Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
y poesía, cada día SI condestable don Alvaro de Luna- -cuya vida y trágica muerte en 1453 tanto campo dio a poeta y escritores- -fue, a su vez, un gran prosista Libro de las duras e virtuosas mujeres w un ingenioso jp fácil poeta amatorio, cuyos versos fueron recogidos con elogio por Menén ez 9 Pélayo en t Antología de poetas líricos castellanos. Buena muestra de su arte son estas tres canciones en la linea de nuestra mejor poesía tradicional. ALVARO DE LUNA r PORQUE DE LLORAR Porque de llorar et de sospirar ya non cesaré, pues que por loar i quien fuy amar, yo nunca cobré Lo que deseé el desearé ya más todavía. Aunque gierto sé que menos habré que en el primer día. De quien su porfía me quita alegría, después que la vi. Que ya más querría morir algún día que bevir ansí. Mas pues presomi que desque nascí por ti padescer, pues gran mal sofrí resciba de tí agora placer. SENYOR DIOS, PUES ME CAUSASTE Senyor Dios, pues me causaste BÍn comparación amar, tú me deves perdonar ei pasé lo que mandaste. Mandaste que ombre amassa a ti más que a otra cosa, et causaste que fallase ombre amiga tan gragiosa, generosa, más íermosa iíe cuantas senyor creaste, la qual yo amo sin par de amor tan singular, que no hay seso que baste. Formaste la creatura a tu semblanza, Senyor, ¡de la santidad pura me ficiste amador: quien figura tal figura, tal qual Tú la figuraste, es causa de dar lugar para algún tiempo olvicEar m ti, que me la mostraste. MI PERSONA SIEMPRE FUE Mí persona siempre fue et assi será toda ora, servidor de una senyorcf, la qual yo nunca diré. Ya de Dios fue ordenado, quando me fizo nager, que fuesse luego ofreqer mi servicio a vos de grado Tomat, senyora, cuidado de mí, que soy todo vuestro, pues que me fallastes presto el tiempo que no diré.