Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C M I É R C O L E S 25 DE JUNIO DE 1969. EDICIÓN BE LA MAÑANA. PAG. 39. UN IMPORTANTE PROPRIO PONTIFICIO ACTUALIZA Y PRECISA LA FUNCIÓN DE LOS NUNCIOS UI IGLESm EN EL MUNDO DE HOU Serón primariamente representantes religiosos del Papa ante obispos y fíeTes y secundariamente ante los Gobiernos SU PAPEL SERA EL PRIMORDIAL EN LA ELECCIÓN DE OBISPOS, PERO DEBERÁN CONSULTAR A ECLESIÁSTICOS Y SEGLARES Madrid. (De nuestra Redacción. Un nuncio es, ante todo, un representante pastoral del Papa ante la ccmimiciad cristiana de un país; sólo secundariamente es un diplomático para los contactos con el Gobierno de la nación. En estas dos líneas puede resumirse el espíritu del importante Motu proprio i que ayer se hizo público en la Ciudad del i Vaticano, en una amplia carta apostólica -14 páginas impresas- -firmada por Pablo VI con fecha de 24 de junio. Este tema de los nuncios apostólicos venía siendo uno de los más discutidos en los últimos años, ofreciendo, incluso, curiosas contradicciones en las oponiones según unos y otros países. Si, por ejemplo, en muchos países de Centroeuropa o de América eran los grupos renovadores los que pedían una disminución de los poderes del nuncio, entre nosotros eran grupos de i signo opuesto quienes veían intromisiones ¡de la Nunciatura en lo que no había sino fidelidad a la Santa Sede. Ciertamente, el papel del nuncio, tal y como era configurado por el Código de Derecho Canónico, encerraba alguna ambigüedad y un enfoque no muy adaptado al mundo de hoy. En el Canon 287 se dibujaba su doble tarea, señalando como primaria su misión de fomentar las relaciones entre la Sede Apostólica y los Gobiernos civiles y como secundaria, la de vigilar acerca del estado de las Iglesias y hacer sabedor de ello al Romano Pontífice Esa primera misión política hacía que muchos desearan que este oficio de los nuncios fuera colocado en manos de seglares. Y la misión de vigilante no solía ser vista con agrado por los diversos Episcopados. El tema se planteó con plena claridad en el Concilio, y en una de las cláusulas del decreto Christus dominus se pedía al Romano Pontífice que precisara con mayor claridad el oficio y funciones de sus representantes Esta postura crítica reaparecía recientemente en las declaraclones hechas públicas por el cardenal Suenens. El purpurado belga planteaba varias objeciones a la misión de los nuncios: la confusión entre sus dos funciones, de diplomático y de obispo; la sensación de ¡que- -situado en un nivel de diálogo con ¡los poderosos- -no fueran los nuncios acceisibies a la voz de los pequeños; la impretSión de un inspector vaticano que permanecía siendo un cuerpo extraño De Itodo ello deducía monseñor Suenens la ¡necesidad de una reestructuración profunda de la función del nuncio, aún aceptando que siempre un nuncio jugaría un papel delicado pues si los obispos aceptan perfectamente el que se ejerza una cierta (Vigilancia en nombre del Papa el pro ¡blema está en los caminos y los medios Y acababa pidiendo que el agente de enlace entre centro y periferia fuera un Verdadero embajador religioso iliA FUNCIÓN DEL PAPA EN TODA LA S IGLESIA ¡Toáa esta serie de voces ha llegado, como jes lógico, al Papa y está en la raíz del Motu proprio ayer publicado. Pero Paíhlo VI, según es típico en él, ha resuelto ei problema no por abandono ni por revolución sino por profundización El yer; sat! ero fondo del problema no estaba tanto en las formas externas de si el nuncio ha de ser un seglar o un clérigo o de si han de ser o no italianos los nuncios en su mayoría. El fondo del problema estaba en un orden de factores que sí altera el producto: si un nuncio era un representante pontificio y si un Papa es pastor de la Iglesia universal mucho antes que jefe del Estado Vaticano- -aunque también esto- era claro que la misión de los nuncios debía ser primariamente religiosa y sólo secundariamente política. Esta es la mentalidad que el Motu proprio titulado Sollicitudo cmnium ecclesiaruni refleja. En su primera parte recoge lo que podríamos denominar teología de