suma de festivales no se producen ausencias, que es lo importante. Todo cuanto tiene un mínimo valor en cine es exhibido en las muestras cinematográficas fundamentales que hay en el mundo: Cannes, San Sebastián, Moscú, Venecia, Berlín, Carlovy Vary. Mar del Plata, Río de Janeiro... Las películas premiadas representan la auténtica selección de lo mejor que se ha hecho. Pada la producción mundial, los distintos géneros que toca, los muchos países capaces de hacer un cine digno, es lógico que abunden los festivales de cine. En ellos se reúnen cuantos participan en tan ingente arte, toman contacto, cambian impresiones, hacen negocio y el público especializado cuenta con singulares oportunidades para ver, en poco tiempo, las tan importantes como interesantes selecciones. Y todo ello en beneficio de la información y de la difusión del arte del cine. Lo que está en crisis es la cinematografía, en su totalidad, como arte, como industria, como espectáculo. Hay crisis de valores cinematográficos y hay crisis de espectadores. Cuando una civilización acusa una baja de valores, un evidente confusionismo, una pérdida notable de vitalidad, es lógico que también se tambalee el cine, más si se tiene en cuenta que es, un arte de síntesis y que exige, por tanto, una participación masiva. De otro lado, el confort, el alto nivel de vida y la televisión alejan al público de las salas de proyección. Cuando hay mucho donde elegir, los gustos se reparten. El cine tuvo su máxima época productiva en cada país en momentos de penuria económica. T no es un contrasentido. Era la única vía de evasión a corto precio. El automóvil aleja el cine cuanto acerca el campo y otros ocios y diversiones. Pero los festivales de cine sí estuvieron en crisis. Primero tocó a cada uno afianzar su propio desarrollo. Pespués fue la Federación Internacional de Productores, órgano ue los rige, quien hubo de sentar bases que hicieran posible especializaciones que permitan la existencia positiva de todos. Los festivales tuvieron idénticos problemas. Ahora, afianzados, y cumpliendo sus respectivos reglamentos, discurren con normalidad y ofrecen el posible y más completo panorama cinematográfico, ¿Por qué, entonces, algunos hablan de crisis de festivales? Porque confunden la crisis del cine con él desarrollo de las muestras cinematográficas, aunque, desde luego, si la crisis cinematográfica acabara con la industria terminaría con todo cuanto a su alrededor crece. El Festival Internacional de Cine de San Sebastián atravesó su crisis. Hace cuatro años sufrió la más grave recaída. Fue atacado. Pero uniendo la reacción lógica de la. ciudad que lo creó y alberga al apoyo oficial, cobrando vigor de su propia defensa, el Festival se abrió a una nueva y definitiva época en que ya no caben crisis. El Festival, especializado en películas de máxima calidad y que reúnen asimismo condiciones notables de comercialidad, ha ofrecido, en los tres últimos años, con perfecta organización, una reducida y notable muestra del cine actual. Basta con repasar la lista de las películas exhibidas en San Sebastián para comprobar, con toda claridad, que han figurado después en los más importantes acontecimientos del cine mundial. Por fortuna, y como colofón a su marcha ascendente, el último problema que tenía el Festival donostiarra ha entrado en vías de solución. Una ciudad como San Sebastián, con un Festival de su categoría, necesitaba con urgencia un Palacio de Congresos que contase con una amplia sala donde el certamen cinematográfico pueda desarrollarse con máxima eficacia, con el esplendor requerido, con la comodidad que el mundo actual exige. Ese Palacio de Congresos está en vías de construcción. En los terrenos del antiguo e histórico Gran Kursaal se elevará un gigantesco complejo con uno de los Mejores Palacios de Congresos de Europa. Y allí tendrá sede definitiva el Festival de Cine. Durante la pasada edición, XVII de su historia, se procedió al derribo simbólico del viejo Kursaal. Dentro de tres años el Palacio de Congresos estará en pie y funcionando. Entonces, con motivo de la XX edición del Certamen Cinematográfico Español, se procederá a su inauguración. Y a partir de tal fecha, el Festival de Cine quedará libre de toda zozobra, de todo inconveniente. Porque la parte organizativa, en su nueva estructura, garantiza el éxito pese a que, todo hay que decirlo, no existe un festival de cine en el mando ue se mueva con tan corto presupuesto. -José ACOSTA MONTORO. una feria más, con algunas faenas muy buenas y otros carteles a veces deprimentes Declaraciones que, pasada ya la feria, vienen a confirmar lo que antes de comenzar escribimos aquí de la falta de interés que se advertía en el público donostiarra. MARMITAKO EN O RIO Orio, ese pintoresco pueblo de la coste guipuzcoana, que con tres mil habitantes es capaz de traerse a las tripulaciones de Oxford y Cambridge a regatear en las aguas de su ría, despidió a los deportistas extranjeros que participaron en la gran regata internacional con una cena al aire libre, en la que el plato fuerte fue el típico de la gente marinera: el marmitako Cuarenta y cinco kilos de atún y ciento cincuenta de patatas- -los dos componentes básicos del sabroso plato- guisados con especial arte, fueron servidos y consumidos con ayuda de un excelente tinto... Huelga decir que toda las tripulaciones extranjeras han prometido volver el año próximo, animadas por la importancia de la prueba deportiva y por el grato recuerdo gastror nómico. PINTORAS GUIPUZCOANAS Más de veinte pintoras guipuzcoanas o residentes en la provincia han enviado ya sus cuadros al gran concurso organizado por la Caja de Ahorros Provincial y el diario Unidad y que es el primero de esta clase que va a celebrarse en España. El plazo de admisión de obras- -cuatro por concursante: -termina- el domingo 7 de septiembre, y además del sustancioso primer premio habrá cuatro accésit- -V. B.