Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
TRATAMIENTOS DE BELLEZA M ILES de productos del reino animal y vegetal han sido utilizados para embellecer a la mujer. Las sustancias radiactivas y hormonales que existen en esa materia pastosa llamada fango siguen usándose igual que en la época en que se vivía sobre palafitos. Ver una persona rebozada en barro, como una croqueta, no es un espectáculo agradable, pero, después de sometida, la piel a este tratamiento, se consigue tal embellecimiento que en 1969 continúan utilizándose los manantiales de lodo con pleno éxito. Las agujas de pino, el salvado, la hierba Luisa, las picantes ortigas, dentro de una tina de agua hirviendo o bajo el aspecto más discreto de bolsitas aromáticas, tarros de sales y estractos diluidos en la pila, han conseguido curar afecciones de piel y proporcionado una suavidad que tampoco nos ha permitido prescindir de ellas. Las conseguidas en herboristerías no alcanzan al grado de efectividad de las cortadas frescas en el mismo campo. El famoso baño de leche de Fopea, los aceites de los atletas griegos, el cono de perfumes que los egipcios colocaban en la cabeza para que se fuese derritiendo lentamente y perfumase los rostros permanecen de una manera u otra en la actual cosmética. LA FRUTA, EL CORDERO Y EL PETRÓLEO Las entrañas de los animales con que algunos salvajes africanos se embadurnan la piel han quedado reducidas a nada ante el extracto de placenta. Y el corderito, suave y dulce animal bíblico, segrega una sustancia, una vez purificada la lana, de la que casi ninguna mujer ha prescindido, por poco aficionada que sea al maquillaje. La famosa lanolina no es más que una sustancia grasicnta obtenida de la lana de la oveja, una vez purificada. De consistencia untuosa y color amarillento, es tnsoluble en agua si no se mezcla con dos veces su peso. Se emplea con profusión porque no se enrancia, no irrita la piel ni las mucosas, es aséptica y dificulta el desarrollo de microorganismos. Se utiliza incluso en oculística. Aunque le hemos llamado grasa, la lanolina, químicamente, es una mezcla de esteres de ácidos grasos con diversos alcoholes; más propiamente podríamos llamarle cera. Con la lanolina se suele mezclar la vaselina, sustancia untuosa de color blanco, mezcla de hidrocarburos sólidos en hidrocarburos líquidos, que se obtiene de los residuos de destilación del petróleo Las naranjas, zanahorias, tomates, pepino, limones, en rodajas o exprimidos, favorecen, como toda mujer sabe, las distintas clase de piel. ¿Con tantos productos más o menos naturales, cuál es el objeto de las casas que lanzan productos al mercado, inundándonos continuamente con nuevos tipos de cremas y maquillajes? LA COSMÉTICA, HOY La elaboración de la belleza prefabricada nació en Francia. Hoy en día, además de los productos de fama mundial, cada nación procura crear laboratorios de cosmética que aumenten las fuentes de divisas, pues, sólo en perfumería, los últimos datos de la O. CJD. E. señalan en España el valor de producción de cincuenta y dos millones de dólares, y el Sindicato Nacional de Industrias Químicas daba el año último el número de 7.362 trabajadores dentro de 522 empresas de perfumería. Muchas de estas empresas son estrictamente nacionales, y otras son internacionales o con capital extranjero, ya que Estados Unidos invierte 2.341 millones de dólares en este tipo de industria y las mujeres compran lo que la tradición o una buena publicidad les aconseja. El inconveniente que parece suponer la competencia de estos productos franceses y norteamericanos es, por el contrario, ventajosa, pues las fórmulas se perfeccionan al competir, y la mayor abundancia de productos pone éstos al alcance de más gente y por lo tanto populariza más la consecución de la belleza. España tiene también mercados en el extranjero de productos tradicionales. Para lograr la explotación por todo el mundo de uno de estos productos han sido desechadas miles de fórmulas, lo que supone un gasto de investigación que a un solo país (con excepción del norteamericano) le sería imposible sostener; de ahí la