Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EDITADO POR PRENSA ESPAÑOLA, SOCIEDAD M A D ANÓNIMA R I D FUNDADO EN 1906 POR DON TORCUATO LUCA DE TENA 1I ENE esta palabra ade- ABC que no reconoce ni Rey ni Roque y procede a empujones, porque, no se pone nada por delante ni tiene nada en qué apoyarse en lo que queda tras él. Son modos diametralmente opuestos. Hoy, a cualquier osadía o intemperancia se la llama alegremente avanzada o se la denomina con esta palabra cómplice, aperturista Nunca se ha jugado más al vaivén de las palabras lanzadas a la circulación sin tasa ni medida. Con tal de no ser ni inmovilista ni cavernario se justifica el ser r e b e l d e avanzado, echado para delante. Pero los que así confunden los términos no se percatan de que, con pretexto de ciertos aperiurismos lo que están logrando es un peligroso cubileteo de palabras con que se quieren justificar, en definitiva, no pocos disparates. No se percatan de que lo. que nos hacen falta son los adelantados no los avanzados ni los inmovilistas que, por ser tan extremosos, se muerden la cola. Los avanzados generalmente son hijos de la osadía, de la ignorancia, del pelo en pecho, del desplante personal, de la hombrada. Y los inmovilistas se alimentan del miedo, de la comodidad, de no cambiar nada del pesebre puesto y asegurado. Pero, a la hora de la verdad, avanzados e inmovilistas terminan por entenderse. Para cier t o s aperturistas avanzados, reformar, por ejemplo, es no dejar piedra en su sitio, calificar de viejo todo lo Rasado, derruir la torre de Pisa para hacer con sus piedras apartamentos o casas baratas para los pobres; o liquidar REDA CCION; ADMINISTRACIÓN Y TAL L E R E S SERRANO, 61- MADRID tirpe, una significación y un prestigio que conviene recordar, porque se nos va quedando a desmano ante la invasión de la palabra avanzados cargada de lastre político, polemizante, sinónima de osadía de la cual se usa y se abusa de manera desconocida y equívoca, incluso en el área de lo religioso y moral. Adelantado en su sentido o b v i o, académico, directo, significa excelente superior Y sólo en sentido figurado t i e n e la acepción de atrevido irrespetuoso Como f u e r o n aquellos convidados del Evangelio: que se adelantaron irrespetuosamente a ocupar los primeros puestos en el banquete, y fueron requeridos para descender al último lugar. t Ya el viejo Covarrubias situó bien la palabra adelantado Fue antiguamente- -dice- -en Castilla el gobernador de una provincia, con su Audiencia para sentenciar y definir pleitos. Y para que enteramente se entienda lo que fue esta dignidad, traeré el principio de la ley de la Partida que lo refiere muy- por extenso, 1. 22, tít. 9, part. 2, que dice assí: Adelantado tanto quiere dezir como orne metido adelante en algún fecho señalado por mandado del Rey; y por esta razón, el que antiguamente era assí puesto sobre tierra grande, llamavanlo en latín Praeses provinciae el oficio deste es muy grande, ca es puesto por mandado del Rey sobre todos los merinos, etc. Y aquilatando más el concepto de adelantarse d e f i n e que es ganar por la mano a los demás en algún negocio, y adetantarse como nuncio que va delante a dar nueva de la venida de algún otro Y apunta la idea de que adelantar es acrecentar también. Tenemos, pues, que el adelantado procede con o r d e n y disciplina, bajo mandato superior; que es primero en el servicio y logro de algún negocio que acrecienta el bien común, y que va delante como anunciador de lo que va a llegar, -pero sin menoscabo de lo que fue, que permanece y continúa, es decir, de la historia. Que es, cabalmente, lo contrario de lo que acontece con el avanzado -según se estila- -que es anárquico y arbitrario, ADELANTADOS Bálsamo Bebé EL E S P E C I F I C O DE LAS ESCOCEDURAS el b i e n patrimonial artístico de las iglesias para adaptarlas a no sé q u é exigencias hodiernas. Lo que hace falta en todos los órdenes de la actividad humana son adelantados que caminen seguros, sin prisa y sin pausa, que se empleen más en hacer y edificar que en vocear y destruir; que procedan con equilibrio y continuidad y dejen que discutan y se increpen los llama d o s aperturistas e inmovilistas entre sí, lanzándose calificaciones de monolíticos o rebeldes, de conquílidos o de irreversibles, de avanzados o de quietistas, que es como perderse en palabras sin sentido ni eficacia, pero que, en todo caso, sirven para, confundir- y desedificar. El sustantivo adelantado tiene prestigio, h i s t o r i a y buen metal sonoro. Cristóbal Colón fue adelantado de la mar océana como adelantados fueron de la auténtica reforma, sin echarle tanta literatura como le echan no pocos de los actuales innovadores, que no reformadores. Cisneros y el Beato Juan de Avila, y Santa Teresa y San Juan de la Cruz, que tan adelante fueron y tanto acrecentaron el patrimonio del espíritu y de lá disciplina fecunda. El muchacho adelantado suele tener un c a m i n o continuado, proseguido con fidelidad y fruto, mientras el muchacho avanzado que bebe los vientos, suele dar parones mortales y todo se le convierte en braceos y alardes. Cuando hay dinero adelantado se evita fácilmente el riesgo para la seguridad y éxito de una empresa; al contrario de lo que sucede cuando se vive en la inseguridad y la inquietud del dinero a plazos, del dinero rebelde y tramposo. Los tres astronautas, qite han culminado su hazaña fabulosa con tanta sobriedad de palabras, con tanta disciplina, tan sumisos a un mando superior, sin un alarde, sin un desentono, son los auténticos adelantados del espacio, que han dado su lección enorme y fecunda a todos- ¡y son t a n t o s! -l o s que se pierden en insensatas guerrillas de palabras y calificativos, que ahuyentan cada vez la paz y la concordia. Ni aperturistas- ¿a dónde vamos con esa palabra? -ni quietistas: sencillamente, a d e l a n tados P. Félix GARCÍA