Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M A R T E S 17 DE J U N I O DE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 77. éstos difíciles de lograr, no pudo centrar el interés de los espectadores en el ruedo y alejarlos de lo futbolístico. Con alivio mata de dos pinchazos, media con descabello al segundo golpe. Antonio Gil tiene poca fijeza para torear, anda siempre nervíosillo, con buenos Plaza de toros de Madrid. Seis no- estar en familia. Hay bastante más gente deseos, pero con voluntad atropellada. Sus villos de don José Luis Vázquez, para de la que pensaba. Apenas si se distinguen dos faenas no sobrepasaron lo corriente. En José Luis Segura, Antonio Gil y Ra- los futbolísticos bilbaínos e ilicitanos, pe- el segundo, al levantarse de un pase de rofael Torres, de Sevilla, nuevo en esta ro a mi alrededor, antes del paseíllo, no dillas, resulta, cogido, así como al iniciar se oye hablar de Rafael Torres, el torero una chicuelina en el quinto, que iba poco plaza. sevillano, nuevo en esta plaza, que a finales a la muleta, en parte porque el torero le El domingo fue en Madrid un día absor- de la temporada pasada armó en Sevilla un ahogaba con esa cosa horrible que llaman bido por el fútbol. Miles de partidarios del pitóte taurino de esos que se arman en la el encimismo, que no es más que uno de Atlético de Bilbao y del Elche se apiñaban Maestranza cuando un torero de la tierra tantos camelos para no torear. Mal con la en las calles céntricas. La calle de la yic- andaluza apunta la gracia de su toreo, espada. El segundo murió de dos pinchatoria, que es la más taurina de los Madriles, coincidente con los gustos sevillanos. No zos, una estocada y un par de descabellos. fue conquistada por el fútbol. Cuando a la oigo más que pronósticos seguidos de la El quinto, de dos pinchazos y media. Banuna de la tarde me acerco a las taquillas discusión consiguiente acerca de quien ga- derilleó con las cortas al segundo con el de la empresa de la plaza de toros, ante nara si el Atlético o el Elche. Ni siquiera falso quiebro. ellas el gentío pasa de largo. Soy el único el desfile de las cuadrillas corta los coRafael Torres, si le juzgamos por lo que cliente en aquellos momentos. Por la calle mentarios futbolísticos. hizo con la capa, no es el torero que espeapenas se puede andar. El griterío es enramos, el torero que la maneje como exige sordecedor. Unos gritan con terrible potenla Ni tampoco la salida del primer novillo, el arte y no la rutina. Con losmuleta, en cia de voz: Atlético! ¡Atlético Otros, con cambio, sorprendió hasta a futbolistas no menos vozarrón, claman desesperados: de buen trapío, como todos los restantes, con dos faenas que tuvieron el inestimable ¡Elche! ¡Elche Ni el Atlético ni el El- con cu genio, que también poseyeron los mérito en estos tiempos taurinos abrumache responden a estas llamadas con re- otros cinco, genio sin aspereza que a veces dos por la monotonía, de la variedad. Utitumbo de angustia. Los voceadores, como se doblegaba por la debilidad de sus patas, lizó el natural y el redondo mezclados con extrañados de este silencio, repiten con por lo que, salvo el sexto, todos se conten- adornos por la cara y apoyados en remataron con una vara. Primero, tercero y tes de buen aire torero, sin incidir en ¡os insistecia su invocación. Atrae mis miradas un hombre ya entra- sexto fueron los más bravos para el tore- ya apestosos pases de pecho, que ni son do en años, tocado con una especie de ro. La faena de muleta de José Luis Segu- de pecho ni son pases. En el tercero inscasquete blanco y verde, en el que se lee: ra al primero fue lo que se dice una faena correcta en el sentido de libre de errores o defectos con arreglo a