Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M I É R C O L E S 16 DE J U L I O DE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 34. res nos sigue manteniendo en un puesto primerizo en la fabricación naval. Los astilleros españoles mantienen una hermosa tradición y a su esmero y eficacia continuadas se debe que hoy sigan siendo soliDIRECTOR- Torcuato LUCA d TENA citados por muchos países, que a España vengan en busca de fábrica y taller, de DIRECTOR ADJUNTO Pedro de LORENZO garantía y belleza. SUBDIRECTOR Jesús REVUELTA IMAZ La calidad y prestigio de nuestra indusREDACCIÓN. ADMINISTRACIÓN Y tria conservera sigue abriendo mercados TALLERES: SERRANO, 61- MADRID. exteriores, promoviendo novedades técniAPARTADO NUM 43- TEi. EF 225 17 10 cas y ganando en el gran renglón de las exportaciones. Ahora, cuando a favor del verano tanü j j j Editor: PRENSA ESPAÑOLA S. A b ü tos millares de españoles se acercan a la mar, para gozar de un descanso y una vacación, se vuelve a plantear el problema del aprovechamiento público de las plaLa Geografía y la Historia, que son dos yas, que las Cortes han ordenado con la enseñanzas de abrumador realismo, nos ley de Costas. Pero junto a ese disfrute meten por los ojos y por el linaje de nues- de la residencia junto a la brisa, bueno tra raza una verdad de clavo pasado, a será que la cita del verano sirva, también, saber, que España es, esencial y vocacio- para que tomemos todos conciencia de los nalmente, un país marinero. Es a ese mar problemas del mar. El mar nos da y repermanente en el gran libro de la familia gala mucha belleza y muchos tesoros. Una española y mudable en el comercio y la mínima sensibilidad debe hacernos sentir técnica de cada tiempo al que hoy dedica la necesidad de que esa vecindad que con nuestro periódico sus páginas, como un él tramamos no sea sólo un fugitivo enrecordatorio y un homenaje, como una cuentro, sino que adquiramos conocimienseñal de esperanza y de futuro, como una to de su realidad, de sus problemas, Granhermosa presencia que desde la literatura des inversiones serán necesarias para que el mar satisfaga sus peticiones. A todo a la economía, llena nuestros afanes. La mar ha sido siempre el gran camino habrá que acudir, con orden y previsión, de los pueblos, y por el innumerable sen- con ánimo decidido y adivinación del madero azul de sus aguas que bautizaron ñana. íiuestros colonizadores y descubrieron Eso quiere ser este número que hoy denuestros navegantes tocamos los españo- dicamos al mar, una llamada de atención. les el prodigio que llamamos América. No Una llamada amiga. El mar está ahí, base puede hacer la historia del mar sin que ñándonos y configurando nuestra propia suenen los sonoros apellidos castellanos y presencia física como país. La más rica vascos, sin que el corazón del Mediterráneo tradición marinera que nos hizo adelantase condecore con emoción catalana, sin dos del mundo nos exige no quedarnos que por la abierta ruta atlántica se echen atrás en la hora que marca hoy el reloj de a navegar ardientes corazones extreme- las necesidades del mar. ños, intuitivos hombres de nuestra Andalucía. Toda España se hizo a la mar como a una empresa grande y ecuménica, con talante científico y alma evangélica, con amor renaciente y juvenil entuT v i c Hay ocasiones en que llega i n. A i o fundadamente a dudarse si siasmo. los taxis son un servicio público prestado Hoy, cuando la mar se hace fiesta en por particulares o un negocio particular cada rincón de nuestro litoral y los puer- Que se beneficia de una concesión de sertos viven la alegría de las barcas engala- vicio. Si un domingo por la noche se prenadas, el gozoso descanso de las redes y tende telefónicamente un taxi, el timbre largo tiempo, la mariana devoción carmelitana, es buena sonará a la llamada. sin que nadie resAdmitimos que en ocasión para que todos nos hagamos, de ponda domingo son muchos los taxistas que nuevo, atentos Rodrigos de Triana que quedan Ubres de servicio y disfrutan de miran al horizonte, que intentan estar un merecido descanso. Pero la Cooperativa alertas para reconocerle al mar su ansie- de Autotaxis debería establecer- -y de dad y su fatiga, para conocer mejor sus hecho nos consta que existe- -un servicio sobre todo, para problemas y necesidades, para ponerle para dicha jornada y, muchos los casoslas de cuido y solicitud. Posiblemente, con el es- horas nocturnas. Son urgencia- -enfermedades, búsqueda de metirón que España ha dado y con las mu- dicinas, etc. -que requieren un taxi inadanzas técnicas de nuestros días, muchas plazablemente a hora imprevista. Creemos cosas se nos hayan quedado pequeñas, ne- que no