Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. DOMINGO 3 DE A G O S T O BE 1969, EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. SO. -sil Acabamos de entrar ahora en el mes teóricamente más caluroso del año y, por ende, en el periodo de vacaciones por excelencia. En efecto, agosto ha sido considerado, tradicionalmente, como el fénix del estío, la culminación de la temTEMPERATURAS porada de calor. Claro que una cosa es la teoría y otra la DE LA CAPITAL práctica. Porque uno duda que en cuanto a buen tiempo- -tiempo idóneo para la estación en que vivimos- -julio será muy difícil de superar. Por de pronto el nuevo mes ha comenzado con disminución de temperatura, cielo nublado, vienMax. 25.2 tos, amenaza de tormentas y, en gen- eral, un ambiente más Mín. 22.2 desapacible que el respirado en el anterior. Porque julio, hay que reconocerlo, ha sido un mes como años ha que no se daba. De ahí la insólita afluencia por doquier de turistas de todas las procedencias. Barcelona es este año punto obligado de estancia- -corta o larga- -de esa riada de turismo que está penetrando en el país por los diversos puestos fronterisos de Cataluña (sean de Gerona, sean de Lérida) en los que se están batiendo todas les marcas registradas con anterioridad. Y bien. Tocamos el tema de las vacaciones. Nos referíamos el domingo anterior, de pasada, al discutido- -y por muchos conceptos interesante digno de estudio- -asunto de las vacaciones colectivas ¿Qué finalidad tienen? Pues nada inás y nada menos que conseguir que una misma familia pue da disfrutar en común del merecido descanso. Hoy, cuando el pkirier ipleo, a pesar de las críticas y de los chistes, sigue siendo una triste, realidad con visos infladonistas, es bien frecuerde que en el seno de una familia trabajen varios miembros en diferentes empresas. Entonces surge el problema social, terrible problema, no se olvide, del disfrute del período de asueto anual, individualmente, con lo cual una ves más se contribuye a la disgregación de la familia. Un elemento perturbador viene a sembrar la inquietud y la pesadumbre en muchas casas. Como fórmula para paliar en lo posible ese perjuicio, esa grave contrariedad, fueron ideadas las vacaciones colectivas. Cerradas todas las fábricas, todos los centros de trabajo durante un mismo período de tiempo, las familias pueden realizar en común los proyectos pensados durante el año, pero surge aquí un conflicto: si por una parle paliamos un problema social, porotra- -se alsan cada ves más voces- -creamos uno económico. ¿Cómo compaginar ambos? Difícil cuestión. -N. y G. BARCELONA CAMPEONATOS REGIOMALES DE SALVAMENTO Y Hoy, domingo, se celebran en Bañolas los VII Campeonatos Regionales de Salvamento y Socorrismo, que organiza la Federación catalana presidida por el conde de Lacambra. Aunque, tradicionalmente, la competición regional tenía efecto en Barcelona, el presidente ha decidido trasladarla al lago de Bañólas como premio y estímulo a la Federación gerundense, que rige el s e ñ o r Arreras. Por primera vez en la historia de estos Campeonatos regionales, que aventajan en una edición a los nacionales, los cobijará Bañólas, De la competición regional saldrá el e aipo representante da Cataluña, qus el 6 de agosto saldrá hacia Granada para t o r n a r parte en los Vil Campeonatos nacionales de la especialidad, donde se espera rayalidar el título nacional que el equipo catalán ha venido ganando desee los últimos cinco años de forma consecutiva. PRUEBAS MOTOXAUTICAS EN MASNOü También hoy, domingo, se disputara, a las cinco de la tarde, en aguas de Masnou y frente al Club Náutico, la gran prueba motonáutica para las categorías ET, GT, IT, DTS y ETS, cuyas embarcaciones son de competición, alcanzando veloeidades de 58 a 60 millas hora. 0 TIC i A R 10 LAS MAQUINAS NO SON SUFIDEU GENTES PARA LA LIMPIEZA RO v i s C Í A DE LAS. PUYAS Barcelona 2. (De nuestra Redacción. Entre nosotros, los españoles, viene ni que pintado el reirán Nadie se acuerda de Santa Bárbara hasta que truena El dicho popular puede constatarse una y otra vez. Barcelona cuenta, además de con las propias, con las playas de Castelldefells y de Badalona. Ya se ha dicho aquí, en más de una ocasión, que la primera de ellas es la preferida por los barceloneses. Pues bien, nc nos acordarnos de nuestras playas hasta que llega la temporada de usar de ellas. Y entonces nos encontramos con el lamentable y bochornoso panorama de su suciedad. Acabamos de contemplar, como en otras muchas ocasiones, a lo largo de varios años, el nada edificante espectáculo de toda una extensión de arena cubierta por latas, desperdicios, maderas, papeles grasientos, restos de comida, etc. etc. Podrá argüirse que con el uso todo se ensucia, se deteriora y termina por precisar el relevo. Pero en este caso e! argumento es muy relativo. La suciedad de nuestras playas depende, en su mayor parte, del grado de civismo del usuario, aunque también de los cuidados que les dediquen los municipios interesados. En este sentido el Ayuntamiento de Barcelona ha adquirido varias máquinas para limpiar las playas de la capital. Con esa limpieza, iniciada hace ya casi un mes, se intenta la recuperación de varios kilómetros de costa arenosa en beneficio del ciudadano. Ahora bien, ¿es eso suficiente? Rotundamente, no. Mientras el usuario no esté imbuido del necesario espíritu cívico, según el cual sienta la necesidad de cuidar la playa no sólo como algo propio, sino también como algo de teda la comunidad, en lugar de usar de ella como si nada le fuera en el asunto LA EDUCACIÓN CÍVICA DE LOS USUARIOS ES TAMBIÉN INDISPEMSABLE continuará la suciedad de nuestras playas y el lamentable y repulsivo espectáculo por ellas ofrecido. Todo lo dicho, en cuanto a la arena. Porque en cuanto al agua también hay mucho que hablar y hacer. Ante toda, la eliminación de los colectores y su alejamiento de las zonas públicas; la instalación de papeleras también podría contribuir a su mayor adecentamiento. Pero sobre todo, repetimos, la educación cívica en la persona desde su infancia. EL VERANO Y LA CARENCIA DE TAXIS La lucha por el taxi es casi permanente en una gran ciudad. En aquellos días en que llueve, hay algún espectáculo deportivo de masas o se celebra una festividad, la falta de taxis es casi desesperante. En la Ciudad Condal hay unos 7.500; pues bien, la ausencia de una buena parte de ellos, como lo ha aireado muy oportunamente la Prensa local, se hace bien patente al usuario en estos días veraniegos, sobre todo los festivos. Según un diario vespertino, son dos mil los taxis que abandonan la ciudad cada domingo. Uno no niega al taxista su pleno derecho BELLEZA Encuadrada en la enseñanza de estética del Sindicato Nacional. Hortaleza, 18, 2. P. 8 Profesora Diplom. Srta. Dura. 231 96 35 FAtlDA- ACADEMIA