las reglas de los dos pases. Segura llevaba al novillo toreado, con mando, largura y temple, pero lo llevaba fríamente, con el mecanismo fácil, tan habitual en los toreros actuales. La gente aplaudía, pero mientras aplaudía continuaba enzarzada en sus pronósticos y polémicas futbolísticas, a vueltas con el Atlético y el Elche. Quizá una buena estocada de Segura hubiera hecho olvidar Iá preocupación de los goles, pero mata mal, de dos pinchazos y una estocada. El cuarto era un tanto reservón al embestir, y Segura. al no salirse de los das pases y resultar NOVILLADA EN MADRID NOVILLADA FUTBOLÍSTICA en todas las medidas precios ventajosos José Luis Segura, remata un quite El Elche viene por la copa. Camina solitario entre la multitud, como ajeno al tumulto. Ya como ensimismado y de improviso se detiene. Eleva sus ojos y sus brazos al cielo y con acento compungido exclama con toda la fuerza de sus pulmones: ¡Elche! ¡Elche Y con gesto de desesperanza se abaten brazos y ojos porque a su lado cinco juveniles voces femeninas responden como un eco alucinante: ¡Atlético! ¡Atlético! Al hombre solitario se le acercan las cinco jovencitas y otros tantos mozallones. Una de las muchachas le pregunta: ¿Usted viene de Elche por la copa? El hombre asiente con la cabeza. La muchacha le toma deü brazo y le dice: Venga usted conmigo. Ya la ganó. ¿La quiere de blanco o de tinto? Y le arrastra a un bar y en él se pierden. Camino de las Ventas me encuentro con numerosos grupos de personas de ambos sexos, cansino su paso, desmadejados, con el aire incierto del que no sabe a donde va y que de vez en cuando emiten no un grito, sino un suspiro sonoro; unos, ¡Atlético! otros, ¡Elche! Comprendo su entusiasmo, me explico, el arrostrar las fatigas de un Viaje rápido y sin hospedaje seguro. Lo comprendo y me lo explico todo menos la i necesidad de Ir por las calles vociferando: jAtlético o suspirando: ¡Elche! Creí que en la plaza de toros íbamos a Rafael Torres, en el sexto toro, hace filigranas con el capote frumento con muy buenas maneras, en medio de la faena, tres ayudados por bajo. ¡Gracias a Dios que vemos torear de muleta a dos manos! Puedo dar fe de que esos tres ayudados acallaron los comentarios futbolísticos, que fueron asimismo mucho menores durante las dos faenas de Rafael Torres. Tal vez en la del sexto abusó un poco del toreo por la cara, que estuvo más contenido en la del tercero, en su conjunto más lograda. Ya saben ustedes de mi enemiga a las profecías. A lo que veo me atengo y lo que vi en Torres me pareció la esperanza de un torero que con cierta gracia y buen gusto pretende torear apartándose de la rutina. Esto ya es algo. Esto puede ser mucho. Con todas veras deseo que las excelentes intenciones de Torres se confirmen y no se amere como tantos otros que con indudable calidad han caído en la tela de araña de la rutina. Mató al tercero de un pinchazo y una estocada, dando la vuelta al ruedo. Al sexto, de una estocada, cortando una oreja. ¿Quién habrá ganado la copa? A estas horas de la noche del domingo en que escribo no 1 sé, porque no tengo ni teléfo no, ni radio, ni tele, que es la única Jornia de vivir con la posible tranquilidad. Ya me enteraré mañana, porque ahora me voy a meter en la cama tan ricamente. ¿Quién habrá respondiáo triunfalmente a las an- Todo en muebles transformables CENTRAL DEL MUEBLE MALDONADO, 60 (entre Contfa de Pt la ver y Francisco Sllveta) firma cortocida, solvente, bien introducida en librerías y oficinas técnicas, con almacén oficina, vehículos para reparto y personal especializado solicita delegación o representación de fábricas de papeles o artículos para oficinas técnicas. Dirijan ofertas al número 5.452. Apartado 1364- BILBAO