Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C- M I É R C O L E S 25 DE JUNIO DE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 63. i eeonomico LA INDUSTRIA DEL REFINO DE PETRÓLEOS -En el período enero- abril se trataron 9,76 millones de toneladas de crudos. -Se obtuvieron, prácticamente, nueve millones y medio de toneladas de productos petrolíferos. -La producción de aceites pesados ascendió a casi siete millones de toneladas. Madrid. (De nuestra Redacción. Durante los cuatro primeros meses del presente año las refinerías españolas en funcionamiento trataron 9.764.173 toneladas de aceites crudos de petróleos, de las que se obtuvieron 9.423.835 toneladas de productos petrolíferos. Ha de tenerse presente, según los datos facilitados por la Dirección General de Aduanas, que los aceites crudos de petróleos importados en el período enero- abril del presente año totalizaron 9.103.865 toneladas, con un valor de 10.240,97 millones fie pesetas. El valor total de los derivados de petróleo obtenidos en el primer cuatrimestre del presente año ascendió a 13.292,82 millones de pesetas. En los últimos años las refinerías de ¡petróleo están proliferando en España, y permiten no sólo el abastecimiento del mercado nacional, sino también la exportación de cantidades importantes. Así, en el primer cuatrimestre del presente año se exportaron 2.155.604 toneladas de aceites de petróleo no crudos, es decir, productos ya tratados, por un valor de 2.450 millones de pesetas. Desde el punto de vista del consumo el volumen de producción es también de gran importancia. Si se comparan, por citar algún ejemplo, el consumo de gasolina de auto en la Península y Baleares, área del monopolio, correspondiente al ano 1967, con el correspondiente de 1968, se aprecia que se ha producido un incremento del 184,64 por 100, y en el caso del fue- oil, del 324,28 por 100. En cuanto a los ingresos que el refino tle petróleos proporciona al personal empleado, han adquirido también indudable importancia. En el primer cuatrimestre del presente año los costes de personal se elevaron a 391,91 millones de peI f í n? n Wá- ott mente, da una media de 100 millones de pesetas por mes de trabajo. El personal ocupado en esta actividad se situaba en 7.597 al finalizar el primer cuatrimestre del presente año, cifra que contrasta con los costes de personal anteriormente citados, pero ha de tenerse en cuenta la gran automatización y modernidad de las instalaciones españolas de refino ce petróleo, lo que hace que la cifra total de personas sea muy reducido y que la correspondiente a directivos, técnicos y administrativos suponga un gran porcentaje, concretamente el 32,51 por 100 del total ocupado en 31 de abril. Como ya se ha indicado anteriormente, se obtuvieron en el primer cuatrimestre del presente año un total de 9.423.835 toneladas dé productos petrolíferos, correspondiendo el mayor tonelaje de producción a los aceites pesados, que totalizaron 6.967.037 toneladas. Se ha alcanzado la máxima producción mensual, para el conjunto de estos aceites pesados, en marzo, con 1.895.748 toneladas. La distribución para las distintas clases de aceites pesados, en el primer cuatrimestre del presente año, ha sido la siguiente: PRODUCCIÓN DE ACEITES PESADOS Toneladas Gas- oil Fuel- oil Diesel- oü TOTAL 2.064.655 4.798 277 104.105 6.967.037 O sea, que de los aceites pesados el 68,87 por 100 correspondió a fuel- oil, con una máxima producción mensual en marzo de 1.309.175 toneladas, seguido por el gas- oil, del que también se obtuvo la máxima producción en el mes de marzo. La producción total de gasolinas ascendió a 925.989 toneladas, habiéndose logrado el máximo mensual en el mes de abril, con 255.701 toneladas. La distribución de la producción de ga- kl AM B U UtU E La proliferación de Bancos norteamericanos en Europa ha sido extraordinaria. Según una información de Fiel, el número de filiales extranjeras de instituciones bancarias, sujetas a la Reserva Federal, creció desde 80 a 375 en 1968. En los primaros tres meses de este año, 50 oficinas más han sido abiertas. La principal actividad de los Bancos norteamericanos en Europa es pasar el rastrillo y captar recursos. Estos recursos nutren cuentas de depósito a plazo, que sirven de materia prima para que sus casas matrices financien en los Estados Unidos. Dicho más conciso: el ahorro europeo, convertido en el llamado eurodólar, se transforma en inversión norteamericana. Uno de los secretos de la prosperidad alemana ha residido en la afluencia de capitales que ha permitido unos tipos de interés atractivos para el empresario. Ahora ya la situación ha variado y la carrera disparatada del precift del dinero ha producido un encarecimiento inevitable, pero poco satisfactorio. Por su parte, el proceso ínflacionista de los Estados Unidos, con una subida de precios que alienta la inversión y una escasez angustiosa de mano de obra especializada, estimulante a su vez de mayores inversiones en bienes de capital, determina un afán dé liquidez que busca el dinero y lo paga, porque siempre es barato y, sobre todo, rentable, en un mercado hambriento. De los 25.000 millones de dólares que, según cálculos del Banco de Pagos Internacional de Basilea, forman el mercado del eurodólar, más de la mitad se ha trasvasado al otro lado del Atlántico. Se comprenden así las lamentaciones de un Guido Carli, en la última Asamblea del Banco de Italia, y la forzada elevación del tipo de descuento, casi en un desesperado esfuerzo por poner puertas al campo. En realidad, las medidas defensivas han de ser más drásticas para ser eficaces. Remedando la frase de América para los americanos me parecería justificada esta otra: el ahorro europeo, para Europa ya que si no el Plan Marshall quedará superado en su generosidad por esta devolución financiera que, pese a sus pingües intereses, y precisamente por ellos, amenaza convertir la situación en un infierno monetario. Dicen que las cosas tienen que ponerse muy mal para que se arreglen. Tal vez estemos rozando ya ese tecleo de maldad soportable, pero mientras no se altere la actual estructura financiera y cambiaría del mundo- -y ello requiere un acuerdo Internacional- los movimientos de capital, las tendencias inflacionistas, las posiciones especulativas y el encarecimiento del dinero proseguirán su marcha de manera Implacable. En definitiva, r e, i n a r á tranquilamente la desorganización. -Nemesio FERNANDEZCUESTA.