Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. S Á B A D O 26 DE J U L I O E 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 27. LOS ASTRONAUTAS SE ENCUENTRAN PERFECTAMENTE, SEGÚN UN PRIMER RECONOCIMIENTO MEDICO Las piedras lunares llegan a Houston entre excepcionales medidas de seguridad CUANDO SE COMPRUEBE QUE ESTE MATERIAL NO ES PELIGROSO SE ENTREGARA A CIENTO CUARENTA Y DOS CIENTÍFICOS DE TODO EL MUNDO PARA SU ESTUDIO r A bordo del portaaviones Hornet 25. Los tres astronautas han sido Sometidos hoy a su primer reconocimiento médico, desde que regresaron de la Luna. Según se revela, no han mostrado síntomas de haber experimentado contaminación alguna durante su estancia en la superficie lunar. El doctor William Carpenter, de la N. A. S. A. ha declarado que Armstrong, Aldrin y Collins se encuentran en perfecto estado de salud Seguirán a esta primera fase del reconocimiento médico otros exámenes. El doctor Carpenter dijo que Armstrong, jefe de la misión, padece una ligera infección en su oído izquierdo, que sufrió, al parecer, en el momento de entrar de nuevo en! a atmósfera de la Tierra, pero indicó- que esto es normal y que se curará pronto. Ninguno de los astronautas ha tenido tiempo para dormir desde que regresaron a la Tierra. Han sido sometidos a una serie de pruebas y análisis, aparte de descargar el módulo de mando de las muestras que trajeron de la Luna. Los astronautas permanecerán en el interior de una unidad laboratorio móvil de cuarentena, por espacio de dieciocho días, para evitar posibles riesgos de contaminación. Mientras tanto, el Hornet llegará a Honolulú a las dieciocho horas (hora de Madrid) de mañana sábado y los astronautas serán trasladados, dentro de su unidad de cuarentena, por vía aérea, a Houston. -Efe LLEGAN LAS PIEDRAS LUNARES Nueva York 25. En una caja blanca sellada ha llegado hoy a l Laboratorio de Recepción Lunar del Centro Espacial de Vuelos Tripulados de Houston la mitad de las muestras de la superficie de la Luna traídas a la Tierra por Armtrong, Aldrin y Collins. En un avión militar esta primera partida de rocas de la Luna llegó hoy a la base aérea de Ellington de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos, cercana a Houston. Bajo severas medidas de protección militar, las muestras fueron trasladadas en un automóvil del Ejército ai Laboratorio de Recepción Lunar, donde serán mantenidas en cuarentena y sometidas a unos primeros exámenes durante los próximos cincuenta días. Una segunda caja idéntica a la primera se encuentra en ruta hacia Houston en otro avión militar. El enviar las muestras lunares en aviones separados ha sido una precaución adoptada en previsión de un accidente en alguno de los aviones. Los científicos creen que estas piedras lunares pueden aclarar el origen de la Luna y la Tierra al igual que revelar de qué materia está compuesto el Universo. Las muestras fueron dejadas en el vehículo Apolo cuando. Armstrong, Aldrin y Collins cayeron ayer al Pacífico. Una vez el MARTE, LA PRÓXIMA META Washington 25. El doctor G- eorg E. Muller, el número dos de la N. A. S. A. después del director general Thomas Paine, ha declarado hoy en Houston (Tejas) que el próximo paso de Estados Unidos para la exploración espacial depende del proyecto Vikingo. El doctor George Muller dijo: La próxima meta de nuestro programa de exploración espacial será, con certeza, dirigida hacia el planeta Marte. Pero dijo que queda pendiente tomar la decisión (o sea, la aprobación del Congreso) Cuando se adopte tal decisión será la más grande de las que hasta ahora figuran en la Historia. El programa Vikingo es casi igual al programa Apolo. La diferencia principal está en que para llegar a Marte se requieren cohetes impulsores más poderosos que los actuales Saturno V utilizados para lanzar las astronaves Apolo La N. A. S. A. informó que para 1973 popodria lanzar hacia Marte dos Vikingos sin tripulación, pero con sus respectivos vehículos capacitados para descender sobre la superficie del planeta rojo, con instrumentos destinados a averiguar si es posible o no la vida en Marte o si ésta ya existe allá. -Efe. mañana tarde las cajas que contienen las rocas lunares en el interior de una cabina de vacío Se anuncia que la apertura de ais cajas será televisada en directo a toda la nación. -Efe. COMENTARIO VATICANO SOBRE LA CONQUISTA LUNAR Ciudad del Vaticano 25... Las perspectivas abiertas por la conquista de la Luna! a la Humanidad en su tarea de dominar la Naturaleza han sido examinadas en un comentario hecho hoy a través de la Radio Vaticana. No puede dejar de calificarse de embriagador, ha. dicho la emisora Vaticana, el señorío del hombre sobre los arenosos desiertos lunares, pero aparece todavía más decisivo su señorío sobre el aparato cien- vehículo espacial a bordo del portaaviones Hornet las muestras de la superficie de la Luna fueron sacas e iniciaron su viaje hacia el Laboratorio de Recepción Lunar, donde también los tres astronautas permanecerán durante dieciocho días en cuarentena. Lo primero que los científicos intentarán establecer es si las rocas contienen alguna sustancia perjudicial para el hombre. Las muestras lunares serán depositadas en cámaras de vacío y gabinetes totalmente aislados durante el próximo mes y medio. Antes de que sean expuestas al aire libre las muestras de la superficie lunar serán sometidas a exámenes y pruebas exhaustivas en condiciones de vacío similares a las existentes en la Luna. Una vez que se tenga la seguridad de que no son peligrosas las muestras de la superficie de la Luna, serán. repartidas a 142 de los principales científicos del mundo, que las someterán a exámenes de su especialidad. Las rocas, sin embargo, son consideradas propiedad del Gobierno de los Estados Unidos y tendrán que ser devueltas a la agencia espacial norteamericana una vez su examen haya concluido. Jack Warren, uno de los treinta y un técnicos mecánicos del Centro Espacial de Vuelos Tripulados de Houston, será la primera persona que vea y toque, aparte de Armstrong y Aldrin, estas muestras. Warren, con la manos y los brazos, enfundados en unos guantes presurizados, abrirá O ¡La de arriba, idiota! OBJETIVO, LA LUNA