Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
t- EL V TI A LOS OCHO AÑOS DE MATADOR DE TOROS. AL PUBLICO LE INTERESA MAS QUE NADA EL TORO CON TRAPÍO. PASO MUCHÍSIMO MIEDO E TODOS LOS MOMENTOS. LA FIESTA NO ESTA DIVIDIDA: SON TIPOS LOS QUE SE DIVIDEN, PERO TODOS CONCURRIMOS EN UN SOLO PUNTO. DATOS BIOGRÁFICOS Santiago Martín El Viti nució el 18 de julio de 1938, en Vitigudino. Su profesión era la de decorador de carros en la fábrica que sus padres poseían en su pueblo natal. Toreó con picadores por primera vez en Ledesma, partido judicial de Salamanca, en mayo del 57. Dos años más tarde debutaba en Vista Alegre. Aquella tarde cortó una oreja en cada novillo. El 18 de julio de 1960 se presentaba en las Ventas, y el 13 de mayo del año siguiente tomaba la alternativa en la Monumental madrileña con una corrida de A. Pérez Sanchón. Actuó de padrino Gregorio Sánchez, y Diego Puerta de testigo de honor. E hubiera gustado entrevistar a El Viti en el verdegal manchado de encinas y toros del campo charro. Pero a los toreros, cuando el clarín del sol rompe las frías puertas de los cosos, es difícil cogerlos Entran en la Vía Láctea luminosa y ajetreada de las ferias y las fiestas y comienzan un peregrinaje geométrico de círculos y líneas, de ruedos y carreteras. Hay que salirles al paso, antes o después del paseíllo, entre el miedo y el triunfo, entre la angustia y el fracaso. También el matador castellano espera la hora lorquiana en un hotel madrileño. Hemos subido hasta la habitación con el mozo de espadas. El torero duerme M mozo silba y con los nudillos sobre la puerta ha compuesto unos morses que sirven de despertador. La figura seria y somnolienta de El Viti aparece. Luego coge un cigarrillo y fuma serenamente. ¿Preocupado? M -Sí. ¿Por qué? -Porque no voy a ninguna juerga. -Aumenta la responsabilidad, ¿no es así? -Cada vez más. Va a comenzar a vestirse. Detrás de la ventana corren los glóbulos automovilísticos por la aorta de la Castellana. Dentro reina un silencio monástico. El mozo, Miguel, se mueve como un acólito avezado a ceremonias. Estamos los tres solos; una terna en la que las preguntas y respuestas rompen el silencio. Luego entra el apoderado con un bastón de lujo; un clavel le florece en la solapa. Las visitas deben estar rigurosamente prohibidas; no hay ningún corifeo de la suerte y la palmadita. ¿En qué piensa? -En el toro. -Ha costado llegar y mantenerse... ¿Qué peldaños recomienda para alcanzar el último? -Costar y mantenerse, desde luego. ¿Peldaños? Pues, ilusión, vocación, valor, inteligencia, sentido de la responsabilidad y tesón. -De miedo, ¿qué tal? -Paso siempre miedo, muchísimo, en todos ios momentos. ¿Cuenta mucho la inteligencia en el toreo? -No es el punto más importante para llegar a ser torero, pero cuenta. X Habla el matador charro un castellano de su tierra, con ortología; sigue fumando serenamente, tiene una nube roja en el ojo derecho a consecuencia de un palotazo de una banderilla y las manos grandes, de gladiador, como las de un campesino acostumbrado a la mancera. Abordamos la influencia de la tierra natal y, concretamente, si los toreros de Despeñaperros pa abajo -No creo en la frase. Las fronteras son abiertas para todos los toreros o para el que quiera salir de donde fuere. ¿Le influyó el ambiente ganadero de la tierra? -Un poco sí, pero más la ilusión. ¿Se siente ya realizado? -Bueno... con ilusión c u a n t o más tiempo va pasando se encuentra uno más consolidado, con más experiencia, más preparado; pero, en realidad, no acabamos nunca de realizarnos. El traje es un azul y oro como podría ser de otro color cualquiera; no es supersticioso el torero de Vitigudino. En una mesita hay un crucifijo, tres estampas y otras tantas lamparillas como barcos flotando en el mar de la devoción. -El toro, ¿qué cualidades debe tener?