Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. DOMINGO 3 BE A G O S T O BE 1869. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 14. pendientes de Isola, que también ofrece octubre a la presencia militar británica ocho representantes, parece matemática- en territorio español. menta posible, pero difícil de cumplir en Acudir a los fantasmas de la integración la práctica y, desde luego, sólo serviría para resolver una situación colonial en para presentar un simulacro de coalición tierra extranjera es uno de los recursos DIRECTOR; Torcuata LUGA de TENA condenada a la ruptura inmediata y fatal. más antiguos y menos acreditados del Al margen de estos juegos electorales mundo contemporáneo y corresponde, DISECTOR ADJUNTO Pedro de LORENZO de campanario, dotados de escasa enti- dentro del proceso descolonizador, a la SUBDIRECTOR- Jesús REVUELTA IMAZ dad política, lo importante de la elección arqueología paternalista del final de la REDACCIÓN ADMINISTRACIÓN Y es que sirve como demostración de que primera posguerra. Una base militar en TALLERES! SERRANO, 61. MADRID. los habitantes de la Roca no han com- tierra extraña no puede salvarse por el APARTADO NUM 43- TELEF 225 17 10 prendido todavía cuál es su verdadera si- voto de sus habitantes civiles, y España, tuación ni las complicaciones a que les naturalmente, estaría autorizada a emplear conduce su obstinación. El Times de todos los medios de presión existentes Editor: PRENSA ESPAÑOLA. S. A Londres, repitiendo una vez más su so- dentro del arsenal pacífico de las relacioberbia ignorancia de los problemas gibral- nes internacionales para hacer muy difícil tareños, entiende la votación como un la vida de la colonia integrada, que, adetriunfo de los más intransigentes sectores más, debería empezar a pagar los impuesdel Peñón, y concretamente de las huestes tos ingleses y a cortarse definitivamente de Peliza, que consideran a sir Joshua de todo posible comienzo de arreglo con Hassan como poco enérgico a la hora España. Realmente, la vida de Gibraltar, Los resultados de las elecciones gibral- de reclamar de Inglaterra un auxilio que cercado por la condena mundial, aislado tareñas, ofreciendo un cuerpo legislativo el Times debía saber mejor que nadie prácticamente del mundo por España y incapaz de formar un Gobierno coheren- nunca les será concedido a los gibraltare- con impuestos a escala inglesa, no pate, parece el reflejo más exacto de las ños. Inglaterra administra la Roca como rece que ofrezca demasiados atractivos, confusiones que reinan en el Peñón y de una base militar donde sólo existen los hablando con frialdad. La integración es la desorientación casi patética de una poderes omnipotentes del gobernador bri- tan sólo una fantasía que los ingleses no población empeñada en continuar vivien- tánico y jamás volcará sobre Gibraltar las aceptarán nunca y que autorizaría a Esdo en un mundo fuera de la realidad, em- larguezas de su presupuesto con demasia- paña a solicitar y obtener de las Naciopujada a tan tristes desvarios por sus das necesidades r mo para sostener la nes Unidas todas las medidas de reprepropios colonizadores. Elección sin ven- vida artificial de los gibraltareños gracias salias que autoriza el trato pacífico de las derrocedor neto, los sufragios obtenidos por a la inyección de libras esterlinas de Al- naciones. Por eso la radicalización del sobre la bahía de los gibraltareños entenderse sir Joshua Hassan, a título personal, no chadas alegremente haya sacado cinco re- voto sólo como un afánpuede socavar su de permiten a su partido- -la AACR- -reunir geciras. Que Peliza elecciones sólo signi- tan propia situación, como una insensata esa mayoría de ocho miembros que le presentantes en las fica, que existe un malhumor cierto entre marcha hacia el empeoramiento. autorizase a formar un Gobierno homo- los gibraltareños ante la tacañería inglesa, reconocimiento inconsciente deComo el que la géneo con energías para afrontar la difícil pero nunca que los problemas de Gibraltar única solución de sus problemas sin resituación del Peñón. puedan resolverse por esa vía de maxi- medio se encuentra justamente en la diPero dentro de la incoherencia del voto malismo integracionista, aue el consenso rección contraria. Que es hacia España, gibraltareño, y como suprema manifesta- internacional de las Naciones ha conde- donde pueden hallar la única respuesta a ción de ella, merece la pena destacar que nado enérgicamente, poniendo el límite de sus dificultades. sólo ha votado el 71 por 100 del cuerpo electoral, exactamente 10.318 votantes sobre un colegio de 14.445, lo que representa una abstención del 30 por 100, cifra elevadísima en cualquier consulta electoSon numero- las paredes han sido pintadas y