Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M A R T E S 17 DE J U N I O DE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 27. mansamente su paso a las clases pasivas de la política. Pompidou será inolvidable escribe Mauriac. En enero, y como por azar, durante su estancia en Roma, anuncia sus propósitos: Todo el mundo sabe que yo seré candidato el día en que haya una elección presidencial. La frase cae como una bomba en el Elíseo, que responde secamente el 22 del mismo mes: Tengo el deber y la intención de cumplir mi mandato hasta su término. Las relaciones habían quedado definitivamente rotas. El general no hará más tarde un solo gesto para apoyar su elección a la Presidencia. EL ERROR DEL GENERAL Sólo faltaba que De Gaulle cometiese e! error de convocar un referéndum y de apostar otra vez su permanencia en el Elíseo al voto del país, que le iba a resultar forzosamente desfavorable. Ya se lo había advertido el propio Pompidou en mayo de 1968, y Giscard d Estaing en 1969, es decir, los dos grandes políticos de la V República, diríamos los superinteligentes de la casa. Pero De Gaulle no hace caso y corre a su pérdida, empujado por fuerzas de difícil interpretación. Soberbia suprema o voluntad de suicidio político para alejarse de una escena que, una vez desierta, sólo podía ser ocupada por Pompidou. Los votos del 15 de junio constituyen así la coronación de una carrera construida con la perfección de un teorema. En todos los puestos que ha ocupado a lo largo de su vida, Pompidou entra por los escalones más bajos para terminar en primera fila, empujado por la simple ley de la gravedad y como sin esfuerzo. Ahora Malraux podrá repetirle su brindis de 1968: Señor diputado por el Cantal, levanto mi copa por vuestro destino. El destino de Georges Pompidou sólo podía ser, efectivamente y como él mismo decía, un destino nacional. -Salvador LÓPEZ DE LA TORRE. miembro del Gabinete del general De Gaulle, encargado de administrar la Fundación, obliga a buscar un sustituto y el propio titular, antes de partir, recomienda al general el nombre de Pompidou como el más oportuno. Durante muchos años Pompidou desempeña su nueva- misión por simple respeto y cariño hacia el general y madatne De Gaulle, y esta circunstancia le permite progresivamente incorporarse a la reducida aristocracia del gaullismo. Su exactitud, su buen sentido, su dedicación a la obra de caridad le convierten en el personaje indispensable, cuyo conocimiento no hace más que aumentar la confianza del general por un hombre que no había pertenecido a la Resistencia, que no estaba galardonado con ninguno de los honores prodigados a los buenos soldados y que ni siquiera se afilia al R. P. F. el partido gaullista, qué alcanza tan memorable victoria en las elecciones municipales de octubre de 1947. Los instrumentos de la política personal de Pompidou han sido siempre sorprendentemente naturales. Ni se cubre de condecoraciones, a las que no tenía derecho; ni hace una carrera política en el interior de la maquinaria política del gaullismo. Si asciende es porque De Gaulle va adivinando las calidades de un hombre que comienza a tratar íntimamente a través de la Fundación Anne De Gaulle El propio Pompidou ha dicho siempre que su primera virtud había sido la paciencia. LA ENERGÍA DE MAYO Pero conviene añadir que esa paciencia se dobla de una admirable energía cuando resulta necesario, y quizá aplicando la cía- ve del carácter se comprenda mejor el éxito actual de Pompidou, que arranca, si queremos ser exactos, de su capacidad para re- primir la revolución de mayo en un momento en que todo el aparato del Estado se disolvía ante el empuje combinado de los estudiantes y de la huelga sindical. El 29 