Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES 3 DE J U L I O DE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 35. Madrid. (De nuestra Redacción. Dos importantes instrucciones han sido publicadas por la Sagrada Congregación Vaticana para el Culto Divino, sobre dos temas ampliamente discutidos en los últimos años: la celebración de la misa en domicilios particulares q ante pequeños grupos y el modo de la administración de la Eucaristía. Sobre ambos temas informará próxirnam nte a los periodistas el cardenal primado, monseñor Enrique Tarancón, así como sobre otros importantes problemas litúrgicos. De estas instrucciones ofrecemos hoy un primer avance a nuestros lectores, según un resumen elaborado por la agencia Prensa Asociada: La primera, de fecha 15 de mayo, describe las circunstancias para la celebración de la santa misa en Asambleas especiales, tales como las celebradas en casas particulares. La otra fue enviada a los presidentes de las Conferencias Episcopales, el 29 de mayo último, e insiste en mantener la manera tradicional de distribuir la sagrada comunión. Al mismo tiempo reconoce que en algunos países ha aumentado la práctica de distribuir la comunión en la mxmo del comulgante. En estos casos prevé la instrucción que la Conferencia Episcopal de cada país debe exponer las. razones para la continuación de esta práctica. La Instrucción sobre la misa da una lista de las diversas ocasiones en que la misa puede ser celebrada, con el permiso de los ordinarios del lugar, para pequeñas Asambleas, reunidas siempre fuera de iglesias y capillas. Ofrece detalladas reglas que, sin embargo, no cambian sustandalmente las concesiones y variaciones permitidas por la publicación de la reforma del Ordo Missae del pasado 6 de abril. El otro documento romano describe el resultado de la reciente encuesta formulada a las Conferencias Episcopales y a algunos obispos sobre el hecho de que el pan eucarístico sea colocado en la mano de los fieles, que se dan a si mismos la comunión llevándolo hasta la boca El desarrollo de la práctica actual, prescrita ahora por la costumbre y confirmada por la Instrucción, es explicada como derivada de un mejor conocimiento de la Eucaristía, al mismo tiempo que se da un sentido de reverencia y de humildad, cuando el ministro (sacerdote o diácono) propiamente dicho coloca la partícula de pan consagrado en la lengua del comulgante. Una vez reconocida la antigüedad de la otra costumbre, que algunos desean restaurar, la Instrucción d, e la Congregación para el Culto Divino insiste en que ta práctica usual no debe menoscabar la dignidad personal de los comulgantes. También cita los resultados de un estudio llevado a cabo entre todos los obispos de rito latino. La respuesta de los obispos se opone a todo cambio (1.233 contra 882) de la presente costumbre, incluso por vía de experimento en pequeñas Asambleas (1.215 se oponen y 751 están a favor) A la luz de esta respuesta de los obispos el Papa Pablo VI ha decidido no cambiar el modo hace m ¿icho tiempo recibido de administrar Ja comunión. La parte final de la Instrucción explica, sin embargo, que donde la nueva práctica ha sido ya desarrollada, la Conferencia Episcopal puede votar sobre la materia, y su decisión ¡deberá ser sometida a la Santa Sede. La Santa Sede, a su vez, ponderará cuidadosamente cada caso (de introducir la práctica de la comunión en i 2 a mano) teniendo en cuenta la conjunción de las varias iglesias locales entre si y la de caCa una con la Iglesia universaV. MISA EN CASAS PARTICULARES Y LA ADKIISTRACION DE LALOS PROBLEMAS DE LOS SACERDOTES ESPAÑOLES, COMUNIÓN EN LA MANO TEMAS DE LAS PRIMERAS JORNADAS EN LA ASAM- Lñ IGLESm EN EL LAS RELACIONES ENTRE EL SOBRE LA CELEBRACIÓN DE LA MUNDO DE HOU PAPA Y LOS OBISPOS Y BLEA EPISCOPAL tos obispos españoles no podemos dejar de expresar nuestra adhesión a las palabras recientemente dirigidas por eí Papa a nuestro país LA PONENCIA EXPUESTA POR EL CARDENAL DE TOLEDO SOBRE PROBLEMAS SACERDOTALES IMPRESIONO POR SU LUCIDEZ, SINCERIDAD Y REALISMO Madrid. (De nuestra Redacción. Relaciones Papa- obispos y problemas sacerdotales españoles han llenado las dos primeras jornadas de esta X Asamblea del Episcopado Español, iniciada en la mañana del martes. Tras la invocación al Espirito Santo y el canto de la Salve, los trabajos se iniciaron con unas palabras del presidente, monseñor Morcillo, que invitó a los reunidos