Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ULIJUUIIAMJUUIJL crónica semanal de las letras LIBRO ESPAÑOL EN HISPANOAMÉRICA TIENE AMPLÍSIMOS MERCADOS Además de la novela, interesan los libros técnicos y xientíficos de autores españoles Por Marino GOMEZAANTOS ASTA ics comienzos de la gran política iniciada por ei I. NJL. E. el libro español había entrado esporádicamente en el mercado hispanoamericano, sin organización comercial ni política de ningún tipo que garantizase su promoción. Parece ser que el panorama ha cambiado mucho dssie entonces, á juzgar por los resultados de que vamos teniendo conocimiento. Precisamente en estos días ha regresado dg Buenos Aires el director de Editora Nacional, don Jesús Unciti. -la finalidad de este viaje- -nos dice- -ha sido inspeccionar los servicios de nuestra Librería Española, que lleva abierta al público desde hace aproximadamente dos años y jaedio. También han quedado esta Mecidas las estructuras y normas fundamentales para llevar a nuestros eanaí s de distribución argentinos los fondos libre- H ros de los pequeños y medianos editores españoles que no tengan abierto allí establecimiento propio o carezcan de representante. SITUACIÓN ACTUAL Según datos facilitados por el I. N. L. E. la exportación del libro español ha alcanzado en 1968 la cifra de 19.632.245 kilos, cuyo importe ascendió a 2.927.679.311 pesetas, lo cual supuso sobre el ano anterior un 19,51 por ciento en cuanto a peso y un 24. C 9 por ciento en cuanto a valor. tos compradores de libros españoles en Hispanoamérica se clasifican por el orden siguiente: República Argentina, 17,26 por ciento del total; Méjico. 13,07; Venezuela. 12,22; Chile, 11,01; Colombia, 7,13; Perú, 4.06: Puerto Rico, 3.91: Uruguay, 1,83. -El libro español en Hispanoamérica nos dice don Jesús Unciti- -tiene amplísimos mercados, de manera que pnede decirse que el momento es esepranzador. La demanda del libro español, no sólo en la República Argentina, sino en toda Hispanoamérica, es enorme. Primero, porque los autores españoles- -los narradores, los cientifíeos, los técnicos- -no p u e d e n ser de ninguna manera sustituidos por los libros de a u t o r e s hispanoamericanos, y también por el hecho de ue las Artes Gráficas españolas están muy por encima de las hispanoamericanas. Es decir, que nuestro libro, tanto en presentación material como en enante a contenido, es todavía muy superior al Ubr hispanoamericano. ¿Cuál es la política del libro español en Hispanoamérica? -La política de nuestros libros la lleva