Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Williams se han representado en España. En la página de la izquierda, arriba, Arturo Fernández y Amelia de la Torre en Dulce pájaro de juventud abajo, El zoo de cristal puesta en escena por la compañía teatral American Repertory; a la derecha de estas líneas, Ana Mariscal, Nuria Torray y José Rubio en La caída de Orfeo abajo, a la izquierda, María Arias en La rosa tatuada y Asunción Sancho y Wolf Ruvinsky, en el célebre drama Un tranvía llamado deseo -Usted dice que trabajó mucho. ¿Es que eso era realmente duro? -Lo fue. Fue tormentoso y torturante. No puedo trabajar con facilidad. Esto no lo digo como si fuera una virtud. Quisiera que fuese de otra manera, pero cualquier trabajo me parece pesado. Cada día supone un suplicio para mí. Escribo y vuelvo a empezar, una y otra vez, hasta siete u ocho, e incluso más. INGRESOS EXACTOS- -Quisiera preguntarle a usted cuánto ha ganado con sus obras. -No he ganado cinco millones de dólares, sino solamente cuatro. Todo el mundo asegura que fueron cinco. Quisiera que hubiera sido así, pero la realidad es que me contentaría ahora con no tener más que ese millón de más que se me atribuye. He de pagar el 87 por 100 en concepto de impuestos. Yo no deseo ni esa pretendida suma, ni doy de mala gana el mencionado porcentaje. Pienso que hay buenos y malos años. A los actores, que se ven en el mismo caso, se les debería conceder una atención especial en cuanto a los impuestos, de manera que un año infructuoso se viera compensado con otro próspero. Lo que he ganado me ha procurado estas tres cosas: el poder viajar cómodamente cuando así lo he deseado, el tener una vivienda confortable y el comer bistec en lugar de salchichas. Aparte de eso, lo demás no supone nada importante para mí. Kurt SINGER