las nunciaturas Surgen de la necesidad de que el Papa se haga presente en todas las regiones de un modo adecuado Las relaciones del Papa con sus hermanos en el episcopado no pueden resolverse sólo por medio de la correspondencia exigen una presencia permanente fie representantes pontificios. Y el multiplicarse de contactos entre Boma y los episcopados no sólo no ha convencido a Pablo VI fie la inutilidad de la función de los nuncios, sino que, por el contrario, ha confirmado aún más la REUNIÓN DE LA PERMANENTE DEL EPISCOPADO El martes comienza la X Asamblea plenaria La Comisión permanente del Episcopado español se ha reunido hoy en la residencia de las operarías parroquiales para estudiar y preparar la próxima reunión plenaria del Episcopado, Que se celebrará en la próxima semana y cuyo tema central será la Asamblea extraordinaria del Sínodo de Obispos. La reunión de hoy estuvo presidida por el arzobispo de Madrid- Alcalá, don Casimiro Morcillo Gonzáiez, y a ella asistieron el cardenal primado, monseñor don Vicente Enrique Tarancón; el cardenal arzobispo de Pamplona, monseñor don Arturo Tobera Araos; el arzobispo titubar de Grado y vicario general castrense, monseñor don José López Ortiz; arzobispo de Zaragoza, monseñor Cantero Cuadrado; obispo titular de Vagada, monseñor don José Lecuona Labandibar; obispo vicario capitular de Valencia, monseñor don Rafael González Moralejo; obispo de CádizCeuta, monseñor don Antonio Añoveros Ataun; obispo de SigüenzaGuadalajara, monseñor don Laureano Castán Lacoma; obispo de Córdoba, monseñor don Manuel Fernández Conde, y obispo de Vitoria, monseñor don Francisco Peralta Ballabriga. importancia de los medios fie que se sirvieron sus predecesores No se trataba, pues, de abolir o minusvaiorar las nunciaturas, pero sí de- -como pidiera el Concilio- precisar el oficio y la función fie los representantes papales. Y esta precisión consiste en una acentuación del aspecto religioso de esa función. A través de nuestros representantes- -dice el Pontífice- -participaremos Nos en la misma vida de nuestros hijos y, como insertándonos en ella, venimos a conocer, de modo más rápido y seguro, sus nece- sidades e íntimas aspiraciones. La actividad del representante pontificio- -prosigue el Motu proprio -ofrece ante todo un precioso servicio a los obispos, a los sacerdotes, a los religiosos y a todos los católicos fiel lugar, que encontrarán en él sostén y tutela, en cuanto que representa una autoridad superior que está al servicio fie tofios. Su misión no se superpone al ejercicio del pofier de los obispos, ni lo sustituye, ni lo estorba, sino que lo respeta, lo favorece y lo sostiene con fraterno y discreto consejo. Mas esta función no agota la misión del nuncio. Nos enviamos también nuestros legados a las supremas autoridades de los Estados en los que de algún modo está presente o arraigada la Iglesia católica. Desde este segundo ángulo de su misión los nuncios deben fomentar y reforzar relaciones de recíproca comprensión, de mutua coordinación y colaboración, prevenir y sanar eventuales divergencias y todo ello no para ventaja política de la Santa Sede o de los Estados, sino para llegar a la rea lización de las grandes esperanzas humanas, de la paz entre las naciones, la tranquilidad interna y el progreso de cada país SEGUIRÁN SIENDO ECLESIÁSTICOS Partiendo de esta teología del nuncio se deriva en la segunda parte del Motu proprio toda la normativa de su gestión. Y se inicia por la afirmación de que los representantes pontificios son eclesiásticos ordinariamente vestidos de la dignidad episcopal Sólo más tarde- -cuando se trata de representantes pontificios anteuorganizaciones internacionales o conferencias o Congresos- -se dice que podrán ser eclesiásticos o laicos. La decisión parece dimanar claramente del concepto de representante del Papa en cuanto pastor de la Iglesia universal y de su función jerárquica y de 0 CAPATAZ A 6 RIC 0 LA SE N E C E S I T A Residencia pueblo Andalucía Escribir a maño con historial y pretensiones a: Sr. Anunciante núm. 68.652 de Publicidad MARTHE. Vergara, 16. BARCELONA- 2