tapizadas; ral a escala nacional, pero escandalosa en MUSEO EJEMPLAR sas las un pequeño Municipio donde el voto sig- que la Prensa recoge- -y esta seccióncríticas no existe una sola nota estridente; las resse ha nificaba nada menos que la preparación apresurado siempre a denunciar, pues tal tauraciones son acertadas; las luces, amay tono el ambiente está presidido por del equipo legislativo encargado de aco- es su misión- -sobre deficiencias en nues- bles, equilibrio muy propio del lugar y de meter la empresa de soportar los tiempos tros Museos, advertidas por los visitantes. un tesoros jue alberga. Nos referimos al los venideros. La escasa participación de vo- Por ello es doblemente lisonjero hacernos Museo Lázaro Galdiano. Y al hacer púocasión, de la a tantes, en un momento dramático para la eco, en esta le ha causado sorpresa queun Hieo este elogio de nuestra lectora, no dela visita a vida de Gibraltar, sólo indica qus los gi- una lectora Museo madrileño. Todo en é! es armonía jaiBos, naturalmente, de citar a Camón braltareños no tienen la menor confianza en la disposición de su riqueza artística; Aznar, eiuien dirige el Museo y ha hecho en el armazón institucional preparado por certera la elección fis los tonos con que posible perfección tan grata. Inglaterra, que modifica muy poco la situación de dependencia colonial en que FN humana a sus se encontraban antes de la nueva Cons- i t n u Dábamos recientemen- trega profesional y de la Misión desemejancuenta de la llegada a tes. En un hospital Kyondo, titución los miembros civiles de la coloEL CONGO Madrid del doctor Sqnz en la región de Kibu, por ejemplo, funcioGadea, al que se califi- na un hospital asistido desinteresadamente nia militar británica. En cierto sentido, Repúla tradición abstencionista de Gibraltar caba de único médico españolyen lapor su por dos religiosas españolas de la Compañía blica Democrática del Congo que, es tan antigua como el falso proceso des- heroísmo y su desinterasada labor en aque- de María, doctoras en Medicina. El doctor colonizador emprendido por los ingleses, lias tierras, es bien conocido de todos los Sanz Gadea es un símbolo, quizá el más y representa o tros muchos comy conviene recordar que en 1950, du- lectores. Una amable comunicante nos acla- conocido, nuestros, perdidos en la selva, que rante la primera consulta ofrecida a los ra que no se trata del único médico español patriotas esfuerzo diario veces sin la gibraltareños, sólo votó el 53 por 100 del en aquel país, puesto que, como él, existen con su de medicinas, acuran, a a ellos acucuantos otros compatriotas nuestros que, con ab- ayuda censo para elegir los cinco consejeros negación y sacrificio, dan ejemplo de en- den. legislativos previstos por las leyes británicas, y que cuando llegó la hora de las pala que Ep- I a localidad elecciones municipales la cifra se redujo PLAYAS Ortíguera, c e r c a asturiana de desde dentada de acero entrese deja caer un cable tendido los acantilan a a Navia, aún más, recortándose al 31 por 100 de existe una playa que constituye el princi- dos que la cierran. Huelga decir que esta votantes. Los gibraltareños que quieren pal aliciente del pueblo por el atractivo inusitada explotación de ia playa ha ahuseguir siendo británicos no parecen haber que ejerce sobre los veraneantes. Sin em- yentado a nativos y turistas ante el peligro según nos un El heredado de su modelo colonial el gusto bargo, visitante de denuncia alarmadohace y la incomodidad que supone. puesproblema asiduo la comarca, desde no es exclusivo de Ortiguera, son mupor el ejercicio de la democracia. algún tiempo se viene extrayendo arena chas las playas españolas en que, con disy piedra de la playa, mediante una pesada tinto motivo, empresas particulares se afaLa situación, al día siguiente de la connan en la ext- ración de materiales, sondeos, perforaciones, etc. Sin oponernos al prosulta, es prácticamente imposible de regreso, sí pensamos que estas actividades solver, salvo si los siete representantes de debieran desplazarse hacia playas menos la AACR reciben el refuerzo de los tres concurridas, gara no perjudicar la econoindependientes del señor Isola, o al menos mía de los pueblos que de ellas dependen. O, cuando menos, que estas actividades se el de alguno de ellos, para alcanzar la suspendieran durante la temporada estival. mayoría de ocho, necesaria en una instiLa nueva ley de costas dispone que las Terminados- Próximos Gran Vía tución de quince miembros. La fórmula playas son dominio público de disfrute geAndrés Borrego, 19 contraria, es decir, la asociación de los neral; no pueden ni deben, por tanto, ser explotadas de esta forana. integracionistas de Peliza con los inde- CONFUSIONES EV ER I A PISOS RENTA UBRE