Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIRADOR Los martes de Editora Nacional se han convertido en una de las aportaciones más importantes a la difusión del libro. Don Jesús Unciti aparece en una de estas reuniones, con motivo de la presentación de una nueva obra. américa, el editor deberá tener en cuenta los temas que allí puedan interesar en el momento ás hacer sus planes editoriales. -Esta es una preocupación que no puede estar ajena a nuestro repertorio de ediciones. Ciertamente, a la hora de firmar nuevos contratos eon autores, pensamos en los dos mercados. Esto decidirá también la tirada, según se trate de una obra destinada al mercado normal o de otra que dada su naturaleza pueda tener mayor audiencia de lectores. La tirada, eon la inclusión de Hispanoamérica, es doble, sobre todo si se trata de libros de tema político, de obras teatrales o poéticas. ha entrado en el mercado hispanoameri- ¿Cuáles son para usted los criterios cano sin dificultades? El procedimiento de presentación en Bue- fundamentales que rigen en su decisión de- -Repito que las condiciones son fran- nos Aires de las novedades de Editora Na- contratar un original? camente buenas, aunque en contadas oca- cional es el mismo que se sigue en Madrid. -Decoro intelectual y sanidad mora) siones han surgido efectivamente dificul- Los libros nuevos llegan por avión, y en ¿y la política? tades que se derivan del hecho de que se los denominados allí Sábados del Libro Es- -La política queda servida con la apliha engendrad una competencia como con- pañol un critico literario argentino se re- cación de los dos criterios apuntados. El secuencia del mayor auge de las casas edi- fiere ampliamente al análisis del mismo, autor que se mueva dentro de esas coordetoriales autóctonas. Eso, por un lado, y por cerrándose el acta con un amplio coloquio nadas, aunque escriba sobre tema especíotro la mejora considerable que zstán ex- en el que interviene el público asistente. ficamente político, puede tener un puesto perimentando las Artes Gráficas en aque- -Se han hecho ya presentaciones de li- en nuestro catálogo. llos países. Todo esto hace de alguna ma- bros de nuestro propio fondo que tienen nera que se sitúen en posición de indepen- alguna vertiente abierta a la preocupación COLOFÓN dencia ante el libro español, del que antes hispanoamericana. El más reciente de toeran clientes exclusivos. Es una respuesta significativa del endos- -por cierto con enorme éxito de púA esa competencia de doble origen, per- blico- -ha sido el libro de Serra sobre Amé- tendimiento dal fenómeno político por un fectamente normal, es preciso añadir, -rico VespHcio. Un libro que allí, al igual hombre de seria, honda, clara vocación bre todo cara al futuro inmediato, la que que aquí, está teniendo gran demanda es política. Sus comentarios marginales a la proviene representada por la aparición en los el de Rodrigo Fernández Carvajal titulado mercados hispanoamericanos de versiones La Constitución Española del cual he- blemática del libro español, único aspecto castellanas de obras universales impresas mos hecho dos grandes ediciones en mes de la conversación que hoy nos interesa en Estados Unidos, Japón y Rosta. Esta y medie. Quero referirme también a dos recoger, denuncian, además ás una presegunda competencia, que ofrece una ver- grandes éxitos: Viaje de los ños de Es- paración sólida, muchas horas de meditatiente comercial y otra ideológica, requiere paña de Pedro de Lorenzo, que también ción sobre las cuestiones vivas que conatención permanente y un tratamiento en plazo brevísimo ha alcanzado segunda dicionan el destino de España y el porveadecuado. edición, y la famosa Histeria de la Re- nir de los pueblos de nuestra estirpe. Ccnstriñámonos, sin embargo, a inforpública Española de Joaquín Arrarás, coUNA POLÉMICA ACTUAL ya cuarta edición del primer volumen apa- mar sobre la buena nueva de la excelente rece ahora con modificaciones sustantivas salud de que goza el libro español en el mercado hispanoamericano. Para alcanzarEn estos momentos está viva la polémi- y dos nuevos capítulos. la, han sido necesarios muchos años de ca sobre si la narrativa española es supeesfuerzo tenaz. Sospechamos, no obstante, rior o no a la hispanoamericana. Don JeCRITERIO Dt SELECCIÓN que aún estamos en los comienzos de una sús Unciti opina que los narradores de aquellos paises han aportado nuevos enfoques Creemos nosotros que si el libro español laboriosa gestión. y cierta renovación de vocabulario. Marino GOMEZ- SANTOS tiene un mercado importante en Hispanoa cabo el I. N. L. E. que es el órgano encar- -Todavía distan mucho de adquirir el gado de su promoción en el interior y, so- nivel de los grandes narradores españoles, bre todo, en el exterior del país. Es una concretamente de la época anterior a la política de base eminentemente comercial, guerra española, e incluso a los actuales. que me parece, ademas, mny inteligente. Pienso yo que existe en España un amTanto en el I. N. L. E. como en los órganos biente admirativo excesivo en cuanto a lo administrativos encargados de la difusión que pueda tener de novedoso, de aportade la cultura española existe una prsosn- ción original y enfoques la literatura hispación grande por promocionar el libro en panoamericana actual. Pese a que la naaquellos mercados de Hispanoamérica y rrativa española no está viviendo el mejor modificar las condiciones, haciéndolas más momento, sigue siendo todavía superior a favorables, para la libre circulación de las la hispanoamericana, tanto en calidad coproducciones editoriales españolas en otros mo en cantidad. mercados. ¿Puede decirse que el libro español LOS SÁBADOS DEL LIBRO ESPAÑOL