a reflexionar sobre el gran trabajo realizado hasta aquí por la Conferencia Episcopal, y en la gratitud que merecen quienes en él han participado. Señaló la importancia del tema central ue esta X Asamblea estudiará, y, dirigiéndose al nuncio de Su Santidad, expresó los sentimientos de adhesión y fidelidad al Santo Padre vividos por la Conferencia Episcopal Española. Habló a continuación el representante del Papa, monseñor Dadaglio, y, tras agradecer estas manifestaciones de amor y de fidelidad al Papa, señaló aué estos sentimientos son im distintivo especialísimo de los obispos españoles desde los primeros tiempos de la Iglesia en España. Señaló después la dificultad de los momentos actuales, indicando que la Iglesia siempre ha tenido momentos difíciles. No es raro que ocurra. -dijo- ya que la Iglesia está adaptándose a un mundo nuevo que, si bien plantea dificultades, quizá ayuda a preparar la primavera de la Iglesia de que habló Juan XXIII. Tras algunos informes del obispo secretario sobre las ediciones españolas del catecismo holandés, sobre gestiones realizadas en favor del aumento de los haberes del clero y de algunos problemas suscitados por ciertos grupos sacerdotales en Enroita, y del cardenal arzobispo de Tarragona sobre las buenas Impresiones del proceso de canonización del beato Juan de Avila, la Asamblea pasó al estudio del tema central de la reunión: el de la postura de nuestro Episcopado ante los problemas del próximo Sínodo de obispos que en octubre se celebrará en Roma. Según se informaba ayer a los periodistas- -en una rueda de Prensa mantenida por monseñor Roca y monseñor Briva- el problema que analizará el Sínodo es el tema de la unidad y las diversidades en la Iglesia. Hasta el Vaticano II, la Iglesia vivió una etapa con tendencia predominantemente centralista. El contacto de los obispos con el Papa se mantenía a nivel de individuos, casi se desconocía jurídicamente en la Iglesia el concepto de nación, y, si bien el Papa, de hecho consultaba a los obispos en los grandes problemas- -como en la definición dogmática de la Asunción- no existía una forma orgánica para esta colaboración, lía unidad de la Iglesia tendía visiblemente hacia la uniformidad. El pasado Concilio- -al subrayar la participación vital de los obispos en el gobierno universal de la Iglesia, sin que esto, como es claro, condicionara el papel central y único del Papa- -Tenía a abrir una mayor puerta a las diversidades naeiona les. Ejemplo típico- -y que, sin duda, está en el origen del próximo Sínodo- ra 1 de fas reacciones de los diversos Episcopados ante la Humanae vitae sin darse una real discrepancia eon la postura del Pontífice, los textos de los diversos Episcopados matizaban, adaptaban o complementaban las palabras papales vistas desde la órbita de sus respectivas naciones. ¿Era esto un real peligro para la unidad de la Iglesia? ¿Esta diversidad en lo no esencial era la puerta abierta para un cisma o para el nacimiento de iglesias nacionales, o era un real enriquecimiento de la unidad permitiendo una adhesión más real a la fe al acercar sus planteamientos a los problemas y psicología concreta de cada comunidad? Es fácil percibir la importancia del problema: se trata de definir hasta dónde es legítima la diversidad y hasta dónde deben llegar los límites de la necesaria unidad. La experiencia de estos primeros años permitirá ya hoy un balance del problema. Aunque no será sencillo. Pues si son machos los que se escandalizan de una diformidad que les parece rotura de la unidad, no son tampoco minoría quienes estiman que esta diversidad es aún muy corta. Ejemplo significativo han sido en esta segunda dirección las recientes declaraciones del cardenal Suenens, que venían a senalar- -desde su punto de vista- -un excesivo control por parte de Roma sobre la actividad de los diversos Episcopados. ¿Hacia dónde se inclina el esquema elaborado para el próximo Sínodo? ¿Y hacia dónde bascula la opinión del Episcopado español? El documento preparado por el Sínodo se inclina- -decía en la rueda de EL PRADO 11 M 1 RASIERRÁ COLEGIO Preparación de 4 y Reválida de 4 15 JULIO A 2 0 SEPTIEMBRE Enlace de los autobuses del Colegia con trenes de cercanías. 9,30 de fa mañana a 7 de la farda Piscina y campos de deportes. TELEFONOS: 209 37 09 Apdo. Correos: 31.034- MADRÍD- 20 necesita taquimecanógrafa de español. Ref. 11.044. Pza. Crista Marios, 4. Madrid COMPAÑÍA INTERNACIONAL