está reñido el descanso con los cesitadas de ampliación: instalaciones, postulados que informan y dan tal categopuertos, flotas, correos y astilleros. Una ría a todo servicio público. importante tarea, ya iniciada, tiene que proseguirse diligentemente para que los Continuamos recibienoficios navales y las tareas de la mar, la GRUPO do quejas en torno a la flota mercante y los barcos que defienden SANGUÍNEO inscripción del grupo sanla seguridad de nuestras costas, la situaguíneo en el documento ción humana y laboral de las gentes que nacional de identidad. Aunque, por fora la mar dedican su vida y trabajo sean tuna, parece que los encargados de expromocionadas y ajustadas como me- pedirlos suelen ya solicitar y consignar este dato, no parece existir unanimidad recen. de criterio- -y ello motiva esta breveNecesitamos modernizar nuestra Mari- ría -en cuanto a los documentos que han na mercante y, posiblemente, atemperar de exhibirse para justificar tal extremo. Un lector nos comunica nuestra Marina de guerra a una misión el carnet de la Instrucción que al mostrar Premilitar Sude alerta y de vigilancia, de seguridad y perior, a la que pertenece, el funcionade paz defensiva. Pero necesitamos, qui- rio de turno se negó a aceptarlo aleganzá aún en mayor medida, modernizar do que carecía de autenticidad suficiente nuestras ideas, trasvasar a las necesidades para acreditar el grupo sanguíneo. En de hoy los recursos fabulosos que la cien- dicho carnet se consigna claramente el efectuado por facia pone hoy al alcance de los hombres: resultado de un análisis Militar. Para evide Sanidad la potabilización del agaa del mar, su uso cultativos discrepancias, ¿no sería prefetar estas industrial, su conversión en fuente de ri- rible anunciar públicamente qué certificaqueza. dos hematológicos son válidos para jusLa fama y pericia de nuestros armado- tificar este valioso dato en el D. N. I. ABC OPINIONES AJENAS, POLÉMICAS, CARTAS. PÜTÜAIIZACIONES, COMENTARIOS. AFIRMAR Profeso de antiguo a José María Pemán sincero afecto y admiración. Compartimos tarea públicas en los tiempos ya lejanos de Salamanca y Burgos y compartimos en los actuales las académicas de Jurisprudencia, en cuyas sesiones tengo mi asiento al lado del uyo. Pero claro es, que ello no me impide discrepar a veces de sus opiniones y aún expresar públicamente estas discrepancias cuando, como ahora sucede, ed dejarlas sin respuesta podía interpretarse como tácita aceptación o imposibilidad de rebatirlas, contribuyendo con A silencio a la formación de una idea colectiva inexacta sobre un hecho trascendente y para mí entrañable. Me refiero concretamente al artículo de José María Pemán publicado era A B C el día 12 del actual con el título Parecer y más concretamente a los párrafos del mismo en que alude a José Antonio, relacionándole cora los totalitarismos y sus jefes. Dice de aquéllos, que dejan en la duda de si no tenían sentido ninguno ideológico de roturo, dice de éstos, eran unos jefes gesticulantes y energuménícos Queden tales apreciaciones bajo la responsabilidad de quien las hace, pero sí voy a entrar en la implicación en ellas de José Antonio. Calificar de totalitarismo su pensamiento político a estas alturas, después de cuanto él mismo ha dicho y escrito sobre 1 particular y de cuanto se ha escrito y dicho por otros tan reiteradamente, considerar inflación el dar a ese pensamiento rango de doctrina, valorarle solamente de atisbo e intuición dudar de sus posibilidades de permanencia en la paz, es una tremenda injusticia y equivocación, impropias de la objetividad y el talento de quien, a mi juicio, las ha cometido Porque si no ha existido esa doctrina, ¿cuál fue entonces, legal y realmente, la del Movimiento Nacional hasta 1958 y la que a partir de esta fecha constituye la esencia de u Principios? Atisbos, intuiciones, no podían bastar a un hombre radicalmente incompatible con la vaguedad, la imprecisión, lo gesticulante y emerguménico. Atisbos, intuiciones, prodigiosos realmente debieron serlo, para arrastrar a inmensa parte de la juventud española a la gran epopeya de nuestra guerra y mantenerla aún ilusionada. Lo que tuvo José Antonio fue una eoncep. ción total de España en su espíritu y t su historia, en lo político, en lo social, en lo nacional, reflejada en los veintisiete puntos de un programa bien definido, y true son la prueba irrefutable de su resuelta voluntad de crear ona doctrina e implantarla. De no haber sido asi, ¿cabe aceptar que José Antonio, de conciencia escrupulosísima, la lealtad, paira sí y los demás hecha persona, hubiera realizado, por sólo unos atisbos, los sacrificios que reali- ESPAÑA Y EL MAR BREVERIAS