conveniencia de estos intercambios LAS NUEVAS FORMULAS Algunas sustancias como el estearato, imprescindibles hasta hace poco, han quedado relegadas y son sustituidas por bases más o menos complejas, con algún tipo de sustancia. Se restringe el uso de aceites minerales (parafina, vaselina) ya que son difícilmente absorbióles, y, aunque se acompañen de emulgentes para formar una emulsión con agua, no cabe duda de que las bases han disminuido sus porcentajes. Los productos nuevos, como aceite de visón, de tortuga, extracto de placenta, jalea real, son efectivos a pesar de lo que piensan los escépticos, pero no son drogas milagrosas. Una mujer puede corregir defectos, rejuvenecerse, con ciertos límites. La que pretenda aparentar veinte años a los sesenta, siempre se sentirá defraudada. Los zumos naturales, que algunas casas hacen presentes en sus cremas, llevan realmente el zumo en la base acuosa, pero reforzado por la vitamina correspondiente. Por ejemplo, una crema a base de naranja irá reforzada con ácido ascórbico. También hay sustancias de belleza capaces de regenerar tejidos de cicatrices y otras que evitan las quemaduras en la playa y sierra. Ahora, en pleno verano, con nuestro sol abrasador es posible utilizar cremas o aceites que no sólo ayuden a broncearse, sino que protejan de las quemaduras. Científicamente, estas cremas son sustancias filtrantes que presentan la propiedad de no permitir el paso más que de las radiaciones solares en una determinada longitud de onda, exactamente la que broncea; son cremas protectoras que poseen vitaminas F, A y D. Hay que mantener la piel constantemente protegida por ellas. Si se aplicad una vez por la mañana y se permanece todo el día al sol llegará un momento en que haya desaparecido su poder. En un país nuboso puede tenerse una piel seca, y en pleno verano andaluz conservar un cutis graso. Los complejos móistiruzing -sustancias complejas basadas en determinados aminoácidos especiales y afines a la piel- -tienen la propiedad de regular el índice de humedad de la piel, que no es nunca el mismo de la humedad am- biente, y aunque las pieles grasas son menos propensas a la sequedad, no depende del clima, sino del equilibrio húmedo de la epidermis, conseguido por las sustancias hidrosolubles contenidas en las células epidérmicas. La influencia del ambiente en los tipos de piel puede, si, favorecerle o perjudicarlo, pero nunca transformar un cutis seco en uno mixto, o uno graso en uno natural. NECESIDAD DEL MAQUILLAJE El grado de cultura de un pueblo puede medirse por sus afanes intelectuales, sus progresos científicos, y también por el cuidado que la mujer proporciona a su rostro. El rostro pintado en blanco y rojo de la reina Nefertitis, las cejas prolongadas con trazos negros, los párpados coloreados de oscuro y cercados de claro nos hablan de los avances e inquietudes de su país con absoluta claridad. Los peinados, modas y make- up que siguen inspirando las nuevas líneas, son los que tamizados por los siglos sirven para acentuar las líneas de la belleza natural en este sentido. Hoy como ayer el maquillaje y la moda son necesarios. Los efectos que siguen atrayendo son los que subrayan y destacan los encantos, no los que sólo embadurnan o cubren la cara. Todos los productos que hemos citado y cuantos queramos añadir: hormonas, colirios, extracto de placenta, miel, fondos de tez, rouge, leches, cremas, tónicos, etcétera, tienen su momento y su indicación. Su oportunidad, pero son necesarios. Sea por medio de pruebas personales, o siguiendo los consejos de un especialista, toda mujer debe cuidar su cutis. LA EDAD Y EL MAQUILLAJE Ya no es privativo de la mujer madura el arreglo personal. La anciana y la jovencita se maquillan hoy día, siempre con la discreción o el atrevimiento propio a sus años. Conservar la piel sana, el cutis atractivo, para que a los que nos rodean, sin saber por qué y sin que haga falta ser guapa les guste mirarnos depende en gran, parte de la belleza interior, pero también del esfuerzo que hagamos por conservar la externa, como un homenaje que les rendimos. Carmen ESTEVEZ 35