Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES 17 PE J U N I O DE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 31. izquierda no comunista y desgarrada en su, propio interior, constatando que el comunismo francés conserva una fuerza política en este país, y observando también un centro que hoy aparece dividido en distintas orientaciones, lo cierto es que la única formación política que a pesar de su diversificación se ha mantenido en una coherencia desde el 27 de abril ha sido la del gaullismo. Es una realidad a estas horas y la retirada del general no ha provocado la dispersión ni el enfrentamiento interno, al menos hasta hoy, triunfo que en gran parte se debe a la habilidad de movimientos desplegados por Pompidou. Si a esta nota se agrega la comparación entre la personalidad de los dos adversarios- -Pompidou y Poher- parecidos en muchos aspectos, y mostrando a la vez dos enfoques políticos distintos; si a ello se añade como recordábamos veinticuatro horas antes del escrutinio, la demostración por parte de Pompidou de que su apertura ya desde el 27 de abril, se ha traducido en nombres como los de Giscard d Estaing, Duhamel o, en los últimos días, Ántoine Pinay, mientras las defecciones en el campo de Poher revelaban la ausencia de un equipo con experiencia de Gobierno, se obtiene que la suma final- -unidos estos y otros diversos factores- -tenía que proporcionar en estos momentos y en esta nación el triunfo de Pompidou en la elección para la Presidencia de la República. MERIDIANO MUNDIAL Madrid. (De nuestra Redacción. El problema número uno con que se habrá de enfrentar el segundo presidente de la V República francesa y el cuarto Gobierno del gaullismo no se sitúa en el plano político ni en el seno de las instituciones democráticas, sino en la calle y en las fábricas- -quizá también en las Universidades- Se presenta en el plano sindical. La izquierda, derrotada en la primera vuelta de las elecciones, ahogada en su profunda división, parece haber encontrado o parece buscar una salida hacia el futuro- -de la mano del partido comunista- -a través de la acción directa, por la vía extraparlamentaria. Concretamente por lo que se refiere al partido comunista, su respeto por las instituciones democráticas y por el ethos que las caracteriza ha brillado por su ausencia una vez más durante estas elecciones. Esa coacción electoral ejercida sobre su clientela para que se abstuviera de votar, aun siendo una característica típica del fuste totalitario marxista, parece menos grave aún que el propósito, anunciado ya, de llevar la acción futura por el terreno de la lucha sindical. La opción es fundamentalmente antidemocrática, y no, naturalmente, por el hecho de que se disponga a apoyar las reivindicaciones sindicales- -perfectamente compatibles con cualquier orden democrático- sino por el hecho de que espera obtener en éstas, como instrumento, todo a lo que no accede en las Cámaras, tomadas siempre por el comunismo como instrumento que se usa, pero que no se respeta. Queda, sin embargo, por ver, al margen de las satisfacciones que puedan encontrar los Sindicatos en su diálogo con el nuevo Gobierno, hasta qué punto éstos se encuentran dispuestos a consentir en una ideologizacióm muy concreta de sus fines, medios y programas. Salvo las agrupaciones directamente adscritas a la disciplina del partido comunista, el mundo sindicalista francés sé ha pronunciado, en las más de las ocasiones, por los planteamientos concretos, ciñendo su estrategia a la consecución de lo que en cada momento se proponía como justo, conveniente o necesario. Desde esta tradición no parece muy probable que los Sindicatos franceses, en general, admitan convertirse en instrumento para una acción política cuyos fines no son los suyos. Más aún, menos posible parece que se íc eologic- en los Sindicatos que la izquierda, para salir de sus contradicciones, se desideologice o altere profundamente sus planteamientos. LA BATALLA SINDICAL Ante Georges Pompidou, sin embargo, ya se coloca hoy el frente de la batalla sindical: el anuncio inmediato de reivindicaciones sociales, lanzado por la C. G. T. por Fuerzas obreras o por la Federación de Sindicatos Agrícolas. Pompidou lo esperaba, y lo sabía. El paréntesis abierto el 27 de abril está cerrado, aun cuando oficial y solemnemente el período de ínterin concluya él próximo viernes. Pero ya desde esta instancia es esa etapa nueva del huevo del general De Gaulle la que presenta su desconocido camino, cuya experiencia va a ser apasionante seguir porque toda