de mayo, en plena efervescencia calle i era, escribía P. Viansson- Pónte en Le Monde refiriéndose a Pompidou: El es a la vez p r i m e r ministro, ministro de Educación Nacional interino, ministro de Trabajo ante ¡os sindicatos obreros, ministro de la Función Pública ante los agentes del Estado, Ministro de Hacienda y de Economía, en cargado del presupuesto, de la moneda y de la crisis; ministro del Interior cuando la calle se amotinaba. El lo hace todo, está en todas partes, encaja y, a veces, devuelve los golpes. Se tiene la impresión de que no hay Gobierno, incluso ni siquiera Estado, sino tan sólo un hombre solitario que lucha con coraje en la tempestad. Pompidou, una vez más, empareja su voluntad y su destino. Vence a la revolución de mayo y se consolida como único sucesor posible del general. SUCESOR EN LUGAR DE DELFÍN Este cambio en la situación de Pompidou, que pasa de ser el delfín del régimen, designado por la patria potestad gaullista, al convertirse por méritos propios en un sucesor que ha sabido ganarse el puesto, trastorna demasiado la concepción del Estado del general, que pocos días más tarde- -el 4 de julio- al recibir al matrimonio Pompidou en el Elíseo, lanza la célebre frase: Parece, señora, que vuestro marido y yo hemos ganado las elecciones con la cual considera liquidada la experiencia Pompidou, convertido en un rival directo y de enorme peligro. El licénciamiento con unos breves párrafos de graciaSj al situarlo en reserva de la nación marca el final de las relaciones PompidouDe Gaulle, que habían dejado de ser las de un técnico complementario de un estratega inspirado según la definición de OFICINAS JUNTO ALCALÁ DESDE 30 a 380 m 2 Los Institutos Científicos Capilares SAN ANTONIO de París, especializados en el cuidado y conservación del cabello, comunican que sus locales de MADRID, avenida de José Antonio, 7, teléfono 22144 00; BARCELONA, Ronda de San Pedro, 8, teléfonos 231 58 83 y 221 01 08, y ZARAGOZA, calle San Miguel, 2, están abiertos sin interrupción de 11 a 20 horas los días laborables, y de 10 a 14 los sábados. En treinta minutos de examen, sin ningún compromiso, diremos si nuestro método puede ser eficaz en su caso. Estos INSTITUTOS en estas ciudades están montados e instalados de forma que las señoras y señores clientes no esperen. Para consultar sobre el método a seguir pueden presentarse durante las horas anteriormente indicadas: MADRID. Avenida de José Antonio, 7, teléfono 221 44 00. Director facultativo: Doctor PARDOS. Director: Señor Bellido. tínico instituto auténtico en España (Número de Sanidad 8 C. EN TODOS LOS PUESTOS QUE HA OCUPADO A LO LARGO DE SU VIDA, POMPIDOU ENTRA POR LOS ESCALONES MAS BAJOS PARA TERMINAR EN PRIMERA FILA Malraux, sino más bien las de un hombre que, dentro de ciertos límites, podía sostener un diálogo de potencia a potencia con el monstruo sagrado del Elíseo. En ese momento Pompidou puede esterilizar su carrera política, si los meses pasan sin ser recordado por el país, Es la fase que se extiende entre julio de 1968 y enero de 1969, la más peligrosa para este hombre que había sido primer ministro durante seis años y que había perdido 3 a gracia del príncipe. Pero sería desconocerle psnsar que, en tales condiciones, Pompidou podía aceptar PLAZAS DE GARAJE JORGE JUAN esquina LOPE DE RUEDA LOCALES COMERCIALES AMPLIAS FACILIDADES. 245 08 39 LE BISTROT DE PARÍS NUEVA DIRECCIÓN Con su bar, restaurante y terraza, NUEVO jefe de cocina francés. Ambiente selectísimo. SERRANO, 93- RESERVA DE MESA Teléfono 261 30 47 MORGAN ÍNSTALA PARQUET cuarenta y ocho horas, sin obra. Iürectamente fábrica. Garantía total. Teléfono 457 88 78 Ofrécese INGENIERO TÉCNICO Especialidad motores. T. 224 3216 (9.879)