Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M A R T E S 17 DE J U N I O DE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 67. EL REAL MADRID, CAMPEÓN DE JUVENILES Ganó en la final, por un gol a cero, al Triana- Antes de la final entre el Atlético de Bilbao y el Elche se jugó la final del Campeonato Nacional Juvenil entre el Real Madrid y el Triana. de Sevilla. El encuentro respondió a lo esperado, porque hubo buen fútbol y muchos deseos de alzarse con el triunfo, que al final favoreció al Real Madrid por la mínima diferencia de un gol a cero, marcado a los tres minutos de la segunda parte en remate de cabeza del interior derecha. Del Bosque, a un comer sacado por Vellisco. La primera parte tuvo más nivelación en el juego, pues el Triana. con una táctica más de contención, basó su juego en contraataques llevados con gran rapidez y creando peligro en varias ocasiones ante los defensores madrileños. Por su parte, el Real Madr. id, adelantando más sus jugadores a un ataque abierto y profundo, creó más ocasiones de marcar, pero el portero sevillano, con gran acierto y visión, neutralizó cuanto llegó a su área. En la segunda parte, aü marcar tan pronto el Madrid su gol y que habría de ser el único del partido, hizo que serenase más su juego, ejerciendo entonces mayor dominio territorial y un fútbol más ligado y penetrante. El Triana, por su parte, algo agotado, acusó desfondamiento. dejando que el Madrid tuviese mayor mando en su hacer. Los lócalas tuvieron bastantes ocasiones de marcar en esta fase, pero la buena actuación del cuarteto defensivo lo impidió. No obstante el mayor dominio madridista. el Triana, con gran codicia, basado en sus dos extremos, muy rápidos, llegó a veces a inquietar al meta local, hasta el punto de que en algunas ocasiones se veía llegar la igualada. Destacaron por el Triana los dos extremos, el delantero centro, la línea defensiva y en especial el portero. En el Madrid, el trío central de la línea de ataque, el defensa TJceda y ed medio Rovi, seguido de Domínguez, bajo los palos. Arbitró fácilmente y con acierto el vizcaíno Pelayo Serrano, y los equipos fueron: Triana: Campos; Rubio, Portillo, Chico; Vilches, Bizcocho; Molina, Gristino. Calero, Puertas y Garlito. En la segunda parte Cristo sustituyó a Vilches por lesión. Keal Madrid: Domínguez; Alvaros, Uceda, Heredia, Rovi, Corel; Vellisco, Del Bosque, Planelles, Royo y De Diego. FÚTBOL UN GOL DE ARIETA, A OCHO MINUTOS DEL FINAL, DIO LA COPA DEL GENERALÍSIMO AL ATLÉTICO DE BILBAO El Elche dominó ampliamente a su rival en la primera parte, pero después sus jugadores mostraron cansancio Alineaciones. -ATLETICO BILBAO: Iríbar; Sáez, Echeberría, Aranguren; Igartua, Larrauri; Argoitia, Urlarte, Arieta, Clemente, Rojo. -ELCHE: Araquistain; Ballester, Iborra, González; Lezcano, Llompart; Serena, Curro, Vavá, Asensi, Casco. Entrada. -Lleno total, con multitud de banderas y pancartas de los dos equipos, animación constante a los jugadores, sobresaliendo los seguidores vascos en este aspecto. Terreno de juego. -En muy buenas condiciones, digno de la importancia que una final de Copa requiere. Temperatura y otros factores. -La temperatura ambiente sería de unos quince grados, sin que el vientecillo se notase en el terreno de juego. Ideal para jugar al fútbol, sin que los rigores del sol hagan subir los grados naturales. Gala del partido. -S. E. el Jefe del Estado, presenció el encuentro en el palco presidencial, acompañado de su esposa, de los ministros de Gobernación y secretario general del Movimiento y delegado nacional de Educación Física y Deportes con sus respectivas esposas y del presidente de la Real Federación Española de Fútbol y de los dos clubs finalistas. S. E. el Jefe del Estado, que al principio entregó la Copa al capitán del equipo juvenil del Real Madrid, hizo entrega del trofeo de su nombre al capitán del Atléticp de Bilbao. Arbitraje. -Buen arbitraje en general el realizado por el señor Camachq, pues dejó jugar y sancionó las entradas duras para evitar que los ánimos se excitaran. Tuvo un error que pudo ser importante y de graves consecuencias, cuando en la segunda parte, caído en el suelo el ilicitano Asensi. hizo ademán de que no se reanudase el. juego, pero sacó el balón Iríbar, y el arbitro dejó que el avance del Atlético siguiera, pese a que el jugador caído no se levantaba. Si en el avance del equipo bilbaíno se hubiese producido un gol, no hay duda de que el arbitro hubiese sido responsable del escándalo. Gol. -El único tanto del partido se marcó a los treinta y siete minutos de la segunda parte. En un avance del Atlético el balón llegó a Arieta, para internarse por el centro, esquivar dos entradas de los ilicitanos y tirar fuerte y alto para llevar el balón al fondo de la portería de Araquistain. RESULTADO DEL PRIMER TIEMPO: ATLÉTICO DE BILBAO, 0; ELCHE, 0. RESULTADO FINAL. ATLÉTICO DE BILBAO, 1; ELCHE, 0. Una vez más él Atlético de Bilbao ganó la Copa. Una vez más los miles de bilbaínos que forman esa gran romería de la final han cantado el alirón en la capital con alegría y orgullo, con plena satisfacción. Su viaje ha tenido la compensación dé ver a su equipo triunfador. No resultó fácil, sin embargo, esto, porque el Elche fue no sólo un digno finalista, el Elche fue en todo momento un rival del Atlético y en la primera parte un equipo claramente superior, que muy bien pudo haber forjado en ese plazo la victoria que le habría dado su primer título de Campeón de Copa frente al equipo que a lo largo de la historia más veces la ha conseguido. Se había dicho que la final, pese a la historia y a la posible veteranía o costumbre de jugar partidos decisivos por parte del club bilbaíno, se presentaba equilibrada y sin claro pronóstico y, en efecto, así fue en la realidad. Fero el equilibrio se tradujo en el dominio, en la imposición de cada uno de los equipos en cada una de las partes. En el primer tiempo el Elche fue claramente superior y creó ocasiones de gol. El que no llegara a consolidarlas no es culpa de sus jugadores. Ellos hicieron todo lo posible. Funcionó el equipo con un plan de juego, con fiel servidumbre de todos los hombres, lo mismo en la defensa que en el ataque. Firme aquélla, con mareaje a los delanteros vascos y casi siempre Iborra y González con superioridad por el centro, constituyendo una aduana casi tan cerrada como la de Gibraltar ahora. Por eso, pese a sus intentos, los delanteros vascos nunca crearon peligro de verdad ante la portería de Araquistain. Crea en ese primer plazo el equipo levantino mucho más peligro que el Atlético. Con Asensi EM EL PASEO DE LA HABANA Jardín, Piscina, Gimnasio, Garaje, Informes: Rosales, 28- Tel. 247 36 09 PISO DE LUJO CLICHÉS DE ESPAÍÍA MURALES y todo tipo de fotografía negro y color COLEGIATA, 6, PISOS TERMINADOS- GARAJE PROPIO KIN DEL- FOTO S i M i aSTÜBIO- TALLER rellana 6, bajo derecha. XeI. 419005?