ella está sembrada de incógnitas. -José Julio PERLADO. LLAMAMIENTO DE POMPIDOU A LA UNIDAD París 15. La jornada de hoy. es una gran victoria de la V República declaró esta noche, visiblemente emocionado, el nuevo presidente de la República Francesa, Georges Pompidou. El presidente manifestó que a partir de este momento es presidente de todos los franceses, que hayan votado por él, por su adversario o se hayan abstenido. Pompidou lanzó un llamamiento a todos los franceses pidiéndole que unamos todos nuestros esfuerzos para que viva la República y viva Francia Al iniciar su declaración ante centenares de periodistas congregados en la sede que le sirvió de permanencia durante la campaña electoral, Georges Pompidou subrayó que la reforma de la elección presidencial mediante sufragio universal, como muchas otras, se debe al general De Gaulle. -Efe. COLOMBEY, POR POMPIDOU Colombey- Lesadeux- Eglises (Francia) 15. En la población de Colombey- deux- Eglises, lugar de residencia del general De Gaulle, la votación de hoy ha sido abrumadoramente favorable a Georges Pompidou. De los doscientos cinco electores inscritos, ciento setenta y cuatro votaron por el ex primer ministro, ocho más que en la primera vuelta de la elección, hace dos semanas, según se anuncia oficialmente. Alain Poher obtuvo solamente doce votos, uno más que en la primera vuelta. Se registraron catorce abstenciones y cinco votos en blanco o nulos. -Efe- Reuter. frases dedicadas a la gran reforma de la elección del presidente de la República por el sufragio universal; reforma consolidada y consagrada ayer en frases de quien acababa de ser elegido nuevo presidente de la República. Luego, pudiéndose advertir en aquellos momentos de qué modo incidían más en Pompidou las cargas que su alto cargo le transmitían que el honor que acababa de recibir a través dé las urnas, el presidente elegido se levantó y dio un ligero traspiés en un escalón de la tñbuna, borrando inmediatamente su gesto con una comprensiva sonrisa. Después, la noche jubilosa de tos claxons, los vítores y las banderas se extendió hasta las tres de la madrugada por las avenidass de París, y sobre todo fue una nueva etapa -a la que sé refiere Couve de Murville- -la que se iniciaba. ¿Qué ha ocurrido entre ese 27 de abril y este 15 de junio, si se los compara? Van a encadenarse lógicamente muchas, interpretaciones y diversos razonamientos con distintos factores. Ayer un sociólogo francés presentaba en la televisión unos índices y unas curvas que- -paralelamente a las explicaciones más técnicas y específicamente políticas- -provocaban un curioso interés. -Trazada por una parte la curva de lo que podríamos llamar gaullismo presidencial y por otra, la que marca la trayectoria del que denominaríamos gaulUsmo legislativo se comprueban las divergencias que entre ambas han existido desde 1958. La curva de esa encarnación del gaullismo presidencial está principalmente marcada por los referendums en la V República. Su inclinación poco a poco desciende: muy alto su índice en el primer periodo de esa V República hasta llegar a 1962, es decir, en la época en que el general De Gaulle representó una idea de unanimidad nacionaV- -y donde ocho franceses sobre diez estaban satisfechos de la actuación del presidente de la República- sufre um, cambio importante a, partir de 1962, detectándose ya una caída bastante sensible y continuando en descenso esta curva hasta el primer turno de la elección presidencial de 1965, donde su índice se sitúa por debajo del 50 por 100. Desde ese primer turno la trayectoria marcha aún más en descenso, lo que podría entonces atribuirse a un declinar del gaullismo. Pero en el mismo gráfico se representa como contraste la curva del llamado gaullismo legislativo desde 1958 a 1968, la fuerza electoral de ese gaullismo aumenta, alcanzando el año pasado una altura superior al 45 por 100. Yo añadiría a todos estos razonamientos y a muchos otros que podrían hacerse y que se harán, una serie de notas a tener en cuenta ante el resultado de esta elección de Pompidou: desunida completamente la DE LUJO EXCEPCIONAL EMPLAZAMIENTO Paseo de La Habana, núm. 29, con vuelta a Concha Espina. Lev Castellana- Renta libre Exenciones fiscales Totalmente terminados Garaje finca 254 y 282 m s FACILIDADES A CONVENIR Información en la misma finca y en Paseo de La Habana, 27 1. ¡INTERESANTE OFERTA! Venta solar Canillejas- Cruz de los Caídos. Zona industrial, 4.000 m 2. Precio por repercusión. Cuatro plantas. Informa: HAYGON. Genova, 16. Teléfonos 419 05 SO- 419 28 25