Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, SÁBADO 26 DE TRES JULIO PESETAS ABC DIRECTOR: TORCUA TO LUCA DE TENA DEPOSITO LEGAL: M- 13- 1958- 112 PAGS. EN WASHINGTON DE 1969 NUM. 19.765 EN ESTE NUMERO Presidencia del Gobierno LA LEY GENERAL DEL SERVICIO MILITAR ENTRARA EN VIGOR EN 1970 (Pág. 33) VIETNAM, TELÓN DE FONDO EN EL LARGO VIAJE QUE NIXON HA COMENZADO Posiblemente visite Scdgón, donde la oposición a negociar por parte de los comunistas puede producir una grave crisis política interior EN SU PERIPLO, EL PRESIDENTE DISPONDRÁ DEL INMENSO PRESTIGIO ALCANZADO POR SU P A Í S CON EL ÉXITO DEL APOLO XI Washington 25. (De nuestro corresponsal, por telex El propósito del presente viaje del presidente Richard Nixon al Extremo Oriente es, según la versión oficial, establecer una nueva, política asiática, dar seguridades a los países amigos de Estados Unidos de que esta nación no abandonará en ningún caso Asia a su suerte cuando termine, si termina alguna vez, la guerra de Vietnam. No queremos otros Vietnam en Asia han dicho estos días los portavoces oficiosos de la Casa Blanca; pero el presidente quiere que nuestros amigos en aquel continente sepan que Estados Unidos, si ellos cooperan con Washington en su propia defensa, mantendrá sus alianzas y sus amistades con todos ellos. El importante viaje presidencial se desarrollará en los próximos días en la periferia de la China roja, Filipinas, Indonesia, Thailandia, India, Pakistán- -ambas neutralistas- acaso Vietnam, para rematarlo en Rumania y regresar desde allí, la primera República del bloque comunista visitada por un presidente norteamericano desde la segunda guerra mundial, a Estados Unidos. Es evidente que, además del vago propósito diplomático del viaje, Nixon trata de capitalizar eolíticamente en el vasto e inquieto mundo asiático el épico viaje del equipo Armstrong a la Luna. Ayer, en el Pacífico central, a bordo del portaaviones Hornet que rescató á los astronautas, el presidente era el hombre más feliz y exultante de la Tierra. La expedición ha escalado verticalmente, sin duda, el gastado prestigio de esta poderosa nación en los cinco Continentes de la Tierra. La nación, que ha vivido jubilosos- días de entusiasmo patriótico al contemplar a sus hombres y su bandera en la superficie blanca de la Luna, y que sigue hoy con apenada ansiedad las repercusiones del accidente automovilístico de Edward Kennedy el viernes pasado- -en la noche de hoy, hora americana, el joven senador habla ante la televisión al país- no entiende bien la necesidad del viaje de Nixon al Extremo Oriente, a menos que la jornada nixoniana tenga algo muy positivo que ver con el problema número uno de Norteamérica, que sigue siendo, Luna o no Luna, Kennedy o no Kennedy, la guerra de Vietnam. En ella han muerto esta semana, de relativa calma, 183 soldados americanos. El total de bajas desde que empezó ha sido de 37.000 muertos más que en la guerra de Corea, de hace dieciséis años. Para el mes de agosto habrán sido evacuados 25.000 combatientes americanos, soldados de línea, por decisión del presidente. Si éste esperaba con semejante gesto encontrar una concesión correspondiente por parta de Hanoi o el Vietcong, esta no se ha producido. En los frentes hay, en las últimas cinco semanas, ana clara disminución de las hostilidades, pero las negociaciones diplomáticas de París, semana tras semana, signen estancadas. Todos los intentos de la Delegación americana que dirige Henry Cabot Lodge, en busca de un diálogo efectivo, no han llevado hasta ahora a ninguna parte. La decisión de Nixon parece haber convencido a Ho Chi- minh y sus miembros que su mejor política consiste en paralizar las conversaciones de París y mantener en Vietnam del Sur una situación militar en la cual perezcan cada semana doscientos soldados americanos. Los generales americanos son pesimistas. La semana pasada, el jefe del Estado Mayor del Pentágono, general Wheeler, estuvo en viaje de inspección en Vietnam y ha regresado a Washington diciendo que está convencido que el enemigo reanudará enérgicamente su ofensiva en los meses próximos, a partir de agosto. Todo esto coloca a Richard Nixon en un dilema dramático. A juzgar por la actitud de Hanoi en París, Ho Chi- minh cree qtte lo que hay qué hacer es persistir, enfrentar al presidente americano con una derrota militar humillante, una rendición disfrazada o una nueva escalación de la guerra, en busca de una victoria militar decisiva, que le eche encima a la opinión pública. Está tercera alternativa colocaría políticamente a Nixon- -y Hanoi parece saberlo a la perfección- -en la misma desesperada posición en que se encentró Lyndon Johnson el año pasado, es decir, ante una rebelión masiva de la opinión contra su presidente, cosa que Nixon, presidente minoritario en el Congreso, sabe de sobra que no puede permitirse. Semejante estrategia lleva a Ho Chi- minh, CRASA A LA PAO. SIGUIKNTK) Patrón de España SE CELEBRA CON LA TRADICIONAL BRILLANTEZ LA FESTIVIDAD DEL APÓSTOL SANTIAGO (Pág. 37) Mercado Común LOS SON POR NES PRODUCTOS AGRÍCOLAS LOS MAS FAVORECIDOS LAS NUEVAS CONCESIODE LA C E E. A ESPAÑA (Pág. 59) Sucesos OLA DE INCENDIOS FORESTALES EN ESPAÑA (Pag. 35) Alemania EL GOBIERNO RECONOCE LA EXISTENCIA EN TERRITORIO ALEMÁN DE ARMAS QUÍMICAS Y BACTERIOLÓGICAS (Pág. 26) Espacia! PERFECTO ESTADO FÍSICO DE LOS ASTRONAUTAS, SEGUN EL RECONOCIMIENTO MEDICO (Pág. 27) Tánger ES IMPROBABLE LA EXISTENCIA DE RAMPAS DE LANZAMIENTO RUSAS EN ARGELIA (Pág. 28) CRCOITOa ACREDITAN Fundada en 1934 LOS AÑOS LOCOS Páginas de! a juventud (Desde la 89, en huecograbado, hasta el final) A B C 5 Crédito, S. A Avda. de José Antonio, 32 y Te! éf. 222 22 23 MADRID