Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BLAS DE LEZO Entre 5o s marinos españole? éste íue uno de los más sa bios, aparte de haberse acreditado en numerosas ocasiones como hombre de sereno valor. En la primera que se encontró, aún guardiamarina. además de comportarse valerosamente, estuvo a punto de perder una pierna. Y ascendió a alférez de navio. Durante la guerra de Sucesión, tn aguas de Barcelona, rompe el cerco de fuerzas muy superiores, y en esa misma guerra y lugar casi pierde un brazo. Capitán de navio, turni la escuadra que operaba en las Antillas, donde pasó catorce años luchando constantemente con los corsarios que. infestaban el mar del Sur. Apasionante su actuación en la República de Genova, para rescatar, como lo hizo, los caudales españoles que allí estaban depositados... Imposibla pormenorizar su hazañoso proceder en la expedición a Oran, y en la persecución de los ptratat argelinos, a quienes capturaba los refuerzos que desde Costantinopia tes enviaban. Ascendido a teniente general, le hallamos en Cartagena de Indias 11741 escenario de su última y más importante proeza, ai defender con escasas fuerzas aqueihi plaza, que ¡os ingleses daban por conquistada, hasta el extremo de haber acuñado durante el sitio una medalla conmemorativa del triunfo, y lo sucedido fue que hubieron ce retirarse de muy mala manera tras de perder barcos y muchos hombres. Lo sufrido durante tan larga resistencia minó la sslud de Lezo, que en el mismo año falleció, sin tener todavía los cincuenta y cuatro. A titulo postumo se ie dio el de marqués de Ovieco. Habla nacido en Pasajes Guipúzcoa En el orden científico e obligado recordar que durai. te un viaje a Filipinas discurrió el método de las distancias de la Luna al Sol y estrellas zodiacales, que puso en práctica en dicho viaje, con resultado positivo. También se le debe un plan de Organización naval, hecho público después de su muerte. CERVERA Y VALDERRAMA Es este un recuerdo de ayer mismo. De abolengo marinero, nace en San Fernando, ciudad marinera por excelencia. A la Marina se entrega, en ella presta sus servicios durante más de medio sifflo, y suman veintisiete los años que pasó embarcado. Su brillante actuarion en paz y en guerra trae a la memoria nombres como Filipinas, Cuba, Marruecos, tan libados a la gesta cíe la Marina de guerra española, y a los que reiteradamente se asocia el nombre de Cerrera y Valderrama con meritorias menciones. Hombre de solidos principios, al advenimiento de la República pretendió dejar el servicio, pero el nuevo régimen puso especial empeño en conservarle en el mando que tenía, a lo que accedió sin dejar de ser lo que siempre fue: un caballero sin tacha v un católico practicarte. Como no podía por menos Frente Popular quedo destituido, y don Juan quedó satisfecho. A d h e r i d o al Movimiento del 18 de julio, el Generalísimo Franco le designo para la jefatura del Estado Mayor de la Armada, confiriéndole también el srado de almirante. A lo ochenta y dos años de edad alta la frente y tranquila! i oonci? n c i a por el deber cumplido descanso en -i Señor i i de noviembre de 1053 BARCE LO VE LASCO Como gtiardiamsrbia recibe el bautismo de fuego en el sitio de Gibraltar. 1 vemos luego en 1 conqtrist de Oran, en el Mediterráneo y en el Atlántico tnebando contra tos corsarios berberfecos, b í t e r frente en las Antillas a una fragata inglesa y a un bergantín ¿e la misma nacionalidad, a les 4 e derrota y lleva a l a Habana, m sus tripulaciones prisioneras... Preeisamente en La Habana se Aaflata, jra capitán de navio, enante arriba una formidable escuadra inglesa, o grandes ftterata dt desembarco (1762) Queda Velasco encargado del castillo del Morro, punto clave de defensa, ae reaüsa con singular maestría y serenidad, a sabiendas del nal ne le aguardaba. Vn batano atraviesa sos pulmones. Corre inmediatamente 1 noticia, y ambos combatientes suspendieron el fuego en honor a aunel bravo, ue no reanudaron basta ae el cadáver recibié sepultura. Durante algún tiempo, ensuido bovies de guerra británicos pasaban frente a 1 villa de Ntaja (Santander) donde naciera Luis Vicente dé Vetase y de Isla, disparaban algonos cañonazos en homenaje al esforzado marino que tan heroicamente les había hecho fíente. El Gobierno espafiol dispaso ae siempre háblese nn navio ostentase 1 nombre de Velase Muy joven empieza a navegar Antonio Barceló, como marinero, en diversos buques. Pronta obtiene el título de piloto. A los veinte años de edad se le da el mando de un jabeque que sirve de correo entre la Península y las Baleares. Hace entonces sus primeras armas, combatiendo a Ice piratas argelinos. Le tema guste a la función, en la que alcanza repetidos, triunfos, por lo cual es promovido al empleo de teniente de navio, y asi pasa al Cuerpo General de ia Armada. JLe llaman el terror de la morisma En vendad qué a los piratas no. les da respiro. En la conquista de Argel hace maravillas. Castiga duramen- te a los marroquíes. Pero su obsesión es Gibraltar. Llega a tener el mando ele las fuerzas navales que sitian la plaza. Derrocha valor. Obtiene éxitos parciales, pero que en definitiva nada resuelven. Nc se le presta tedo el apoyo que solicita para llevar a la práctica los proyectos que, a su juicíD. determinarían la rendición de ia. plaza. Todo esto trasciende, y el ingenio popular canta aquella copla: Si d Rey de España tuviera cuatro cerno Barceló, Gibraltar fuere de España. que de los ingleses no. Teda su fama, su entusiasmo, valor y lealtad ss estrella en virtud de ciertas oscuras maquinaciones, según se dice, ceme también que son promovidas por la envidia. Esto le decide a retirarse a su ciudad natal, Palma de Mallorca. Era teniente general. Falleció octogenario. Bastantes de los datos y fechas se han tomado del Calendario Efeméric de Ejército y Armada por Micomedes Gómez y José Luis Balcáiar, del Cuerpo de Oficinas y Archivos de Marina (Impta. de! Ministerio de Marina, Madrid, 1931)